Ze Tian Ji - Chapter 393 – A Storm Blockades The City

Advertisement

Capítulo 393 Una tormenta bloquea la ciudad


Traducido por: Hypersheep325

Editado por: Michyrr

La larga calle estaba absolutamente silenciosa. Los cientos de personas presentes en realidad no hicieron un solo sonido.

De pie en la posada, Chen Changsheng lanzó una mirada a Hua Jiefu. Previamente, este obispo de la ciudad de Xunyang había advertido que una poderosa figura de Scholartree Manor estaba de gira por el norte y que existía la posibilidad de que esto se convirtiera en un gran problema.

Ahora que lo miró, la Ortodoxia realmente era la mayor potencia en el continente, para que incluso pudieran detectar con precisión este tipo de inteligencia secreta. Era solo que el obispo había adivinado mal. Esa persona no era problemática, y aparte de esto ... Su Li también se había equivocado.

Chen Changsheng miró la espalda de Wang Po y le dijo a Su Li: "Verás, al final, todavía hay alguien que está dispuesto a ayudarte. !Este mundo no siempre es oscuro, es digno de tu confianza!"

Wang Po estaba bajo la llovizna como un árbol solitario. Había repelido a Liang Wangsun y Xiao Zhang, usando su técnica incomparablemente inflexible para atacarlos hasta que no tenían más fuerzas para luchar. Por esta razón, también había sufrido heridas graves y tosió sangre, por lo que su voz era algo débil.

"Vamos", dijo directamente, sin darse la vuelta.

Chen Changsheng sabía que estas palabras eran para él. Ayudó a Su Li a levantarse de la silla y siguió a Wang Po. Con paso vacilante, cruzaron las vigas rotas y las rocas aplastadas, dirigiéndose hacia la calle.

Su Li pensó que caminar de esta manera era bastante arduo. Fundamentalmente, necesitaba el apoyo de Chen Changsheng. No podía caminar libre y casualmente, e incluso tuvo que hacer esto bajo la vigilancia de varios cientos de personas. Esto fue un golpe crítico para su legendario personaje.

"Antes de entrar a la ciudad, te dije que no había necesidad de deshacerte de esos dos ciervos peludos tan rápido, !pero no escuchaste!"

Molesto, refunfuñó a Chen Changsheng, "No me importa, solo rápidamente, encuéntrame una montura".

Chen Changsheng se sintió muy indefenso. En este momento, ?dónde encontraría una montura? Él dijo: "Esperen hasta que dejemos la ciudad".

Su Li señaló hacia el final de la calle en Red Cloud Qilin que Xue estaba liderando. "Este animal no está mal, puede volar".

Chen Changsheng pensó para sí mismo, todo el continente sabe que no está mal, pero el problema es que no es tuyo, ni es mío. Además, es el Monte de un divino General del Gran Zhou que constantemente piensa en matarte. ?Por qué haces este tipo de cosas y no sales rápidamente de la ciudad de Xunyang?

Su Li vio la expresión de su rostro y, a regañadientes, dijo: "Si no está bien, entonces el transporte del emperador de la Casa Liang también está bien".

Chen Changsheng estaba en silencio. Pensó para sí mismo que realmente había hecho algo malo. En aquel entonces, en la cresta nevada de esa fuente termal, no debería haber regresado. Mientras los dos hablaban, Wang Po esperó silenciosamente frente a ellos, pareciendo extremadamente paciente. De repente, se dio la vuelta y se dirigió a la multitud. Dirigiéndose a cierto cultivador, extendió su mano derecha, ese cultivador estaba liderando un caballo de ante.

Con un zapateo de cascos, Wang Po condujo al caballo hacia atrás y puso las riendas en las manos de Chen Changsheng. Hecho esto, giró y siguió caminando por la larga calle mientras cargaba su espada. Mirando su espalda, Chen Changsheng se sorprendió un poco. Él no había pensado que Wang Po también sería tan interesante.

Parecía un contador empobrecido, pero era un contable empobrecido muy interesante.

"Wang Po es una persona muy interesante. En aquel entonces, cuando trabajaba como contable en la ciudad de Wenshui, ya pensaba muy bien de él, es que ... sus cejas son demasiado largas. Se ve demasiado desvalido, demasiado angustiado".

Después de que Su Li montó en el caballo, su estado de ánimo mejoró mucho, volviéndose más propenso a conversar sobre los viejos tiempos. Señalando frente a ellos en Wang Po, dijo: "Si pudiera verse un poco mejor, definitivamente lo habría mirado más favorablemente".

Wang Po escuchó estas palabras y sus pasos momentáneamente se detuvieron, luego comenzó a avanzar nuevamente. Mientras rompía los charcos de agua en la calle, la lluvia que caía del cielo gradualmente comenzó a detenerse. En la distancia, el cielo comenzó a revelar un color azul.

Esta fiesta en la ciudad de Xunyang tuvo muchos invitados. La armadura pintada Xiao Zhang y Liang Wangsun, miembros de la Proclamación de Liberación, habían llegado, así como muchos otros poderes. Ahora que esta fiesta estaba a punto de finalizar, todavía había muchos invitados que no estaban dispuestos a irse.

