Ze Tian Ji - Chapter 384 – The Start Of A Grand Banquet

Advertisement

Capítulo 384 - El comienzo de un gran banquete

Traducido por: Pipipingu

Editado por: Nora

La montaña que Liang Wangsun quería ver y empujar naturalmente era Mount Li.

Todo el continente sabía que Su Li era el Monte Li.

En el pasado, el pico de la montaña era eminente e inaccesible. Incluso para los expertos que están en lo alto de la Proclamación de Liberación, como Wang Po, Xiao Zhang y Liang Wangsun, no pudieron desafiarlo de frente. Sin embargo, en este momento, Su Li resultó gravemente herido, y el pico ya había empezado a tambalearse.

Liang Wangsun creía que tenía las cualidades y el poder para destruir el pico de esta montaña. Como resultado, después de recibir esta noticia, condujo el gran carruaje fuera de la finca y llegó a la posada.

Era solo que frente a la montaña, allí estaba otro adolescente.

Si quería empujar hacia abajo de la montaña, tenía que pasar por el obstáculo de este adolescente.

"?Eres Chen Changsheng?"

Liang Wangsun miró al adolescente frente a los escalones de piedra de la posada y preguntó con calma.

Chen Changsheng no respondió a esta pregunta, porque actualmente se sentía muy nervioso. Aparte de ver a Wang Po desde lejos a la entrada del Mausoleo de Libros, esta fue la primera vez que vio a alguien de la Proclamación de Liberación. Estas personas eran los verdaderos poderes centrales del mundo humano. La edad de florecimiento comenzó con Liang Wangsun y esos otros nombres.

Por supuesto, después de viajar de Xining Village a la capital, ya había visto mucha gente verdadera de gran importancia. Sin embargo, estas personas importantes estaban demasiado arriba. No importa si era el Papa o Su Li, a pesar de que se los podía llamar cercanos, Chen Changsheng no podía aceptarlo como real. Sin embargo, el joven príncipe en el asiento de loto negro era diferente, porque, con el nivel actual de cultivo y fama de Chen Changsheng, ya había excedido los límites de la Proclamación de Nubes Azules, ingresando a la Proclamación de la Distinción de Oro. En otras palabras, ya estaba muy cerca de la Proclamación de Liberación. Solo estando cerca podría sentir una verdadera presión, o en otras palabras, la disparidad.

Liang Wangsun alzó las cejas. El silencio de Chen Changsheng lo sorprendió un poco, y por alguna razón, no se enojó. Preguntó con calma una vez más, "?Eres Chen Changsheng?"

Esta vez, solo después de que Chen Changsheng había vuelto a la normalidad, se dio cuenta de que Liang Wangsun se lo estaba preguntando.

Había venido a matar a Su Li. La gente que se atrevió a matar a Su Li primero pondría su atención en él. Si se tratara de otro adolescente, tal vez se volvería un poco arrogante y complacido, pero Chen Changsheng no lo hizo, porque no tenía la conciencia de ser famoso. En realidad, no importa si fue el Ivy Festival, el Grand Examination, cuando comprendió los monolitos Heavenly Tome Monoliths o después cuando aceptó el puesto de director de la Academia Ortodoxa, los diversos asuntos ya lo habían convertido en la persona más famosa del mundo. continente. Incluso si se tratara de una persona como Liang Wangsun, aún necesitaban decirle algunas palabras antes, aunque solo fuera una broma.

La calle larga estaba silenciosa donde estaba la posada, y el polvo se asentó lentamente. Aparte de los sacerdotes que estaban dispersos por todas partes, muchas otras personas podían ser vistas vagamente. Esas personas probablemente eran miembros del escuadrón suicida del palacio, listas para atacar la posada en cualquier momento. Sin embargo, temporalmente no se movieron, porque todos estaban esperando la respuesta de Chen Changsheng.

El joven taoísta de Xining Village actualmente ya tenía el derecho de hablar en igualdad de condiciones con alguien como Liang Wangsun.

Sin embargo, inesperadamente, Chen Changsheng no dijo nada en absoluto. Giró directamente y entró en la posada, cerrando las puertas antes de correr hacia el segundo piso en un borrón.

Liang Wangsun se sentó erguido y rígido en el centro del loto negro. Levantó las cejas aún más y tenía una expresión que parecía una sonrisa pero no una sonrisa.

Abriendo la puerta que estaba bien cerrada, Chen Changsheng llegó frente a la silla de Su Li. Chen Changsheng dijo: "Vámonos".

Su Li abrió los ojos, lo miró y dijo: "Estoy tan empeñado en irme sin siquiera tener tiempo para admitir la derrota".

Chen Changsheng bajó la cabeza y no dijo nada. Su pecho se levantó y cayó.

Quería llevar a Su Li y correr, lo que naturalmente significaba que ya había descartado su idea original.

Admitió la derrota. Debido a la diferencia de fuerza, solo podía admitir la derrota.

Porque wCon solo una mirada, supo que definitivamente no podía vencer a Liang Wangsun.

Ni siquiera una pequeña posibilidad tan delgada como un cabello.

