Ze Tian Ji - Chapter 449 – How Could The Chirping Of Cicadas Possibly Be Quiet?

Advertisement

Capítulo 449 - ?Cómo es posible que el canto de las cigarras sea silencioso?


Traducido por: Hypersheep325

Editado por: Michyrr

No todas las clases de leche sabían bien, y no todas las personas estarían tan asustadas por las palabras de Zhou Tong que serían como cigarras en el invierno. Por ejemplo, en este mundo, había algunos jóvenes que no tendrían miedo.

Si fuera Gou Hanshi oyendo las palabras de Zhou Tong llenas de intención asesina, presumiblemente respondería muy afectuosamente: "Su Excelencia ha malentendido, solo deseo ayudar a Su Excelencia a resolver este problema". Si Qiushan Jun escuchara esas palabras, probablemente se reiría y diría: "Sí, Su Excelencia no se equivocó. Estoy precisamente amenazando a Su Excelencia". Si Tang Treinta y Seis actuara en esta situación como solía hacerlo, lo más probable es que responda el problema que le confronta así: "Idiota, te estoy amenazando, así que ?qué vas a hacer al respecto?"

De mala gana, y afortunadamente, las palabras de Zhou Tong fueron dirigidas a Chen Changsheng, no a Tang Treinta y Seis.

La respuesta de Chen Changsheng se ajustó muy bien a su personalidad. Se quedó en su posición original y miró a Zhou Tong a los ojos. No había intención de inflamar el conflicto, pero tampoco tenía sentido que se retirara.

El Qi frío bajo los manzanos desapareció gradualmente. Zhou Tong miró a Chen Changsheng y dijo: "Si no veo mal, desde el momento en que entraste en el Departamento Militar del Norte, has estado muy nervioso".

Chen Changsheng pensó en ello y decidió que no era nada de lo que avergonzarse, ni había necesidad de ocultarlo, así que respondió: "Sí".

Zhou Tong continuó, "Pero todavía viniste".

Chen Changsheng respondió: "Sí".

Zhou Tong dijo: "Entonces deberías haber pensado qué hacer si no libero a Zhexiu".

Chen Changsheng respondió: "Sí".

Zhou Tong arqueó las cejas y dijo con considerable interés, "Realmente me gustaría saber exactamente lo que estás preparado para hacer".

Después de mucho tiempo, Chen Changsheng finalmente tomó una decisión. Miró a Zhou Tong y declaró sinceramente: "Si Su Excelencia no lo suelta, entonces estoy dispuesto a arrebatárselo".

El pequeño patio una vez más se volvió silencioso como una tumba.

Los pétalos de las flores de manzano cayeron suavemente hacia abajo.

Tang Treinta y Seis y Xuanyuan Po se volvieron hacia Chen Changsheng. Era un misterio lo que estaban pensando, y no se sabía si las grandes olas se estaban agitando en sus mentes. Por lo menos, nada se podía ver en sus caras.

Zhou Tong también estaba mirando a Chen Changsheng, pero ahora lo miraba con mucha atención.

Los ojos de Chen Changsheng eran muy claros y muy calmados, por lo que era muy fácil ver lo que estaba pensando, incluso sus pensamientos más profundos.

Zhou Tong lo miró muy seriamente, por lo que fácilmente podría decir: Chen Changsheng hablaba en serio.

Sus palabras no habían sido una broma.

Si Zhexiu no podía salir hoy de la prisión Zhou, realmente tomaría medidas para arrebatarlo por la fuerza.

El problema era que esto era innatamente una broma.

Zhou Tong comenzó a reír, luego negó con la cabeza.

Esta era la mansión Zhou, el patio Zhou, la prisión Zhou.

Esta fue la ubicación más fuertemente custodiada en la Gran Dinastía Zhou, sin perder siquiera el Palacio Imperial.

En la zona tranquila y hermosa de esta casa, ?quién sabía cuántos expertos estaban ocultos? También había una fuerza militar masiva de la Corte Imperial que montaba guardia en las calles y callejones circundantes.

Incluso a Wang Po de Tianliang le resultaría imposible robar a alguien de este lugar, y mucho menos a su grupo.

Sí, estos tres jóvenes eran todos genios cultivadores, bendecidos con talento, pero en última instancia todavía eran jóvenes. Al menos por ahora, aún carecían de la fuerza para resistir al mundo.

Ni siquiera era necesario que surgieran esos expertos ocultos de la Corte Imperial. Solo se requería Zhou Tong, y con solo un gesto con la mano, Chen Changsheng y los otros considerarían imposible abandonar este pequeño patio.

Zhou Tong no les prestó más atención. Apretándose las manos detrás de la espalda, comenzó a caminar hacia el ala norte del pequeño patio.

En la suave lluvia de pétalos marchitos, su túnica roja todavía era llamativa, incluso deslumbrante.

En los ojos de Chen Changsheng, el vestido de este oficial carmesí era como ese mar de sangre que previamente había inundado el mundo.

Zhou Tong le había dado la espalda. Este tipo de indiferenciamuchas personas sienten que es una humillación, pero este tipo de acción solo lo haría más sensato.

Era evidente que a Zhou Tong simplemente no le importaba si actuaba o no, y tal vez incluso no creía que iba a actuar.

Tang Treinta y Seis y Xuanyuan Po lo miraron, esperando su decisión.

