Peerless Martial God - Chapter 454: Savage Thoughts

Advertisement

Capítulo 454: Pensamientos salvajes

Traducido por: Notsaneinthebrain

LikyLiky no sabe qué hacer 🙁

Capítulo del domingo


Algo de energía mortal presionada contra el cuerpo de Hei Mu, estaba tan asustado que sus piernas se debilitaron.

Se arrepintió de todo y se sintió desesperado. Se dio la vuelta y su silueta parpadeó mientras huía. Se acabó, la Tribu Madera Negra pronto sería destruida.

Habían tratado de matar a Lin Feng y ahora querían su protección, ?era algo posible?

Lin Feng no era un santo, no lucharía por salvar a la Tribu Madera Negra que lo quería muerto. Incluso si iba a luchar en el futuro, no levantaría un dedo para ayudarlos.

Hei Mu caminó por el territorio de la tribu y todo lo que pudo ver fueron los cadáveres dispersos de los miembros de su tribu. Un repentino dolor invadió su corazón, todo fue su culpa.

No lejos de Hei Mu, había una persona cabalgando sobre un feroz lobo rojo. Esa persona se veía majestuosa y cruel. La silueta de Hei Mu parpadeó y en un instante apareció frente a la persona.

Entonces, Hei Mu dijo de manera muy respetuosa: "Venerable y respetable Rey de los Lobos, Su Alteza, soy el jefe de la Tribu de los Bosques Negros, me siento terriblemente afligido por la muerte del segundo joven maestro, pero no es culpa mía ni la de mi gente, ya había prometido mi lealtad al segundo joven maestro, le había prometido dedicarle toda mi vida. El que mató al segundo joven maestro no es uno de nosotros, su nombre es Lin Feng, es un hombre joven. Mira, él está allí. Te lo ruego, Su Alteza, por favor, perdónanos.

El rey miró a Hei Mu con indiferencia y luego miró en la dirección en la que Hei Mu estaba señalando. El rey de los lobos sin expresión dijo: "Lobo de fuego, vámonos".

El lobo de fuego escuchó al rey y sus ojos difundieron una luz deslumbrante. Aparte de sus ojos peligrosos, el pelaje del lobo de fuego era completamente rojo.

"Te lo ruego, por favor, perdona a mi tribu", dijo Hei Mu mientras se inclinaba frente al rey.

El rey se movió al lado de Hei Mu y sonrió: "Te perdono, para que todos puedan morir felices".

Cuando Hei Mu escuchó al rey, se quedó estupefacto. Inmediatamente después, el lobo aulló y un increíble y ardiente Qi emergió. El lobo de fuego comenzó a respirar fuego alrededor de sus alrededores, en un instante, Hei Mu era un cadáver quemado.

Hei Mu había muerto, devorado por las llamas. El rey de los lobos no había mostrado ninguna misericordia.

"Vamos." Dijo el rey de los lobos mientras caminaba en la dirección que Hei Mu señaló. Al mismo tiempo, un grupo de personas lo seguían de cerca detrás de él. Su mortal Qi era espeso y denso. Esas personas también estaban liberando su intento asesino en esa dirección.

"No necesito tanta gente que me siga, unos pocos son suficientes. Los otros pueden continuar masacrando a los miembros de la tribu. Ninguno de ellos debe quedar con vida. ”Dijo el rey de los lobos con voz profunda. Muchas personas se dieron la vuelta y siguieron buscando miembros de la tribu Black Wood que podrían haberse escapado o escondido. Iban a seguir matando hasta que no quedara nadie.

En ese momento, Lin Feng estaba sentado en el techo de la casa donde había estado viviendo. Miraba tranquilamente las siluetas en el horizonte, se movían en su dirección. Sin embargo, Lin Feng se veía absolutamente despreocupado y no afectado.

Muy rápidamente, el rey de los lobos y los demás llegaron a donde estaba sentado Lin Feng. Levantaron la cabeza y miraron al joven de aspecto tranquilo. Todos se sorprendieron, ese joven era muy valiente, ?no sabía por qué estaban aquí? ?No sabía que iban a matarlo?

"Rey Lobo, lo mataré por ti", dijo alguien que estaba de pie junto al rey de los lobos. Quería mostrar su lealtad.

“Muy bien, Luo Sen, ve y quítale la vida. Usa tus sables para decapitarlo, luego regresa su cabeza hacia mí. ”Dijo el rey mientras asentía.

"No te preocupes, Rey Lobo, mis sables se han vuelto sedientos después de nNo hay que probar la sangre en mucho tiempo ", dijo Luo Sen mientras avanzaba. Se acercaba lentamente a Lin Feng. Luego levantó la cabeza y miró a Lin Feng que aún estaba sentado en el techo con una apariencia despreocupada.

"No te preocupes, no te mataré lentamente, mis sables primero cortarán lentamente tu carne, corte por corte, hasta que, finalmente, tu cabeza caiga", dijo Luo Sen de una manera fría y sedienta de sangre.

Lin Feng estaba mirando a la distancia, con calma y serenidad, como si Luo Sen no hubiera abierto la boca en absoluto.

Luo Sen inicialmente quiso asustar a Lin Feng, pero no funcionó. Una mirada sedienta de sangre apareció en sus ojos, se veía feroz y salvaje. Ya ni siquiera parecía un ser humano, parecía un lobo sediento de sangre.

Lin Feng miró a Luo Sen y cuando vio esa cara de aspecto bestial, se quedó estupefacto, !parecía un lobo horrible!

