Ze Tian Ji - Chapter 394 – Three Pines (I)

Advertisement

Capítulo 394 Three Pines (I)


Traducido por: Hypersheep325

Editado por: Michyrr

Zhu Luo fue una de las Tormentas de las Ocho Direcciones y rara vez apareció ante la gente común, pero hoy tenía que venir. Además, el hecho era que su apariencia no era en absoluto una sorpresa para Wang Po o estos cultivadores en la ciudad de Xunyang. ?Qué clase de persona era Su Li? Para matarlo, Black Robe no había dudado en tejer el Jardín de Zhou en su trama y los demonios habían desplegado una fuerza masiva en los yermos frente a la ciudad de Xuelao. Ahora, el mundo humano también quería matarlo, entonces ?cómo podrían ser suficientes esos asesinos al azar y Xue He y Liang Hongzhuang, este tipo de clase de expertos?

Incluso después de agregar a estos cientos de cultivadores en la ciudad de Xunyang, así como a Wang Po, Xiao Zhang y Liang Wangsun, estos miembros más fuertes de su generación, aún no sería suficiente. Ya sea para despedirlo o para tratar su alma, cuando se trataba de un evento histórico como la muerte de Su Li, incluso si Santos como la divina Emperatriz y el Papa no podían aparecer, las Tormentas de las Ocho Direcciones tenían que estar en la escena no importa que.

El divino Zhu Luo había descendido de los cielos, para venir a este mundo secular ruidoso y desordenado y aparecer en la ciudad de Xunyang al final de la larga calle, precisamente por esta razón: había venido a matar a Su Li. Pensando en ese pabellón fuera del bosque en las afueras de la ciudad de Hanqiu, recordando la figura trascendente de ese hombre con su largo cabello cayendo sobre sus hombros, Chen Changsheng se sintió muy mal. Pero cuando escuchó las palabras de Su Li, lo entendió. Eran todas las personas que vivían en el mundo. ?Cómo podría existir tales figuras trascendentes que comían en el viento y dormían con las estrellas, que no consumían la comida de los mortales regulares?

Como eran personas mundanas, inevitablemente harían cosas terribles, ya sea por su propia voluntad o por la fuerza. Chen Changsheng miró en silencio la cara indiferente de Zhu Luo y recordó algo que Tang Treinta y Seis había dicho una vez bajo el árbol de higuera de la Academia Ortodoxa. No hay persona cuyo carácter moral mejore con la edad. En la gran mayoría de los casos, un joven vampiro se convertiría en un viejo hijo de puta bastardos, viejos retoños. Estas fueron palabras sucias, pero cuando se dijo en este momento, parecían tener mucha más sustancia. Chen Changsheng no dijo estas palabras profanas, pero cuando miró a Zhu Luo por la calle, no pudo evitar pensar en ellas.

Su sentimiento no estaba mal. El presente Zhu Luo ya no era esa figura trascendente bajo el pabellón, frío y esquivo, ni tampoco ese valiente humano que, cientos de años atrás bajo la luz de la luna, mató al Demonio General segundo en un solo ataque. El presente Zhu Luo era un líder de una familia aristocrática, una poderosa influencia en el Gran Zhou, un experto del continente, y un hombre. Un hombre normal

Un hombre normal que podría matar a otro por su propio interés.

Después de que Wang Po terminó su reverencia, se detuvo tranquilamente frente a Su Li y Chen Changsheng. No dijo nada y no hizo nada, así que, naturalmente, tampoco tenía intención de ceder. Ni siquiera había enfundado la espada en su mano. Enfrentar a este miembro de las Ocho Tormentas cuya generación, estatus y fuerza estaban muy por encima de él con tal silencio e inacción fue muy irrespetuoso.

Zhu Luo le dijo: "No quería aparecer, pero me obligaste a hacerlo".

Esto hablaba de la huelga de cuchilla aparentemente tranquila, pero enloquecida de Wang Po que, al pagar un precio desastroso en el futuro, había herido gravemente a Xiao Zhang y Liang Wangsun. Después, había roto continuamente a través de la multitud de héroes de Xunyang y estaba por sacar a Su Li de la ciudad ante los ojos de todos. Si Zhu Luo no hubiera aparecido, tal vez Wang Po realmente podría haber ido en contra de la tendencia general del mundo humano y haber ayudado a Su Li a sobrevivir.

Dado el estado de Zhu Luo en el mundo humano, estas palabras que le dijo a Wang Po fueron extremadamente reconocidas, a pesar de que dijo las palabras sin la más mínima expresión en su rostro. Por supuesto, el reconocimiento no fue elogio, menos aún apreciación. Para ser más precisos, Zhu Luo usó estas palabras para indicar clara y desafortunadamente a Wang Po lo que había apreciado y no apreciado.

Al decir estas palabras, se volvió hacia Chen Changsheng y gritó: "Su Santidad está en el Palacio Li, enfermo de corazón y profundamente preocupado. Sus maestros y amigos están preocupados por su seguridad, y millones de personas en la capital están rezando por usted , esperando que estés vivo. Resulta que estás vivo, pero has demorado tanto tiempo en el camino. ?En qué estás pensando? No me digas que no planeas volver?

