Against The Gods Chapter 13

Advertisement

Capítulo 13 - La Peligrosa Haze

"Um ... t√≠a peque√Īa, ?por qu√© me miras con una expresi√≥n tan extra√Īa?" De repente se dio cuenta de que la atm√≥sfera se hab√≠a convertido en una Un poco inc√≥modo, Xiao Che contuvo la respiraci√≥n por un tiempo antes de preguntar cautelosamente. S√≥lo entonces los hermosos ojos de Xiao Lingxi, que ten√≠an una mirada aturdida durante mucho tiempo, temblaban ligeramente. Apresuradamente apart√≥ la mirada y baj√≥ la cabeza, escupiendo suavemente: -?No tienes miedo de que tu esposa Qingyue escuche las palabras que dijiste hace un momento? -Xiao Che hizo un show de Mirando a su alrededor, y luego inocentemente dijo: "No parece que hay alguien alrededor de nosotros, as√≠ que ?qu√© tienes miedo? Pero aunque ella me oyera, todav√≠a no tengo nada que temer. No sab√≠as que en realidad no quiere casarse conmigo, y tampoco quiero casarme con ella. Si era peque√Īa t√≠a, sin embargo ... "No hables ... !No sigas hablando!" Xiao Lingxi extendi√≥ su mano y los presion√≥ con fuerza contra sus labios , Sellando firmemente sus siguientes palabras. S√≥lo despu√©s de mucho tiempo lo liber√≥, apoyando nuevamente su cuerpo sobre el hombro de Xiao Che, diciendo pac√≠ficamente: "El peque√Īo Che, aunque soy m√°s joven que t√ļ por un a√Īo, soy sin duda su t√≠a peque√Īa . Hay algunas palabras que puedes decir a otras chicas, que no puedes decirme ... En esta vida ... no puedes decirlas ... S√© en tu coraz√≥n, piensas realmente as√≠ ... pero eso es suficiente ... "

En las dos √ļltimas frases, la voz de Xiao Lingxi se hab√≠a vuelto muy, muy tranquila. Dentro de su murmullo conten√≠a una sensaci√≥n de amargura y tristeza que romper√≠a el coraz√≥n de quien escuchara. El coraz√≥n de Xiao Che tambi√©n temblaba fuertemente. No dijo nada m√°s, cerr√≥ los ojos y escuch√≥ pac√≠ficamente la respiraci√≥n y los latidos del coraz√≥n de la chica que estaba a su lado. "Cuando era joven, era delgada, morena y corta. Todo el mundo me llam√≥ un patito feo y siempre se burlaba de m√≠, intimid√°ndome ... "Xiao Lingxi se acurruc√≥ contra √©l, una voz so√Īadora escapando de su boca:" S√≥lo t√ļ jugar√≠as conmigo. Cuando alguien me intimidaba, el peque√Īo Che siempre se apresuraba a pelear con ellos y perseguirlos. Estabas siempre cubierto de cortes y moretones ... Las heridas que recibiste en ese momento eran todas por mi culpa. Me acostumbr√©, y tambi√©n disfrut√© de la sensaci√≥n de protecci√≥n del peque√Īo Che. Cre√≠ que siempre ser√≠as capaz de protegerme de esta manera ... "Las palabras de Xiao Lingxi recordaron a Xiao Che del joven Xiao Lingxi. En ese momento, ella era realmente delgada, oscura y corta como acababa de describir, en todos los sentidos un "patito feo". Pero como era su t√≠a peque√Īa, como hombre, y tambi√©n porque era mayor que ella por un a√Īo, √©l siempre, como si fuera su misi√≥n, la protegiera con todas sus fuerzas ... ?Qui√©n podr√≠a haber pensado que esta joven Ser√≠a muy diferente de la ni√Īa que una vez fue. El una vez feo patito se hab√≠a transformado en la belleza de hoy. Qui√©n sabe cu√°ntos j√≥venes del clan Xiao regar√≠an en la boca mientras anhelaban por ella. (TL: Idiom - "esta chica cambi√≥ dieciocho veces entre la infancia y su llegada a la edad"). Despu√©s, el peque√Īo Che descubri√≥ que sus profundas venas estaban deformadas. Empec√© a cultivar amargamente mi profunda fuerza de inmediato ... porque era mi turno de proteger al peque√Īo Che. En ese momento, pens√© si era el peque√Īo Che que me proteg√≠a, o yo protegiendo al peque√Īo Che, era todo lo mismo. De cualquier manera podr√≠amos estar juntos ... No fue hasta que crec√≠ lentamente que entend√≠. Ese peque√Īo Che encontrar√≠a una esposa, y que tambi√©n tendr√≠a que casarme. En ese momento, no pod√≠amos ser como antes ... Adem√°s, de todas las chicas del mundo, la √ļnica que el peque√Īo Che no pod√≠a casarse era yo ... De todos los chicos del mundo, el √ļnico que Yo no pod√≠a casarme era el peque√Īo Che ... "

