Martial God Asura Chapter 911

Advertisement

MGA: Capítulo 911 - Derribando el puente después de cruzar el río

* boom boom boom boom * En el cielo, Murong Mingtian fue En una batalla con Lady Piaomiao. Dos Reyes Marciales de dos rangos, ambos armados con Armamentos Reales, estaban intercambiando ataques de ida y vuelta. No hab√≠a fin a su uso de poderosas habilidades marciales y ataques feroces. Su fuerza era demasiado feroz;Incluso la alianza de ej√©rcitos no pudo evitar retroceder, temerosos de ser arrastrados por las violentas ondas de choque y de perder sus vidas. A pesar de que el ej√©rcito del Archipi√©lago de la Ejecuci√≥n Inmortal evit√≥ la matanza de Lady Piaomiao por Murong Mingtian, En ese mismo momento, estaban frunciendo fuertemente las cejas. La batalla entre dos Reyes Marciales de rango seis era aterradora y devastadora. No importa la velocidad, o el poder, una persona t√≠pica no era ning√ļn partido para cualquiera. Mucha gente viendo ni siquiera pod√≠a ver claramente sus ataques. S√≥lo pod√≠an ver las violentas ondas de choque estallando y extendi√©ndose por todo el cielo. Sin embargo, no eran tontos. Despu√©s de un breve intercambio de golpes, descubrieron que, como dijo Jiang Qisha, Murong Mingtian realmente no era rival para Lady Piaomiao. Incluso en el instante en que comenzaron a pelear, Lady Piaomiao fue quien tom√≥ la ventaja y Continu√≥ suprimiendo Murong Mingtian. Adem√°s, el nivel de supresi√≥n se hizo m√°s claro y m√°s claro. Ahora parec√≠a que iba a ser derrotado pronto. Todo el mundo sinti√≥ temor al ver esto. Murong Mingtian, a sus ojos, era la √ļnica existencia que pod√≠a pelear contra Lady Piaomiao. Si le ocurriera algo, se podr√≠a imaginar la situaci√≥n con la que se enfrentar√≠an, recordando las horribles y extra√Īas aves de Lady Piaomiao. Una persona tan poderosa como Lady Piaomiao no pod√≠a ser derrotada por n√ļmeros solos. No importaba la cantidad de gente que ten√≠an. Frente a Lady Piaomiao, no eran m√°s que hormigas. Si quer√≠a matarlos, lo har√≠a, y no requerir√≠a ning√ļn esfuerzo. El miedo impregnaba los corazones de todos. Una intranquilidad salpic√≥ sus rostros. El poder de Lady Piaomiao hab√≠a sobrepasado su imaginaci√≥n. Antes, cuando la Seca del Demonio Democr√°tico todav√≠a gobernaba la Regi√≥n del Mar Oriental, cuando el poder de la cabeza de la secta sorprendi√≥ al mundo, casi nadie pod√≠a derrotar a la Jefe de la secci√≥n de demonios nocturnos.

Sin embargo, en aquel entonces, alguien hab√≠a dicho que lady Piaomiao era la √ļnica persona que era m√°s o menos igual a la cabeza de la secta. Muchas personas no cre√≠an eso, pero ahora, hoy lo hacen.