Esa gentetenía disputas de sangre con Su Li, viejas rencillas que no podían ser resueltas.

La espada de Wang Po podría forzar a Xiao Zhang y Liang Wangsun, pero no podría intimidar al corazón humano. Como esas personas habían venido a matar a Su Li y ya se habían olvidado de la muerte, ya que ni siquiera temían a la muerte, naturalmente no le tendrían miedo a Wang Po.

Las piedras grises de la calle habían sido empapadas por la lluvia, transformándolas en piedras de tinta negra. En los lados de la calle había mucha gente.

Wang Po llevaba su espada al frente mientras Chen Changsheng sujetaba las riendas. Gota de goteo gota de goteo, este fue el sonido de la lluvia goteando de los aleros, y también fue el sonido de la sangre goteando, y el de los latidos del corazón.

Las miradas de la multitud eran muy complejas: reverenciales, temerosas, enojadas, reacias.

La expresión en la cara de Wang Po no cambió. Chen Changsheng se miró los pies. Su Li continuó mirando hacia arriba, despreocupada al máximo. A los ojos de sus enemigos, era naturalmente excepcionalmente detestable.

Había alguna persona que ya no podía contenerse. Precipitándose en medio de la calle, la persona gritó: "!Su Li, ven a pagar con tu vida!"

Chen Changsheng permaneció en silencio, su mano izquierda ya apretaba la daga. Su Li siguió mirando al cielo, sin preocuparse en lo más mínimo.

En este viaje desde las llanuras nevadas hacia el sur, a lo largo de decenas de miles de li, la pareja ya había tenido demasiados ataques furtivos. Ahora, su grupo en dirección sur tenía una persona más. Pasar de dos a tres personas, naturalmente, estarían aún menos preocupados.

Una rápida y feroz, pero tranquila intención de hoja se elevó. Con un ruido sordo, antes de que esa persona incluso tuviera la oportunidad de correr hacia el centro de la calle, lo enviaron de regreso. Se estrelló contra una pared y cayó inconsciente en una nube de polvo.

Otra persona llegó y nuevamente fue enviada volando hacia atrás por la cuchilla de metal. Se podían ver figuras voladoras a lo largo de esta larga calle de la ciudad de Xunyang, así como sangre derramada, gritos sofocados y miserables, y gritos doloridos y desesperados.

Wang Po empuñó su espada mientras continuaba avanzando. Parecía casualmente atacar con su espada, pero ni una sola persona fue capaz de superarlo y acercarse a Su Li, ya fuera el experto en condensación estelar de nivel inicial del norte o un genio de alguna secta.

De principio a fin, no usó el borde de la cuchilla, por lo que nadie murió.

Ambos lados de la calle estaban cubiertos con los cuerpos derrumbados de cultivadores que luchaban por levantarse.

Esto era como se esperaba del miembro más fuerte de la Proclamación de Liberación.

Además de la aparición de un Santo o la aparición de una de las Tormentas de las Ocho Direcciones, ?quién podría bloquear a Wang Po de Tianliang?

Chen Changsheng todavía apretaba con fuerza la empuñadura de su daga, silencioso y cauteloso.

Su mirada no se detuvo en el cuerpo de Wang Po, ni se apoyó en esa hoja de metal que revoloteaba tan impredeciblemente como un fantasma, a pesar de que sabía que esta era una oportunidad de aprendizaje que era muy difícil de conseguir. Más bien, su mirada siempre miraba aquellos lugares en la calle que eran muy fáciles de perder.

La pared rota, el alero colgante, el cultivador herido, el joven regañado.

A pesar de que estaban a punto de abandonar la ciudad de Xunyang, este fue en realidad el período más peligroso.

Nunca se había olvidado de ese asesino que siempre había permanecido oculto en la oscuridad.

El tercer asesino del mundo que ya lo había seguido silenciosamente a él y Su Li por varios miles de li, cuya paciencia era tan fuerte que haría temblar a la gente.

Ese asesino con el nombre extremadamente ordinario: Liu Qing.

Sintió que Liu Qing atacaría.

Wang Po ya había llegado. Si Liu Qing no aprovechaba este caos final en la ciudad de Xunyang para atacar, entonces una vez que dejaran la ciudad de Xunyang, era muy probable que Liu Qing no encontrara otra oportunidad. Al final, él sería como Su Li, forzándose en las circunstancias más difíciles.

El final de la ciudad de Xunyang creció gradualmente más cerca. Después de doblar la esquina hacia adelante, podrían ver la puerta cerrada de la ciudad.

En este momento, Liang Wangsun dijo algunas palabras.

Desde el momento en que salieron de la posada, Liang Wangsun los había seguido.

Ya no tenía la fuerza para atacar y, sin embargo, no estaba dispuesto a irse.

Quería ver si Su Li seguiría viviendo, para ver si hoy, después de todo lo dicho y hecho, Su Li podría abrir los ojos una vez más.

Le dijo a Wang Po: "Aunque los cielos son enormes, ya hayningún lugar donde Su Li pueda refugiarse. ?A dónde piensas llevarte?

