Peerless Martial God - Chapter 460: Death On The City Walls!

Advertisement

Capítulo 460: !Muerte en los muros de la ciudad!

Capitulo viernes
Traducido por: Notsaneinthebrain
Editado por: LikyLiky y Fluphy

Siguiente en otra hora ūüėź


Cuando Sir Que Yue vio a Lin Feng atravesar la siguiente capa de cultivo, su coraz√≥n se sent√≠a pesado. Lin Feng era un individuo aterrador. Si hubiera sabido que Meng Qing y Nuo Na estaban acompa√Īados por un joven tan tir√°nico, no habr√≠a actuado de manera tan agresiva hacia ellos. No hab√≠a vuelta atr√°s para √©l. Ya hab√≠a convertido a Lin Feng en su enemigo. No ten√≠a opci√≥n, si no luchaba, Lin Feng todav√≠a lo matar√≠a.

Lin Feng no sinti√≥ nada extra√Īo despu√©s de pasar a la tercera capa de Xuan Qi. Hab√≠a pasado por tantas batallas, todas esas batallas fueron peleadas con todas sus fuerzas. Hab√≠a adquirido informaci√≥n sobre el Qi y el uso de la energ√≠a cuando se reuni√≥ con su padre. Adem√°s de eso, tambi√©n hab√≠a absorbido una gran cantidad de cristales de fuego, atravesando la tercera capa de Xuan Qi era solo cuesti√≥n de tiempo, donde el agua se desborda, !se formar√° un canal!

El Qi y el alma de Lin Feng ya se habían fortalecido más allá de la tercera capa Xuan Qi. En ese momento, cuando atravesó la tercera capa de Xuan Qi, no se sentía cansado en absoluto, su cultivo ya era estable.

Las llamas negras que rodeaban su cuerpo eran cada vez m√°s deslumbrantes. Cuando la multitud en las paredes de la ciudad percibi√≥ su energ√≠a, estaban a√ļn m√°s aterrorizados.

La parte m√°s aterradora fue que la espada de Lin Feng no solo conten√≠a un sol abrasador Qi, sino que tambi√©n conten√≠a un Qi mortal y aterrador. Esa espada ten√≠a el poder de aniquilar todo, dondequiera que se dirigiera esa espada, la √ļnica destrucci√≥n seguir√≠a.

La energía de Lin Feng estaba silbando en el aire mientras avanzaba hacia la parte superior de la puerta de la ciudad. Muchas de las personas que estaban cerca de Sir Que Yue comenzaron a alejarse para evitar involucrarse. No se atrevieron a acercarse a la espada de Lin Feng, si esa espada llegaba a ellos, sería el final de ellos.

Sir Que Yue parecía serio y solemne. Estaba mirando fijamente a Lin Feng; Empezaba a sentir la presión. Al enfrentarse a un cultivador poderoso, un solo error sería fatal. Lin Feng era muy poderoso, así que Sir Que Yue no se atrevió a actuar descuidadamente, sabía que tenía que usar toda su fuerza.

La expresión facial de Sir Que Yue era tranquila pero también desolada y triste como una luna creciente. Un espíritu de sable en forma de arco fue lanzado detrás de él.

Los sables eran la especialidad de Sir Que Yue. Era muy conocido dentro de la ciudad. Cada vez que usaba su sable, la gente temblaba y corría fría por el miedo.

Sin embargo, en ese momento, su sable l√ļgubre y desolado parec√≠a p√°lido en comparaci√≥n con la abrasadora espada de Lin Feng, era como comparar la luna con el sol; Su sable parec√≠a insignificante en comparaci√≥n.

"Yo, Que Yue, he estado practicando el cultivo de sable durante quince a√Īos, la gente del mismo nivel no so√Īar√≠a con atacarme, aquellos que mueren inevitablemente", dijo Que Yue en un tono fr√≠o como el hielo. Su energ√≠a de sable se hizo m√°s violenta y dominante con cada palabra.