* boom *

* boom * Justo en ese momento, las explosiones interminables volvieron a sonar. Al mismo tiempo, las capas sobre capas de ondas de choque incontrolables estallaron. A pesar de que, debido a la distancia, las ondas de choque eran inofensivas, los huracanes que surgieron a causa de las ondas de choque fueron tremendamente llamativos. Con una fuerza creciente, la ola enorme de vendaval corriendo a trav√©s del aire se abalanz√≥ sobre el ej√©rcito . "Esto no es bueno." Murong Niekong y los jefes de los Tres Grandes Clanes Monstruosos tuvieron un gran cambio en la expresi√≥n. Eran conscientes de lo malas que eran las cosas. R√°pidamente pusieron Formaciones Espirituales y habilidad marcial defensiva para detener los vendavales. "Ahhhh-" Sin embargo, los vendavales fueron simplemente demasiado r√°pidos. Antes de que terminaran de construir sus defensas, hab√≠an llegado. Nadie, con excepci√≥n de los Reyes Marciales, pod√≠a detener la ferocidad de los huracanes. El ej√©rcito de decenas de millones eran como peque√Īos peces golpeados por una enorme ola. En un instante, todos los expertos reunidos por el Archipi√©lago de la Ejecuci√≥n Inmortal y los Tres Grandes Clanes Monstruosos se encontraban en medio de los estallidos de los gritos, rodando y tambale√°ndose debido al viento, y as√≠ se dispersaron. Sin embargo, cuando Murong Niekong y los dem√°s lanzaron sus miradas hacia atr√°s en el campo de batalla entre Murong Mingtian y Lady Piaomiao, el p√°nico surgi√≥ en su ya En ese momento, las ondas de choque berserk se hab√≠an dispersado, y en el lejano cielo, pod√≠an ver a dos personas luchando contra ella. La seda blanca dentro de la manga de Lady Piaomiao. [/ P> Cubri√≥ el cielo inmenso. Parec√≠a como si estuviera formado por el vasto mar de nubes, pero tambi√©n parec√≠a un drag√≥n blanco que volaba dentro del cielo. Por otra parte, aunque Murong Mingtian, con la espada de tres pies de azul en la mano, ten√≠a un poder sin disminuci√≥n, hab√≠a rastros de rojo en su t√ļnica dorada, y no s√≥lo era feroz, sino que su poder era aterrador. . Hab√≠a incluso heridas aterradoras en su rostro envejecido y su mano que sosten√≠a el armamento real. Muruk Niekong lanz√≥ su mirada suplicante hacia Jiang Qisha al ver las circunstancias desalentadoras. Los jefes De los Tres Grandes Clanes Monstruosos se sintieron confundidos con las palabras de Murong Niekong, pero por su actitud sincera, pudieron ver unEn la regi√≥n del Mar Oriental, la fuerza de combate de Chu Feng ya hab√≠a desechado el sentido com√ļn. Se titul√≥ como un genio, e incluso podr√≠a luchar contra los de su nivel superior y derrotar a esas tres filas por encima de s√≠ mismo. Debido a que hab√≠a un monstruo en la regi√≥n del Mar Oriental, entonces en una tierra tan m√≠stica como el Tierra Santa del Martialismo, tal vez hab√≠a muchas personas similares a Chu Feng. Tal vez este Jiang Qisha era un genio como √©l tambi√©n. Sus sospechas se confirmaron a√ļn m√°s cuando recordaron la formaci√≥n que √©l puso antes. Ni siquiera los necesitaba, Martial Kings, para hacer cualquier cosa. Utilizando s√≥lo el poder de los Se√Īores Marciales, rompi√≥ la indestructible formaci√≥n defensiva. Recordando todo eso, estaban m√°s seguros de que este joven llamado Jiang Qisha tambi√©n era extraordinario. Tal vez, tal vez, podr√≠a convertirse en la existencia crucial para salvarlos.

?Qu√© beneficio hay para salvar a tu antepasado? "Jiang Qisha no hizo nada despu√©s de escuchar las palabras de Murong Niekong. En su lugar, le hizo una pregunta con una sonrisa. Dentro de su sonrisa, hab√≠a un significado profundo, √©l realmente quer√≠a alg√ļn tipo de ganancia. -?Qu√© est√°s diciendo? Estamos en una alianza! Es completamente razonable para que usted ayude, y desea alg√ļn beneficio? ?Podr√≠a ser ... despu√©s de pedir prestado nuestro poder para destruir esta formaci√≥n defensiva, usted siente que ya no nos sirve y quiere deshacernos de nosotros? "El Quinto Inmortal del Archipi√©lago de Ejecuci√≥n Inmortal finalmente no pudo tomarlo. No pod√≠a tolerar la actitud arrogante de Jiang Qisha. "C√°llate" Murong Niekong r√°pidamente grit√≥ al Quinto Inmortal, temiendo que ofender√≠a a Jiang Qisha. "No es nada. Es muy correcto. En este momento, siento que ninguno de ustedes conserva ning√ļn valor. Si quiero disponer de ti, ?qu√© puedes hacerme? "Sin embargo, lo que nadie esperaba era que Jiang Qisha admitiera las palabras del Quinto Inmortal. Adem√°s, mientras hablaba, barri√≥ su mirada entrecerrada Sobre la multitud. Una pizca de fr√≠o le brill√≥ en los ojos. En ese instante, nadie pod√≠a permanecer tranquilo. No pod√≠an evitar retroceder y mantenerse a cierta distancia de Jiang Qisha. Incluso usaron el poder marcial de forma oculta para ponerse en condiciones √≥ptimas de combate. En ese momento, Murong Niekong no s√≥lo ten√≠a una expresi√≥n distorsionada, los jefes de los Tres Grandes Clanes Monstruosos eran los mismos. Sus ojos brillaban incesantemente. Hab√≠a furia, pero tambi√©n miedo. En ese momento, ya hab√≠a expresado sus palabras con tanta claridad. No importa qui√©n fuera, no podr√≠an seguir siendo recogidos, especialmente cuando el origen de Jiang Qisha era tan especial, y su fondo y fuerza eran poderosos. Si hubiera terminado de usarlos, y verdaderamente los mat√≥ a todos para tomar todos los beneficios para s√≠ mismo, entonces un desastre estaba realmente encabezando su camino.

                        

Advertisement

Share Novel Martial God Asura Chapter 911

#Read#Novela##Martial#God#Asura#Chapter#911