Xiao Che:" ...... "

" Despu√©s de tanto tiempo, pens√© que ya lo hab√≠a aceptado completamente. Hoy el peque√Īo Che se cas√≥. Deber√≠a ser muy feliz, pero de la ma√Īana a la noche, era como si algo se hubiera metido en el coraz√≥n. Era un dolor indescriptible. Cuando quer√≠a dormir, no pod√≠a dormirme, sin importar lo que hiciera ... Y el peque√Īo Che, cuando me dec√≠as ese tipo de palabras ... Yo estaba un poco feliz, pero tambi√©n muy triste ... ?Qu√© me ha pasado?

El est√≥mago de Xiao Che se revolvi√≥ fuertemente. Aunque todav√≠a no hab√≠a hablado en este momento, tampoco ten√≠a idea de lo que deb√≠a decir. La peligrosa sensaci√≥n nebulosa entre √©l y Xiao Lingxi naci√≥ hace mucho tiempo. Cuando se dieron cuenta de este tipo de sentimientos peligrosos y prohibidos, todav√≠a permanec√≠an juntos d√≠a y noche, pero nunca hab√≠an tenido ni un poco de conversaci√≥n honesta al respecto. M√°s bien, en sus corazones, lo culparon de afecto familiar. El √©l sin la vida de los recuerdos de Azure Cloud Continent ten√≠a un cobardeY la personalidad self-abased. Incluso hasta la muerte, s√≥lo tratar√≠a de escapar de las palabras que le eran imposibles de decir en voz alta. Hasta que esos tipos de sentimientos fueron enterrados completamente. Xiao Lingxi ... no hab√≠a revelado sus sentimientos, antes de hoy, ni siquiera una vez. Pero el Che Xiao de hoy no era el Xiao Che de ayer y dijo que esas palabras de la tierra quebrando. En respuesta, el indeciso Xiao Lingxi, en esta colina de monta√Īa trasera aislada en la profundidad de la noche, hab√≠a dejado salir sus sentimientos insuppressible que se le prohibi√≥ decir.