Cuando Lin Feng lo escuch√≥, su rostro a√ļn parec√≠a fr√≠o e inexpresivo.

Lin Feng dio un paso hacia adelante y golpeó con su espada. Su aterradora y mortal energía se estrelló en la atmósfera hacia Que Yue.

"Mis enemigos que estaban en mi nivel de cultivación, ni siquiera sabían cómo murieron", dijo Lin Feng con indiferencia. Con su espada, Lin Feng podía lidiar fácilmente con personas del mismo nivel de cultivación que él, cuando usaba toda su fuerza, morirían en un instante.

Las palabras de Lin Feng causaron que todos temblaran. Que Yue dijo que las personas que se atrevieron a atacarlo murieron a su sable. Dijo que para destruir la confianza de Lin Feng y recuperar la suya, pero la sentencia de Lin Feng había destruido la confianza de Que Yue en su lugar. Además, Lin Feng había mantenido la calma todo este tiempo. Su espada fue capaz de matar personas con un cultivo superior usando solo un golpe.

"No serás una excepción", dijo Lin Feng en un tono helado. El cielo estaba lleno de energía mortal que seguía creciendo más fuerte.

"Morir."

"Muere muere muere…."

La √ļnica palabra de Lin Feng "morir" se hizo eco a trav√©s de la atm√≥sfera. Su ardiente espada fue envuelta en llamas negras; parec√≠a que todo lo dem√°s en el mundo carec√≠a en comparaci√≥n con Lin Fenla espada de g.

Sir Que Yue se qued√≥ asombrado. Esa espada lo estaba poniendo nervioso; fue aterrador √Čl rechin√≥ los dientes y blandi√≥ su sable. Que Yue, que siempre hab√≠a sido capaz de matar a sus oponentes con facilidad, parec√≠a impotente al enfrentarse a Lin Feng.

Todos vieron cómo el sable Qi de Que Yue fue consumido por la espada Qi de Lin Feng. Sir Que Yue se sorprendió al ver descender la espada. Se arrepintió de todo; Quería recuperar todo. Se suponía que su futuro estaba lleno de gloria, pero debido a que asaltó a Meng Qing con obscenidades, nadie pudo salvarlo.

Un sonido sutil llen√≥ el aire cuando la espada solar de Lin Feng descendi√≥ y golpe√≥ el cuerpo de Que Yue. Su cuerpo fue envuelto por llamas negras y se desintegr√≥, ni una sola parte de su cuerpo permaneci√≥. S√≥lo una peque√Īa cantidad de sangre brot√≥ en el aire. Este fue el precio por humillar a Meng Qing, que fue el precio por enojar a Lin Feng. S√≥lo el silencio mortal llen√≥ el aire.

Lin Feng fue aterrador. Justo como había dicho un momento antes, Que Yue ni siquiera sabía cómo murió.

Incluso si Lin Feng no hubiera atravesado la tercera capa de Xuan Qi, su espada habría sido suficiente para matar a Que Yue.

En ese momento, Lin Feng miró fríamente a la multitud, lo que los hizo temblar de miedo. No se atrevieron a mirar a Lin Feng a los ojos.

"Meng Qing, Nuo Na, ?quién más era?", Preguntó Lin Feng. Los que se habían atrevido a humillar a Meng Qing comenzaron a temblar de miedo. Estaban aterrorizados.

Lin Feng les estaba pidiendo a las chicas que se√Īalaran a quienes las hab√≠an humillado; Los matar√≠a a todos.

"√Čl, ella y √©l", dijo Nuo Na mientras se√Īalaba a tres personas. Esos tres tambi√©n los hab√≠an humillado y abucheado. Por supuesto, Nuo Na no se contendr√≠a.

Las personas a quienes Nuo Na acababa de se√Īalar estaban temblando, sus corazones latiendo violentamente. Giraron sus cabezas porque pod√≠an sentir los ojos deslumbrantes de Lin Feng. Al mismo tiempo, una energ√≠a aterradora y mortal se precipit√≥ por el aire hacia ellos.