Fuera de la posada, la calle larga estaba silenciosa como antes.

Liang Wangsun miró al obispo de la ciudad de Xunyang desde arriba y preguntó: "?A la ortodoxia le importan estas cosas?"

Hua Jiefu no tenía expresión en absoluto cuando dijo: "No me importa la vida o la muerte de personas sin relación, pero debemos cuidar la seguridad del director Chen".

Antes, Chen Changsheng le había dicho al obispo que podía tratarlo como si no supiera que Chen Changsheng había venido a la ciudad. Sin embargo, toda la ciudad de Xunyang sabía que él estaba allí, entonces, ?cómo podría la gente de la ortodoxia no cuidar de él?

"No entiendo por qué este joven director Chen se preocupa por esto, pero ... no me importa".

Liang Wangsun sacó un pañuelo blanco como la nieve de su manga para limpiar ligeramente el polvo que se había pegado a su ropa. Continuó, "ya que el carruaje del palacio ha sido utilizado, este asunto debe tener una conclusión".

Hua Jiefu lo miró con expresión seria y dijo: "Su Santidad está esperando el regreso del director Chen a la capital".

Las acciones de Liang Wangsun se detuvieron levemente, y él dijo después de estar en silencio por un momento, "Entonces envíalo de vuelta. Si él no está dispuesto a ir, también podría matarlo a él también ".

Hua Jiefu negó con la cabeza y dijo: "Si es así, entonces la Casa Liang dejará de existir".

El obispo habló muy claro, sin amenazas. Fue porque esta era una verdad imparcial. Si Chen Changsheng murió en la ciudad de Xunyang, todos podrían imaginar qué reacción tendría la Ortodoxia.

Sin embargo, como hablaba tan simple, era inflexible.

Liang Wangsun volvió a callarse y arrojó el pañuelo polvoriento del carruaje. Él dijo con completo desinterés, "?Dejas de ser? Después de lo que sucedió hace diez y pico años, ?por qué razón crees que nuestra Casa Liang aún existe? Hoy, mataré a Su Li a plena luz del día, así que ?podría tener miedo de que el Monte Li masacré a todo mi clan? Decirme esto es inútil ".

De repente, Hua Jiefu sintió que la brisa de primavera se enfriaba. Hace una docena de años, la masacre más aterradora había ocurrido después del sangriento caso de la Academia Ortodoxa. Sin embargo, los Saints lo ocultaron con fuerza, por lo que no conocía todos los detalles con mucha claridad. Sin embargo, sabía muy bien lo amargo de un precio que la Casa Liang había pagado.

Miró al joven príncipe en el carruaje y dijo: "?Por qué debes ser tan resuelto?"

El carro de loto negro era muy grande. Liang Wangsun estaba sentado en el centro, que parecía estar subiendo de nivel, casi al mismo nivel que el segundo piso de la posada.

Miró la ventana estrechamente cerrada del segundo piso y suspiró, "?Quién le dijo que gritara esas cuatro palabras tan resueltamente?"

La ciudad de Xunyang se convirtió en una ciudad silenciosa de la muerte. Una masacre estaba a punto de ocurrir delante de sus ojos, todo debido a Chen Changsheng empujando las ventanas y gritando esas cuatro palabras bajo el sol de primavera.

'Su Li está aquí'.

Estas cuatro palabras empujaron a Chen Changsheng y Su Li a una trampa mortal.

En realidad, ?no fueron las personas que querían matar a Su Li las que los empujaron a la desesperada?

La ortodoxia no pudo actuar contra Su Li.

El Gran Ejército Zhou no pudo actuar.

La gente que quería matar secretamente a Su Li, como Liang Wangsun, solo podía matarlo a la luz del día.

Muchas cosas en el mundo solo podían hacerse y no decirse, y mucho menos ser vistas por otras personas. De lo contrario, era difícil dar una explicación.

No importa si fue para los sureños o los libros de historia.

Como matar a Su Li.

Esto podría haber sido solo un sangriento evento escondido en la sombra de la historia, como la Coalición de las llanuras caídas de Willow en el pasado, como el cambio en el Jardín de las Cien Hierbas, o como la verdad de la desaparición de Zhou hace tantos años.

En cambio, Chen Changsheng usó cuatro palabras y se convirtió en una gran ocasión conocida por todos.

"El gran banquete ya comenzó, así que ?cómo puedes salir temprano de la fiesta?"

En la sombría habitación de la posada, Su Li se sentó en la silla. Miró al adolescente con la cabeza baja frente a él y sonrió levemente, "Te enseñé cómo usar las tropas, te enseñé cómo usar la Espada Intelectual como lo deseaste. Aprendiste muy bien, incluso excediste mis mayores esperanzas que te puse, de hecho pudiendo crear tantos cambios con tu grito de antes ... ahora, estoyrealmente bastante curioso, ?cuánto tiempo puedes protegerme? "


Advertisement

Share Novel Ze Tian Ji - Chapter 384 – The Start Of A Grand Banquet

#Read#Novela#Ze#Tian#Ji#-#Chapter#384#–#The#Start#Of#A#Grand#Banquet