Comparado con el tono que tenía cuandohablando con Wang Po, el tono de Zhu Luo fue aún más descortés. Aunque Chen Changsheng era el director de la Academia Ortodoxa, todavía era demasiado joven. Además, a través de Mei Lisha, él sintió que realmente era el anciano de Chen Changsheng, por lo que era naturalmente algo duro. La última oración fue en realidad muy cercana a sermonear y regañar.

Chen Changsheng no dijo nada, pero no fue porque no tenía la cara para ver a sus maestros en la capital, ni tampoco porque sentía vergüenza por las conferencias de su padre. Por el contrario, todavía estaba muy enojado y pensó que si abría la boca para refutarlo, parecería que no le estaba dando el debido respeto a su superior. Wang Po tampoco dijo nada porque sintió que no había necesidad de decir nada. No necesitaba el reconocimiento de nadie, incluso si esa persona era Zhu Luo.

La calle estaba completamente silenciosa. Nadie se atrevió a decir nada.

Desde el momento en que Zhu Luo apareció, además de la despreocupada voz de Su Li, la totalidad de la ciudad de Xunyang solo podía escuchar la voz de Zhu Luo. Las tormentas de las ocho direcciones eran expertos supremos, no solo en la ciudad de Xunyang, sino en todo el continente, por lo que incluso cuando hablaba con indiferencia, su voz aún retumbaba como el trueno de primavera. El mundo entero tuvo que escuchar cuidadosamente. Sin embargo, esto fue sin mencionar el hecho de que su aparición hoy en esta calle en la ciudad de Xunyang también representaba la voluntad colectiva de la Gran Corte Imperial de Zhou. Él, que tenía una relación cercana con el clan Chen Imperial, claramente había alcanzado un acuerdo con la divina Emperatriz y la Ortodoxia.

La divina Emperatriz, el Palacio Li y Zhu Luo, estas fueron las tres grandes montañas de la Gran Dinastía Zhou. En las montañas donde Chen Changsheng había crecido, había algunos pinos jóvenes que, debido a su posición, recibían gran respeto y estatus. Pero ahora, quería resistir la voluntad de esta gran montaña a sus pies mientras que al mismo tiempo resistía la sombra de otra gran montaña. ?Qué podría hacer?

Miró a Wang Po. Como el cuerpo alto y delgado de Wang Po se balanceaba ligeramente con el viento helado, realmente parecía un pino sano y resistente. Todavía no había crecido lo suficiente como para resistir un rayo, pero al menos, no sería volado en todas direcciones y deformado por el viento. Zhu Luo había venido, pero no cayó de rodillas, no cedió, y no retrocedió. Su cabeza fue ligeramente bajada por el viento cuando silenciosamente pensó en algo.

Y sin embargo, estas cosas no tenían ningún significado.

Era el experto supremo de la generación media y superior de la Proclamación de la Liberación, pero no podía estar a la altura de Zhu Luo.

Zhu Luo era una Tormenta de las Ocho Direcciones, una persona que ya había ingresado en el Dominio divino.

En la actual ciudad de Xunyang, y en todo el continente, solo había una persona aparte de ellos que se atrevió a mirar fijamente, o incluso a ignorar, los Cinco Santos y las Tormentas de las Ocho Direcciones.

Su Li no hizo ningún intento por ocultar su desdén y desprecio. "?Es lo único que los viejos pedos pueden hacer ahora para asustar a los niños?"

Esto hablaba de la diferencia en las dos oraciones que Zhu Luo le había dicho a Wang Po y Chen Changsheng. Sin esperar la respuesta de Zhu Luo, Su Li arqueó las cejas y dijo unas pocas palabras más.

"Sé que realmente me quieres muerto ... me has querido muerto hace muchos años, no importa si es el Anciano de Adivinación o tú. Esto es porque incluso cuando era muy joven, ya no podías matarme. , por lo que querías matarme aún más. De manera similar, creo que de verdad quieres que Wang Po ataque, ?entonces tienes un buen pretexto para matarlo?

Estas palabras fueron muy críticas, por lo que toda la calle estaba muy tranquila.

La multitud solo podía fingir que no habían escuchado estas palabras, e incluso el mismo Wang Po no mostró ninguna reacción.

Zhu Luo era inexpresivo y no dijo nada.

"A medida que fui haciéndome más y más fuerte, me querías cada vez más muerto".

Su Li suspiró, "Tianhai, la pareja de Bai Xingye, tú ocho viejos buenos para nada, y ahora incluso el viejo Yin me quiere muerto ..."

Los cinco santos y las tormentas de las ocho direcciones: además de Su Li, este continente tenía trece expertos supremos.

En este punto, había contado doce nombres. Él acusó a estas existencias divinas de intentar asesinarlo.

"No estoy de mal humor, porque nunca he tenido interés en estar junto a ustedes en el Reino divino".

Él hizo una mueca en su labio y finalmente dijo, "Es solo que estoy un poco arrepentido. En aquel entonces, debería acabarte de matar ocho cosas buenas para nada y guardar la discusión para más tarde".


Advertisement

Share Novel Ze Tian Ji - Chapter 394 – Three Pines (I)

#Read#Novela#Ze#Tian#Ji#-#Chapter#394#–#Three#Pines#(I)