"Recuerda, el que tomará tu vida es uno de los jefes de los Lobos del Desierto, mi nombre es Yao Lang Luo Sen". Cuando terminó de hablar, Luo Sen se lanzó contra Lin Feng. En sus ojos de aspecto bestial aparecía una ardiente luz roja. Realmente parecía un lobo en ese momento.

Su mano derecha de repente se hizo más larga y aparecieron cinco cuchillas afiladas. Parecían penetrantemente fríos y extremadamente afilados, además de un mal helado Qi que emergía de ellos. Esos eran los sables de los que había estado hablando.

Todos y cada uno de los miembros de Wolves of the Desert sonreían maliciosamente, como si ya pudieran ver el cuerpo de Lin Feng frente a ellos.

Al mismo tiempo, Lin Feng lanzó un aterrador Qi mortal que rodó por el aire y envolvió el cuerpo de Luo Sen. Ese monstruoso y mortal Qi hizo que Luo Sen se sintiera extremadamente frío y comenzó a temblar de pies a cabeza. De repente pareció sorprendido y se asustó.

"Muere", dijo Lin Feng mientras liberaba una energía pura y mortal que era tan aguda como una espada, que perforaba directamente hacia Luo Sen.

Luo Sen estaba asombrado. Sus afiladas garras inmediatamente aterrizaron en la energía mortal que emitía un agudo sonido metálico. Sin embargo, en ese momento, Lin Feng ya estaba de pie y había comenzado a moverse. Liberó más energía mortal y lentamente formó una espada negra en su mano.

Su espada se desató y una monstruosa cantidad de energía mortal emergió de ella y se estrelló contra Luo Sen, sus garras de sable se rompieron instantáneamente.

"Aaaawuuuuu!"

Luo Sen aulló como un lobo. La espada negra penetró inmediatamente en su cuerpo y lo cortó. Luo Sen estaba muerto.

Lin Feng dio otro paso por el aire y se dirigió hacia los otros miembros de los Lobos del Desierto. Todavía estaba liberando una cantidad monstruosa de energía mortal.

Inicialmente, el cadáver de Luo Sen estaba detrás de Lin Feng, sin embargo, sin que nadie se diera cuenta, el cadáver desapareció, había desaparecido por completo, como si nunca hubiera estado allí. Fue muy extraño.

Los otros miembros de los Lobos del Desierto quedaron estupefactos. La fuerza de Lin Feng era increíble. Esa aterradora energía mortal los rodeaba y todos estaban aterrorizados.

"!Vamos a matarlo juntos!" Dijo el rey de los lobos. Las personas que enfrentaban a Lin Feng con él en ese momento eran todos jefes de las subdivisiones de su tribu, cualquiera que tratara de tomar su fuerza combinada moriría. Eran un grupo tan grande y poderoso que tenían que ser divididos en subgrupos, vivían en manadas, como lobos. Todos les tenían miedo, si alguien se atrevía a amenazarlos, se unirían y matarían a esa persona juntos.

Sus ojos eran todos feroces y bestiales, como una manada de lobos.

"!Boom!" Lin Feng dio otro paso y lanzó más energía mortal que se disparó hacia el cielo, algo de energía mortal rodeó al grupo y comenzó a reprimirlos.

Los Lobos del Desierto ahora se estaban dando cuenta de lo aterradoramente fuerte que era este joven.

Lin Feng dio otro paso y parecía que elEl suelo iba a colapsar, su energía mortal se hizo aún más poderosa y aplicó una mayor presión.

“!Destrúyelo!” Gritó furioso el rey. No pudieron esperar más, tuvieron que atacar y matar a Lin Feng de inmediato.

Después de escuchar al rey, todas esas cabezas se lanzaron a Lin Feng. Las luces bestiales brillaban en sus ojos. Lin Feng no tenía la impresión de estar luchando contra otras personas, tenía la impresión de que todas eran bestias feroces.

"Muere". La voz de Lin Feng llenó el aire cuando una espada descendió del cielo e inmediatamente cortó a través de varias personas. Esas personas aullaban de dolor al caer al suelo y morir. Esta vez, cuando sus siluetas desaparecieron, el cuerpo del rey comenzó a temblar, agarró sus cuerpos con las manos y, en un instante, sus cadáveres se convirtieron en un ardiente humo rojo que penetró en su cuerpo.

"?Eh?" Lin Feng se sorprendió, no entendió lo que estaba pasando. ?Qué técnica fue esa?

Pero inmediatamente después, su energía mortal se hizo aún más poderosa y continuó atacando con su espada. Él continuó matando su camino a través del grupo, una persona cayó tras otra.

El rey estaba temblando, respiró hondo y continuó absorbiendo el ardiente humo rojo de esas personas. Parecía particularmente aterrador.

Pero los rostros de los que no murieron no cambiaron en absoluto. Parecían que esto era absolutamente normal, en sus ojos, solo había pensamientos salvajes, querían destrozar a Lin Feng.

Sin embargo, eran mucho más débiles que Lin Feng y era obvio, tratar de matar a Lin Feng era lo mismo que cortejar voluntariamente a la muerte. Cada vez que Lin Feng movía su espada, alguien moría.

Con cada movimiento tomaría otra vida.

Lin Feng se dio cuenta en ese momento de que cada vez que mataba a alguien, eran absorbidos por el rey de los lobos, y cada vez que absorbía ese humo, su Qi se estaba volviendo más rampante y, por lo tanto, se estaba volviendo más y más fuerte.


Advertisement

Share Novel Peerless Martial God - Chapter 454: Savage Thoughts

#Read#Novela#Peerless#Martial#God#-#Chapter#454:#Savage#Thoughts