"!Corre!" Gritaron ruidosamente mientras intentaban escapar. Inmediatamente comenzaron a correr en dirección a la ciudad, esperando escapar.

?Escapar?

Lin Feng permaneció separado. Era tan veloz como el viento al alcanzar al más cercano que huía.

Su espada descendió. Inmediatamente después, un horrible chillido se extendió por el aire. Esa espada había penetrado en su pecho y destruido sus órganos internos, su cuerpo luego lentamente se desplomó en el suelo.

"!Hmph!" Lin Feng suspir√≥. Los otros dos tambi√©n hab√≠an tratado de escapar; Lin Feng lanz√≥ su esp√≠ritu p√ļrpura que inmediatamente los atrap√≥ con una velocidad inconcebible.

"Crrr ... Crrr ....

Las dos personas quedaron asombradas. Las serpientes p√ļrpuras hab√≠an estrechado fuertemente sus cuerpos y los hab√≠an atrapado. Las serpientes moradas los arrastraron de regreso a Lin Feng, donde encontraron su espada y acabaron con sus vidas.

Una espada, dos cad√°veres, fueron asesinados en un instante.

Lin Feng se veía tranquilo y sereno. Acababa de matar a tres personas sin piedad. Dio un paso y de repente apareció de nuevo sobre la pared; le dijo a Nuo Na: "Nuo Na, ?alguien más?"

Nuo Na los miró y negó con la cabeza. Todas las personas que los humillaron y les dijeron que se quitaran la ropa estaban muertos. Nuo Na no iba a hacer que Lin Feng matara a todos; Los principales culpables fueron suficientes.

Lin Feng asintió y no dijo nada más. En la distancia, los lobos seguían aullando y un fuego aterrador Qi llenó el aire.

"!La manada de lobos ha llegado!" Susurró Lin Feng. Inmediatamente después, su silueta parpadeó, y aterrizó al lado de Nuo Na. Ayudó a Meng Qing a llevar a Nuo Na mientras volaban hacia las murallas de la ciudad.

Todos hab√≠an escuchado a Lin Feng y comenzaron a mirar en la distancia. Estaban asombrados. Ese terror√≠fico bestial fuego Qi se acercaba r√°pidamente. Ten√≠an ojos rojos de fuego y aullaban al cielo. Su fuego no era como el que Lin Feng acababa de lanzar. Eran monstruosos y bestiales. Esos lobos de fuego quer√≠an convertir a Tianya Haige en un ba√Īo de sangre.

Nuo Na miró a la multitud y luego miró a Lin Feng. Su corazón todavía estaba acelerado. Se había sentido extremadamente asustada todo este tiempo. Al principio, tenía miedo de que no pudieran entrar a la ciudad, pero en ese momento estaba asustada.Rojo de todo. Vivía en un mundo donde los fuertes devoraban a los débiles, si alguien quería evitar que entraran en la ciudad, Lin Feng los mataría. Había usado su poder abrumador para irrumpir en la ciudad. ?Quién se atrevería a bloquear su camino de nuevo?

Además, Lin Feng había demostrado que no era un lobo de fuego emergido, ?una bestia de fuego sería un maestro de espadas?

Pase lo que pase, la fuerza siempre será el factor decisivo en el desierto. Si esas personas vieran a alguien que era débil, incluso si supieran que no eran lobos de tiro, todavía se aprovecharían y ridiculizarían. Sin embargo, si alguien era fuerte, como Lin Feng, no necesitaban pedir permiso, si alguien intentaba evitar que entraran en la ciudad, matarían inmediatamente a cualquiera que bloqueara el camino.

Si los más débiles se opusieron, fue lo mismo que cortejar a la muerte. Los cultivadores más fuertes de la ciudad no se involucrarían, ?por qué querrían crear enemistad con un cultivador poderoso y desconocido?


Advertisement

Share Novel Peerless Martial God - Chapter 460: Death On The City Walls!

#Read#Novela#Peerless#Martial#God#-#Chapter#460:#Death#On#The#City#Walls!