Ze Tian Ji - Chapter 448 – I Came To Pick Somebody Up

Advertisement

Capítulo 448 - Vine a buscar a alguien


Traducido por: Hypersheep325

Editado por: Michyrr

Una quietud mortal colgaba sobre el pequeño patio.

Chen Changsheng se había encontrado antes con Zhou Tong, y no solo una vez.

Sin embargo, esta fue su primera reunión real con Zhou Tong.

Su primer encuentro con el verdadero Zhou Tong.

Miró las pálidas mejillas de Zhou Tong, sus labios tan finos como cuchillos, el vestido de su oficial que era carmesí como la sangre, y sintió un Qi inimaginablemente aterrador. Sintió que el olor a sangre era cada vez más espeso, como si fuera real.

Finalmente, su mirada cayó sobre las manos de Zhou Tong.

Esas dos manos eran muy delgadas, las uñas recortadas sin problemas. No estaban sucias en lo más mínimo, mucho menos manchadas de sangre.

Pero sabía que estas dos manos habían asesinado a innumerables miembros del clan Chen Imperial, así como a muchos de sus funcionarios leales. ?Y quién sabía cuántos ojos había arrancado y corazones que había desenterrado de cuerpos inmóviles?

Chen Changsheng sintió que su corazón latía cada vez más rápido, y entonces repentinamente se le ocurrió una idea: las manos de Zhou Tong eran muy adecuadas para sostener una espada.

En consecuencia, respondió: "Su Li superior me enseñó la espada en el camino".

Las espadas fueron usadas para matar personas. Las palabras que eran como espadas tenían la intención de romper la influencia del oponente.

Chen Changsheng no entendió este concepto, pero naturalmente pudo formar una respuesta.

Esas cosas que Su Li le había enseñado en su viaje al sur siempre se habían quedado con él y mostraban su uso interminablemente.

Tang Treinta y Seis y Xuanyuan Po despertaron de sus trances y revelaron expresiones cautelosas.

Zhou Tong sonrió en silencio.

Las flores restantes en el árbol de manzano cayeron al suelo. Algunos de los pétalos cayeron sobre el hombro de Chen Changsheng.

La siniestra presión que impregna el pequeño patio se desvaneció al instante, y ese intenso hedor a sangre también desapareció. Solo el leve aroma de las flores fue dejado atrás.

Nadie dijo nada

Después de un momento, Zhou Tong miró a Chen Changsheng y dijo: "No saludar a este oficial es ser grosero".

Hubo un período de silencio mientras Chen Changsheng pensaba cómo responder a esto. De repente, el silencioso Tang Treinta y Seis abrió la boca y preguntó: "?Cuál es su identidad, cuál es su estado?"

Mientras hacía esta pregunta, miró fijamente a los ojos de Zhou Tong, los miró como si estuviera mirando a una serpiente peligrosamente venenosa.

Zhou Tong entrecerró los ojos. No había imaginado que este joven maestro del clan Tang tuviera el valor de cuestionar, ni que fuera ... tan grosero.

Sin esperar una respuesta, Tang Treinta y Seis continuó: "Chen Changsheng es el director de la Academia Ortodoxa. En términos de identidad, en la ortodoxia, solo está por debajo de Su Santidad. Y Su Excelencia es solo el supervisor de la oficina de el Departamento de Depuración de Funcionarios. Incluso si la divina Emperatriz fue aún más amable y amable y otorgó a Su Excelencia el título de Duque del Tercer Rango, ?cómo podría ser discutido Su Excelencia en términos de igualdad con mi director? En términos de saludos, naturalmente, debe ser Su Excelencia lo primero ".

Zhou Tong miró a Tang Treinta y Seis y reveló una sonrisa falsa. "Incluso tu padre no se atrevería a hablarme así".

Tang Treinta y Seis respondió: "Así que mi abuelo dijo, mi padre es inferior a mí".

Zhou Tong respondió: "Si este es el caso, entonces, ?debería ser realmente yo quien ofrezca los saludos primero?"

La expresión de Tang Treinta y Seis no cambió. No hubo desprecio, ni orgullo, ni regodeo, solo calma extrema y concentración cuando respondió: "Por supuesto".

Las cejas de Zhou Tong se animaron cuando respondió: "Si este es el caso, primero deberías ser tú".

Tang Treinta y Seis respondió: "Yo y Xuanyuan somos estudiantes, solo acompañamos".

Zhou Tong preguntó: "?A quién acompañas?"

Tang Treinta y Seis respondió: "Estamos acompañando al Director".

"Yo soy el director". Chen Changsheng finalmente alcanzó el ritmo entre estos dos. Se presentó muy formalmente: "Soy el director de la Academia Ortodoxa, Chen Changsheng".

Zhou Tong no dijo nada durante mucho tiempo, y luego se ajustó suavemente su bata oficial.

Su vestido rojo oficial, entre los restos de las flores de manzano silvestre, era particularmente llamativo.

Y luego juntó las manos, se inclinó y preguntó por su propósito.

