Martial God Asura Chapter 524

Advertisement

MGA: Capítulo 524 - El Gran Enemigo ha sido Eradicado Las llamas intensas e intensas eran como feroces bestias. Cubrieron el cielo y el suelo en esa zona, y quemaron sin restricción. En un instante, las personas de los dos clanes fueron consumidas por las llamas. Se derritieron, se quemaron en cenizas, y ni siquiera quedó residuos.

"Tan poderoso. Los horribles oc√©anos de los incendios fueron de hecho dejados por √©l! "Mirando las interminables y cambiantes llamas intensas rodando y movi√©ndose alrededor de √©l, Chu Feng murmur√≥ para s√≠ mismo. Aunque estaba dentro de la formaci√≥n de Esp√≠ritu de oro y no pod√≠a Ser afectado por las llamas en absoluto, s√≥lo mirando la atm√≥sfera, pod√≠a ver lo horrible de la llama, y ‚Äč‚Äčllamas como esas le hizo pensar en los dos oc√©anos de fuego en la provincia de Azure.

Uno Estaba en el desierto desolado, el otro estaba en la Plum Flower School. Los océanos de fuego en ambos lugares eran extremadamente aterradores. Los cultivadores no podían acercarse a ellos, y ambos eran vistos como áreas prohibidas. En ese momento, Chu Feng había sospechado si esos horribles océanos de fuego eran hechos por el hombre, era posible que fueran creados por este hombre aterrador ?

En aquel entonces, él sólo adivinó, pero hoy, él confirmó ese hecho.

"Ayaya, una basura. Simplemente demasiado derrochador. !Tantos reinos del Cielo! !Tanta energía de la fuente del reino del Cielo, e incluso hay dos en el noveno nivel del reino del Cielo! Sin embargo, murieron así. !Por lo menos deja un cadáver completo para que perfeccione toda la energía de la Fuente! "Sin embargo, justo en ese momento, Eggy saltó y saltó mientras gritaba en voz alta con una cara llena de dolor. Aunque en la actualidad, la energía de la Fuente en el reino del Cielo no le permitiera hacer más avances, para ella, todavía eran muy tentadoras. Enfrentando esa situación, Chu Feng sólo pudo sonreír amargamente. Aunque el hombre aterrorizante escuchó sus palabras hasta ahora, después de todo, su mente estaba confundida. Chu Feng no podía controlar muchas cosas, por ejemplo, el poder de sus ataques.

Pero en la actualidad, a Chu Feng, no estaba demasiado preocupado por esas peque√Īas p√©rdidas. Sent√≠a que mientras pudiera seguir controlando a ese hombre, estar√≠a satisfecho. Fue porque el Fundador del Drag√≥n Azure dijo que posiblemente no era un Se√Īor Marcial, sino un Rey Marcial.

Siempre que se imaginara tener un experto en Martial King como secuaces junto a él, hizo que Chu Feng tuviera una sensación de seguridad que nunca antes había tenido.

"Estas llamas son demasiado Aterradores, y da√Īar√°n a los inocentes. ?Es capaz de retractarse? "Chu Feng le pregunt√≥ al hombre." Las llamas furiosas del cielo ardiente vienen de mi cuerpo. Ellos nacen como yo deseo, y se extinguen como deseo. Si quiero que se vayan, naturalmente, se habr√°n ido. "La mirada del hombre aterrorizante destell√≥, y las llamas alrededor de √©l fueron como la marea mientras se dirig√≠an hacia su cuerpo. Con s√≥lo un parpadeo, las horribles llamas desaparecieron.

Pero al mirar hacia el suelo, ya se hab√≠a convertido en un desastre. Despu√©s de eso, Chu Feng no ten√≠a prisa por llevar al hombre a la dinast√≠a Jiang. Puesto que el peligro inminente fue disuelto de todos modos, y el monstruoso rey del mono y el fundador del drag√≥n azul estaban all√≠ para sostener el fuerte, en el lado de la dinast√≠a de Jiang, ning√ļn accidente debe suceder. Y debido al factor inestable de El hombre, Chu Feng necesitaba controlarlo y entenderlo.

Entonces, con m√©todos especiales, Chu Feng comenz√≥ a cuestionar al hombre. Quer√≠a entender m√°s profundamente al hombre para mejor conocerse a s√≠ mismo. Pero por alguna raz√≥n desconocida, la conciencia del hombre estaba muy confusa. Era como si su memoria estuviera siendo atada por alguien, y en realidad no sab√≠a a qu√© se llamaba, ni sab√≠a de d√≥nde ven√≠a, ni siquiera saber qui√©n era el padre de Chu Feng y de d√≥nde ven√≠a Chu Feng. S√≥lo recordaba algunas secciones fragmentadas, y armaba esas secciones juntas, que formaban una misi√≥n: ten√≠a que proteger a Chu Feng. Si algo malo le ocurriera, un desastre vendr√≠a a su manera. Cuando Chu Feng lo interrog√≥ profundamente, el hombre actu√≥ como si sintiera horror extremo y de hecho comenzara a escupir tonter√≠as. Por otra parte, √©l perdi√≥ su cultivaci√≥n aterrorizante actual, y volvi√≥ a su estado insano y est√ļpido, y no reconoci√≥ simplemente Chu Feng. Al principio, Chu Feng estaba un poco preocupado, pero √©l no entr√≥ en p√°nico desde que √©l Parec√≠a aprehender gradualmente el m√©todo para hacerle recuperar su fuerza. Ese m√©todo era hacer un movimiento en la cicatriz de su frente. Ese lugar era su punto d√©bil. Mientras √©l tocara ese lugar, el hombre recuperar√≠a su fuerza. Y la realidad era as√≠. Cuando Chu Feng agarr√≥ lo que era apropiado y despu√©s de tocar la cicatriz en la frente del hombre, en realidad recuper√≥ su fuerza. Adem√°s, estaba incomparablemente furioso,Y olvid√≥ qui√©n era Chu Feng de nuevo.