Desde el principio hasta el final, desde la Academia Ortodoxa hasta la oficina del Departamento de Oficiales Purgadores, no se habían comunicado, pero nunca habían vacilado ni vacilado.

Chen Changsheng quería venir a la oficina del Departamento de Depuración de Oficiales y entonces lo habían seguido. Chen Changsheng quería encontrarse con Zhou Tong, por lo que habían venido a la reunión con él.

Ahora, si Chen Changsheng dijo que quería actuar, naturalmente actuarían con él.

"Su Excelencia, por favor espere".

La voz de Chen Changsheng finalmente sonó.

Simultáneamente, su mano se agarró a la empuñadura de su espada.

La espada se llamaba inoxidable, realmente como la persona.

Tang Treinta y Seis respiró profundamente y comenzó a circular su verdadera esencia. Su mano derecha se agarró a la empuñadura de la Espada Wenshui mientras su mano izquierda agarraba un artefacto mágico escondido en su manga.

Xuanyuan Po miró a su alrededor en busca de un arma adecuada. Sus ojos finalmente descansaron en el árbol de manzano a su izquierda. Pensó para sí mismo, es un poco delgado, pero se puede usar así.

Zhou Tong detuvo sus pasos, pero no se giró.

Su vestido rojo oficial se balanceaba suavemente en el viento. Un océano que apestaba a sangre al instante envolvió todo el patio, inquietante y aterrador hasta el extremo.

!Retumbar!

Thunder se estrelló.

No era de alguien en el patio tomando medidas, sino del golpeteo de los cascos como truenos que venían del exterior. Incluso el suelo mismo temblaba un poco.

Esto fue seguido de cerca por los gritos nerviosos de los funcionarios del Departamento de Oficiales Purgadores.

!Lo que había venido era ... la caballería de la Ortodoxia!

"No puedes mover la caballería de la Ortodoxia".

Zhou Tong giró su cuerpo, mirando a Chen Changsheng como si estuviera sumido en sus pensamientos.

En la capital, había pocos asuntos que pudieran ocultarse de sus ojos. Desde el momento en que el callejón del Departamento Militar del Norte se convirtió en un posible destino para el transporte de la Academia Ortodoxa, se enviaron innumerables piezas de información relacionadas a este lugar. Era muy consciente de que Chen Changsheng no había preparado nada en el fondo. Estaba confiando exclusivamente en la manera y la intención de la espada que había obtenido de obtener la victoria sobre Zhou Ziheng para entrar en este lugar.

"No tiene nada que ver conmigo."

Chen Changsheng realmente no pudo mover la caballería de la Ortodoxia.

La caballería de la Ortodoxia estaba bajo el mando directo del Palacio Li y era extremadamente poderosa en la batalla.

Zhou Tong de repente pensó en cierto día el año pasado. Ese día, la capital entera asedió a la Academia Ortodoxa y la gente abarrotada alrededor de la Oficina de Educación Eclesiástica.

Y luego, la caballería de la ortodoxia había llegado. Como un viento otoñal barriendo las hojas, habían limpiado la escena con firmeza e insensibilidad.

Ese día, una cantidad considerable de personas había muerto.

También fue solo a partir de ese día que mucha gente finalmente entendió que el arzobispo de la Oficina de Educación Eclesiástica, que parecía a punto de quedarse dormido en cualquier momento, en realidad poseía tanta autoridad dentro de la ortodoxia y ocultaba tal fortaleza.

Por lo que parece, la caballería ortodoxa que acababa de llegar debería haber sido parte del legado legado a Chen Changsheng por el anciano recientemente fallecido.

Zhou Tong dijo inexpresivamente a Chen Changsheng: "Sabes cuál sería el resultado si me atacases".

Chen Changsheng respondió: "Voy a morir".

Zhou Tong dijo: "En mi presencia, incluso tu forma de pensar sobre la muerte no es tan fácil".

Chen Changsheng respondió: "No, naturalmente tengo formas de morir".

Por alguna razón, Zhou Tong estaba bastante indignado por estas palabras. "Entonces, ?por qué no te vas y mueres?"

Chen Changsheng respondió: "Su excelencia todavía no se ha movido. Presumiblemente, es por miedo a que realmente moriremos".

Zhou Tong se burló, "?De qué estoy tan asustado?"

"Anteriormente, Su Excelencia dijo que te estaba amenazando. Deberías ser muy consciente de que si te amenazara, este sería mi único método".

Chen Changsheng continuó: "Pongo mi vida en peligro y luego veo si, a los ojos de esas poderosas figuras,es mi vida la que es importante o la de Su Excelencia ".

Como era el comienzo del verano, cuando el sol se acercaba gradualmente a su vértice, el tranquilo y hermoso patio se volvía algo sofocante.

Desde algún lugar lejano llegó el canto de las cigarras, su canción algo irritante para la mente.

Al igual que el estado de ánimo de Zhou Tong.

Cuando se enteró de que el Príncipe Chen Liu y Mao Qiuyu habían llegado afuera, su aflicción alcanzó su punto máximo.


Advertisement

Share Novel Ze Tian Ji - Chapter 449 – How Could The Chirping Of Cicadas Possibly Be Quiet?

#Read#Novela#Ze#Tian#Ji#-#Chapter#449#–#How#Could#The#Chirping#Of#Cicadas#Possibly#Be#Quiet?