"No sabía que el director Chen lo haríaVen hoy. ?Qué requiere Sir?

"Wofu Zhexiu es un estudiante de la Academia Ortodoxa".

Chen Changsheng lo miró fijamente y dijo: "He venido a buscarlo".

El pequeño patio era pacífico y sereno, y aunque la oficina del Departamento de Depuración de Oficiales todavía estaba fuertemente custodiada, innumerables personas ya habían llegado al exterior del callejón del Departamento Militar del Norte.

Toda la capital estaba de un humor tenso.

Todos sabían por qué Chen Changsheng había venido hoy a visitar a Zhou Tong.

Pero probablemente fuera más allá de sus expectativas que Chen Changsheng planteara su demanda tan tranquila y naturalmente.

Esto fue porque ya había afirmado su identidad. Él era el director de la Academia Ortodoxa. Zhexiu era un estudiante de la Academia Ortodoxa. Un director debe preocuparse por sus alumnos: esta era una verdad inalterable.

Era tan inalterable que incluso Zhou Tong suspiró mientras pensaba, ?cuánto le había enseñado ese chiquillo Su Li a este chico?

Luego sonrió y respondió: "De acuerdo con las exigencias de la Corte Imperial, encarcelé a Zhexiu. Si se desea su liberación, el Director Chen exige el decreto de la Emperatriz divina, o un veredicto del Gran Tribunal de Revisión y el Ministerio. de Justicia."

Con la llegada del Departamento de Depuración de Oficiales, la Gran Corte de Revisión y el Ministerio de Justicia se convirtieron en decoraciones, o tal vez subordinados, del Departamento de Depuración de Oficiales.

Hasta que Zhou Tong dio el visto bueno, el Gran Tribunal de Revisión y el Ministerio de Justicia ni siquiera pudieron tomar un caso.

"He estudiado el Canon taoísta desde que era pequeño", mencionó abruptamente Chen Changsheng.

Tang Treinta y seis y Xuanyuan Po le lanzaron una mirada, preguntándose, ?por qué mencionas esto ahora?

Zhou Tong sabía que todavía tenía más que decir y esperó en silencio.

Chen Changsheng continuó: "He confirmado que Su Excelencia tomó directamente el caso del Jardín de Zhou del Palacio Li. El Ministerio de Justicia y el Gran Tribunal de Revisión ni siquiera tienen este caso registrado".

Zhou Tong respondió: "?Y qué hay de eso?"

Chen Changsheng respondió: "Conociendo bien el Canon taoísta, también he memorizado todas las leyes del Gran Zhou. Estoy muy seguro de que no existe una sola ley que respalde el encarcelamiento continuo de Wofu Zhexiu por parte de Su Excelencia".

Zhou Tong le sonrió, sin decir una palabra.

Chen Changsheng dijo: "Le pido a Su Excelencia que lo libere".

Zhou Tong se quitó un pañuelo blanco como la nieve de la manga y se limpió suavemente la comisura de los labios. Sus acciones fueron muy elegantes, pero sus palabras se llenaron de desprecio.

"Nuestro futuro Papa en realidad carece de paciencia. Esto no puede evitar que la gente se preocupe por el futuro de la Ortodoxia".

Quizás debido a las acciones de Zhou Tong, o tal vez por esas palabras, Tang Treinta y seis arrugaron su frente.

"Le prometí a Su Eminencia que esperaría dos días más, pero ..." Después de un momento de silencio, Chen Changsheng continuó: "Murió, así que ya no necesito esperar".

Zhou Tong lo miró y respondió con calma: "Creo que has olvidado una cosa. Zhou Tong está acusado de confabularse con los demonios. Mientras tenga esta acusación, puedo mantenerlo encarcelado por el tiempo que desee".

"Su Excelencia también parece haber olvidado una cosa. Las tres personas acusadas de confabularse con los demonios en el Jardín de Zhou eran Zhexiu, Qi Jian ... y yo".

Chen Changsheng lo miró solemnemente y declaró: "Si Su Excelencia realmente cree que Zhexiu podría confabularse con los demonios, entonces lo primero que debe hacer Su Excelencia es encarcelarme también. Si no, entonces debería liberarlo".

El pequeño patio se volvió incomparablemente silencioso, y hasta podría describirse como un silencio sepulcral.

Solo se escucharon los sonidos de la caída de pétalos y la respiración.

Esta fue la elección que le quedaba a Zhou Tong: liberar Zhexiu o encarcelarlos juntos.

Zhou Tong lentamente entrecerró los ojos hasta que se volvieron tan delgados como hojas de sauce, y también muy similar a la hoja de sauce en la que era más hábil.

Su voz que se agitaba en sus delgados labios también era similar, aunque mucho más fría.

"Tú ... ?estás amenazando a este oficial?"


Advertisement

Share Novel Ze Tian Ji - Chapter 448 – I Came To Pick Somebody Up

#Read#Novela#Ze#Tian#Ji#-#Chapter#448#–#I#Came#To#Pick#Somebody#Up