Wang Po se detuvo.

El caballo de ante se detuvo.

Wang Po se dio la vuelta y lo miró, luego respondió: "Lo devolveré al Monte Li".

Chen Changsheng había traído a Su Li varias decenas de miles de li.

Entonces, ?por qué no debería tomar Su Li varias decenas de miles de li y regresar con él al Monte Li?

"Pero ... incluso si lo traes de vuelta al Monte Li, ?qué sentido tendrá?"

Desde un lado de la larga calle llegó una voz indiferente.

Chen Changsheng pensó, sí, si el Monte Li realmente cambiara, ?qué podría hacer Su Li incluso si regresara al Monte Li?

?Podría ser que a pesar de que el mundo es tan grande, realmente no hay lugar para él?

Entonces, de repente se puso serio y se volvió hacia el lugar de donde venía la voz.

?Quién había dicho esas palabras?

La expresión de Wang Po se volvió extremadamente grave, solemne y sin palabras.

Estaba muy vigilante, muchas veces más atento que cuando se enfrentaba al poder combinado de Xiao Zhang y Liang Wangsun.

Al ver al orador salir lentamente de la esquina de la calle, Chen Changsheng sintió que su cuerpo se volvía extremadamente frío.

No puede ser.

Él silenciosamente pensó en su corazón.

De repente, se puso furioso más allá de toda creencia.

Las historias no deberían tener este tipo de finalización.

En una fiesta para devorar a un hombre, ?por qué debería concluir por deseo del anfitrión?

La ira vino de la impotencia.

Chen Changsheng realmente se sintió muy impotente, porque realmente había caído en la desesperación.

Si se enfrentaba a Xue He y Liang Hongzhuang en el desierto o si veía aparecer el carruaje del emperador Liang Household, nunca se había desanimado. Incluso cuando se enfrentaba a la lanza de Xiao Zhang mientras que él ni siquiera tenía la fuerza para levantar su daga, no se desesperaba.

Porque todavía estaba vivo y Su Li todavía estaba vivo, y creía que había absolutamente alguien en el mundo que vendría para ayudarlos.

Cuando gritó esas cuatro palabras en el hermoso sol primaveral de la ciudad de Xunyang, supo que definitivamente habría un eco.

Efectivamente, Wang Po había venido.

Había intimidado al viento y pisado la lluvia por venir.

Sin embargo, ahora, esta persona ... en realidad también había venido.

Un sol de primavera aún más brillante y hermoso eventualmente se desvanecería.

Un eco siempre constante también eventualmente se disiparía.

Incluso si todavía hubiera gente dispuesta a ayudarlos, ?de qué serviría?

?Todavía había alguien que pudiera ayudarlos?

La persona que apareció en la esquina de la calle era un hombre de mediana edad.

El cabello largo del hombre caía sobre sus hombros, pero por dentro, uno podía distinguir débilmente vestigios de blanco.

Tanto que era imposible saber cuánto tiempo había vivido, cuántos años había cultivado.

Varias décadas o varios siglos?

Esa persona era muy alta y muy delgada.

Su porte era extraordinario, seguro y relajado sin comparación, porque era el jefe de una familia aristocrática.

Su expresión era muy fría, porque él era el Sect Master de la Secta Sever-World que había cortado sus emociones y había destruido su carácter.

Mientras miraba a Wang Po y Chen Changsheng, poseía una actitud tiránica y distante.

Incluso cuando miró a Su Li, no ocultó su confianza en sí mismo y su arrogancia.

Un nombre mueve las ocho direcciones, una tormenta oscurece los cielos.

La persona que había venido era precisamente una de las Tormentas de las Ocho Direcciones.

Zhu Luo.

Fue uno de los expertos supremos del continente.

Él era un dios del mundo de la cultivación.

Un silencio absoluto colgaba sobre la larga calle de la ciudad de Xunyang, y de repente hubo incontables ruidos.

Varios cientos de cultivadores se postraron.

Liang Wangsun juntó las manos e hizo una reverencia.

El libro blanco sobre la cara de Xiao Zhang se movió.

Wang Po no se movió y no se inclinó. Miró con calma a Zhu Luo.

Chen Changsheng no se inclinó. Él había olvidado inclinarse.

Su Li se sentó en la parte posterior del caballo, mirando hacia abajo desde lo alto.

Miró a Zhu Luo y dijo: "Ustedes viejos pedos finalmente no pudieron ayudarse a sí mismos".

Zhu Luo respondió: "Era solo que no podía soportar matarte personalmente, así que no quería conocerte".

SuLi estuvo callado por un momento, y luego suspiró. "Por lo que parece, mi pensamiento fue realmente acertado".

Zhu Luo preguntó: "?Qué pensaste?"

Su Li lo miró y sinceramente declaró: "Todos ustedes son bastardos, viejos bastardos".


Advertisement

Share Novel Ze Tian Ji - Chapter 393 – A Storm Blockades The City

#Read#Novela#Ze#Tian#Ji#-#Chapter#393#–#A#Storm#Blockades#The#City