Pero afortunadamente, Chu Feng agarr√≥ el punto d√©bil actual del hombre. Muy r√°pidamente, hizo que el hombre se sometiera a s√≠ mismo otra vez, pero la cosa Chu Feng no pod√≠a hacer nada acerca de cada vez que hac√≠a una pregunta profundamente acerca de su propio padre, se hundir√≠a en miedo extremo de nuevo, por lo que Chu Feng s√≥lo plana dej√≥ de preguntar Sab√≠a que con el estado actual del hombre, no pod√≠a precipitarse si quer√≠a saber su identidad. Deb√≠a avanzar lentamente y entender al hombre poco a poco. S√≥lo comprendiendo mucho acerca de √©l, podr√≠a despertar sus recuerdos. Y despu√©s de sentir que pod√≠a controlar a fondo al hombre, o al menos impedirle ir en un alboroto al matar a inocentes, Chu Feng lo trajo de vuelta A la dinast√≠a de Jiang. Actualmente, la gente de la dinast√≠a de Jiang todav√≠a era sumergida en corazones temerosos y la inquietud extrema. Fue porque todo lo que pas√≥ antes era simplemente como un sue√Īo. Les hizo sentir que todo era tan poco realista. Especialmente cuando recordaron que una persona tan horrorosa y poderosa apareci√≥ en el continente de las Nueve Provincias, y que tambi√©n sigui√≥ cada palabra que Chu Feng dijo, como si fuera el siervo de Chu Feng. Record√≥ que, hasta ahora, todav√≠a sent√≠an incredulidad, y fue precisamente esa incredulidad lo que les hizo incapaces de estar seguros de si el peligro hab√≠a desaparecido o no. As√≠ que, en ese instante, ellos Estaban esperando a una persona, y fue Chu Feng. Fue porque Chu Feng ya se convirti√≥ en un personaje crucial en cuanto a la supervivencia de su Dinast√≠a Jiang. Chu Feng fue capaz de traerles la respuesta de si el peligro se disolvi√≥ o no.

"Mira, Chu Feng ha vuelto!"

"!Eso es verdad! Chu Feng ha vuelto! Milord, Chu Feng ha vuelto! "De repente, alguien se√Īal√≥ al sur y grit√≥ en voz alta, siendo incomparablemente emocionado. En ese instante, los que estaban en el reino del Cielo todos se elevaron al cielo y lanzaron sus miradas Hacia el sur. Despu√©s de ver a Chu Feng realmente traer a un hombre de rostro en blanco de nuevo y estaba volviendo r√°pidamente, no pod√≠an dejar de regocijarse. "Chu Feng, ?c√≥mo es?" Feng, ?d√≥nde est√° la dinast√≠a Ji y la dinast√≠a Liu? El emperador de la dinast√≠a de Jiang, as√≠ como un grupo de expertos como Jiang Hengyuan le dieron la bienvenida primero. Viendo sus expresiones nerviosas, Chu Feng sonri√≥ levemente y luego dijo: "El Ji El antiguo antepasado de la dinast√≠a, antiguo antepasado de la dinast√≠a Liu, as√≠ como su gente que entr√≥ en el continente de las nueve provincias, ha desaparecido eternamente de este mundo. El gran enemigo de las nueve provincias ha sido erradicado. "Chu Feng, ?son verdaderas tus palabras ?!" En ese instante, la muchedumbre de la dinast√≠a de Jiang se sorprendi√≥ gozosamente, pero tambi√©n ligeramente "No se atreva a creerlo." Absolutamente cierto. "Chu Feng firmemente asinti√≥ con la cabeza." Esto es genial, esto es genial! Esto es realmente genial! "En ese instante, una indirecta de alivio, as√≠ como excitaci√≥n indescriptible, surgi√≥ en la cara del emperador de la dinast√≠a de Jiang. Por otra parte, √©l continuamente dijo tres "grandes", porque realmente no pod√≠a controlar a s√≠ mismo de la emoci√≥n.

Y aparte de él, casi todos los demás en la escena era la misma.

P                         

Advertisement

Share Novel Martial God Asura Chapter 524

#Read#Novela##Martial#God#Asura#Chapter#524