El coraz√≥n de Xiao Che comenz√≥ a golpear a un ritmo err√°tico . Mientras inhalaba la fragancia de esta muchacha enredadora, extendi√≥ su brazo derecho, abrazando ligeramente el cuerpo de Xiao Lingxi. El cuerpo de Xiao Lingxi tembl√≥ ligeramente, pero no se resisti√≥. Ella cerr√≥ los ojos, en silencio acurrucada encima de √©l con todo su peso corporal. El hermoso cuerpo de la chica era suave, como si no tuviera huesos, era como un jade c√°lido, fragante y suave. Su piel tierna y satinada, aunque separada por unas cuantas capas de ropa, pod√≠a hacer que el alma de una persona se sacudiera. Xiao Che no se atrevi√≥ a abrazarla con demasiada fuerza, temiendo que la asustara o le hiciera da√Īo. Sin embargo, de inmediato, sinti√≥ que un par de brazos de jade se envolv√≠an cautelosamente alrededor de su espalda, tomando la iniciativa de mantenerlo cada vez m√°s cerca. Una r√°faga de olor d√©bil y arom√°tico de un lugar desconocido tambi√©n entr√≥ en su nariz y luego continu√≥ profundamente en su coraz√≥n. La voluntad de Xiao Lingxi disolvi√≥ la vacilaci√≥n en el coraz√≥n de Xiao Che. Extendi√≥ el brazo izquierdo para abrazar su delgada cintura, pero su mente se congel√≥ de repente. El destino de su brazo hab√≠a cambiado accidentalmente. Al aterrizar, la sensaci√≥n de un bulto suave y caliente se transmiti√≥ a su mano. "Ah ..." La boca de Xiao Lingxi lanz√≥ un gemido. La mente de Xiao Che era un desastre. Inmediatamente quiso quitarle la mano, pero el suave brazo de jade de Xiao Lingxi descansaba sobre la mano que la hab√≠a agarrado primero. Al principio, Xiao Che pens√≥ que quer√≠a quitarle la mano que accidentalmente la hab√≠a violado, pero ... su mano de jade s√≥lo agarr√≥ su palma y descans√≥ all√≠, sin alejarse, pero sin permitirle que se moviera. Entre estos senos alt√≠simos, Xiao Che todav√≠a pod√≠a sentir claramente sus latidos salvajes. El sonido de la respiraci√≥n de Xiao Lingxi era √°spero y pesado. Un rubor se hab√≠a extendido desde hace tiempo de su rostro a su cuello de jade de color nieve. Cerr√≥ fuertemente los ojos y hundi√≥ la cabeza contra su pecho, completamente inm√≥vil, como si intentara probar que ya se hab√≠a dormido. Xiao Che cerr√≥ los ojos, completamente quieto y completamente silencioso, el Dos de ellos abraz√°ndose pac√≠ficamente unos contra otros. En este punto, ninguno de los dos estaba dispuesto a hablar ... porque eso romper√≠a este sue√Īo completamente imperturbado. La noche se hab√≠a hecho m√°s profunda. Cuando Xia Qingyue los encontr√≥, segu√≠an en la misma posici√≥n, pero hab√≠an ca√≠do en un sue√Īo profundo. Xia Qingyue hab√≠a salido a buscar a Xiao Che. Originalmente pensaba que acababa de salir para respirar aire fresco. Mientras estaba fuera "tomando un soplo de aire fresco", ella tambi√©n hab√≠a dejado la cama y hab√≠a extendido la manta en esa esquina para que pudiera dormir all√≠ a su regreso. Pero despu√©s de esperar mucho tiempo, todav√≠a no hab√≠a vuelto. En cambio, de la direcci√≥n de los sonidos anteriores, parec√≠a haber subido por la pared hacia las monta√Īas traseras del clan Xiao.

Con su d√©bil fuerza profunda s√≥lo en el primer nivel del reino elemental profundo, hab√≠a ido a las monta√Īas traseras, durante tanto tiempo sin volver, en medio de la noche ... Xia Qingyue finalmente no pudo sostener Y sali√≥ a buscarlo. As√≠, dejando que ella fuera testigo de esta escena ante ella, que le hizo mirar con asombro.

Hoy fue su primer d√≠a y Xiao Che como una pareja casada. Cuando la recogi√≥ en el camino hacia el clan Xiao, su tranquila actitud conten√≠a orgullo. En la sala de reuniones, retuvo su ira y su odio. En la c√°mara nupcial, aunque dec√≠a todo tipo de cosas y ten√≠a una boca vulgar, su expresi√≥n y la mirada en sus ojos se balanceaban sin cesar entre la confusi√≥n, la falta de voluntad y el desaliento. Hab√≠a incluso una soledad desolada que ni siquiera ella pod√≠a entender .... Pero ahora, el que estaba acurrucado junto con Xiao Lingxi dorm√≠a con incomparable firmeza. La comisura de su boca se alz√≥ ligeramente, revelando claramente una c√°lida sonrisa. Sus cinco sentidos estaban completamente relajados, su expresi√≥n flota, tranquila y pac√≠fica como un beb√© durmiendo en el seno de su madre. De repente, una sensaci√≥n inc√≥moda flot√≥ en el coraz√≥n de Xia Qingyue ... por supuesto, esto no significaba Que ten√≠a sentimientos hacia Xiao Che. Pero ella y Xiao Che se hab√≠an convertido en una pareja casada. Ella siempre hab√≠a cre√≠do que este matrimonio era s√≥lo una formalidad para ella, que el estatus de marido o esposa tambi√©n eran meros t√≠tulos, y que nada pod√≠a causar ni siquiera las ligerasT ondulaci√≥n en su coraz√≥n. Sin embargo, en algunas cosas, el coraz√≥n no siempre sigue la expectativa de una persona. Esto era especialmente cierto para las mujeres que, a menos que no tuvieran coraz√≥n, eran m√°s propensas al sentimentalismo. Despu√©s de todo, ella y Xiao Che ya eran marido y mujer. Aunque, en sus pensamientos, no le importaba en absoluto acerca de este tipo de uni√≥n, pero el hecho de que Xiao Che fuera ahora su marido todav√≠a estar√≠a claramente impreso en su subconsciente. Puesto que √©l era su marido, √©l deb√≠a pertenecer leg√≠timamente s√≥lo a ella. En cambio, en su noche de bodas, se hab√≠a acurrucado con otra mujer hasta que ambos se hab√≠an quedado dormidos, con una expresi√≥n tan c√°lida y contundente en su rostro ... Su subconsciente naturalmente elevar√≠a esa clase de reacci√≥n desconocida. Si la ni√Īa era su peque√Īa t√≠a. Este tipo de sentimiento inc√≥modo caus√≥ que su coraz√≥n, h√ļmedo y tranquilo, se tizara ligeramente. Esta sensaci√≥n de irritaci√≥n le permiti√≥ despertarse inmediatamente de su ensue√Īo, y concentrar r√°pidamente toda su atenci√≥n en su coraz√≥n. Despu√©s de un largo tiempo, el sentimiento espinoso desapareci√≥ gradualmente y su coraz√≥n ya hab√≠a desaparecido por completo. No molest√≥ a Xiao Che y Xiao Lingxi y, con pasos ligeros, se fue sin un sonido.

P> Despu√©s de un corto tiempo, Xia Qingyue volvi√≥ sin prisas, con una manta carmes√≠ en sus brazos. Coloc√≥ con cuidado la manta encima de los cuerpos de Xiao Che y Xiao Lingxi y una vez m√°s se fue sin hacer ruido. Cuando Xiao Che se despert√≥, Ya era alba. Encajada contra su pecho, Xiao Lingxi segu√≠a durmiendo profundamente, su postura durmiente encantadoramente dulce ... si uno ignoraba el globo grande de la saliva en su pecho. Su sue√Īo enmascar√≥ la mente poco a poco aclar√≥, y poco a poco, La escena de la noche anterior se repiti√≥ en la cabeza de Xiao Che. Aunque su hombro estaba entumecido y dolorido despu√©s de una noche entera, no se atrev√≠a a moverse ni siquiera un poco para no molestar el sue√Īo tranquilo de Xiao Lingxi. Fue tambi√©n en este momento que de repente descubri√≥ la manta carmes√≠ que cubre su cuerpo. "Bueno ... f * ck ..." Mientras levantaba su mano para agarrar la manta, un rugido bajo, incontrolable arroj√≥ de La boca de Xiao Che ... Esta era claramente la manta que acababa de prepararse ayer y hab√≠a sido colocada en la cama nupcial de la habitaci√≥n. Xiao Che levant√≥ la vista hacia su propio patio, Gemir ... En la noche de bodas, no s√≥lo no estaba en la c√°mara nupcial, sino que tambi√©n hab√≠a salido y dormido con otra mujer, toda la noche. Su reci√©n casada esposa tambi√©n personalmente se ejecut√≥ a entregar una manta.

Este escenario ... fue realmente emocionante!

                        

Advertisement

Share Novel Against The Gods Chapter 13

#Read#Novela##Against#The#Gods#Chapter#13