Ze Tian Ji - Chapter 505 – The Divine Empress“s Teachings

Advertisement

Capítulo 505 - Las Enseñanzas de la divina Emperatriz


Traducido por: Hypersheep325

Editado por: Michyrr

Cuando Mo Yu terminó de preparar la comida, sacó un cuenco de arroz y se sentó frente a Xu Yourong.

Los dos se miraron a los ojos y sonrieron.

Chen Changsheng y Tang Treinta y Seis habrían encontrado esta atmósfera extraña insoportable, pero hace tiempo que se habían acostumbrado.

Justo como lo había sido hace muchos años, cuando la Emperatriz comía, ella era muy estricta, prohibía que nadie hablara. Solo podían comunicarse con sus ojos.

Xu Yourong y Mo Yu no sabían cuántas veces se habían comunicado con sus ojos. Hace mucho tiempo se había formado una comprensión tácita entre ellos y era muy fácil para ellos ver lo que la otra persona estaba pensando.

Era solo que sus comunicaciones a menudo hablaban sobre cosas como 'hoy, este plato era bastante sabroso, ese plato no era sabroso'; "El estado de ánimo de la Emperatriz parece bastante bueno hoy, ya se ha comido tres palillos de lengua de tragar"; "La emperatriz dijo anoche que iba a privar al primer ministro de su posición, parece que se va a hacer realidad, o ?por qué otra razón sería su estado de ánimo tan melancólico que ni siquiera puede beber su sopa de jade favorita? ' Pero hoy, se estaban comunicando entre ellos sobre otro asunto.

Mo Yu parpadeó mirando a Xu Yourong, preguntándole qué pensaba sobre Chen Changsheng y su compromiso.

Xu Yourong dejó caer sus pestañas como si no se hubiera dado cuenta, pero los dedos que sostenían su palillo avanzaron un poco.

Mo Yu se dio cuenta de este detalle y comenzó a simpatizar con Chen Changsheng.

Claramente recordó que cuando Xu Yourong era pequeña, cada vez que era infeliz, subconscientemente apretaba más sus dedos en sus palillos. Cuanto más apretada se agarraba, más se movería su dedo. Hubo un año en que vio a la pequeña Xu Yourong agarrar sus palillos así. En la tarde de ese día, el palacio donde vivía la Princesa de Ping ganó una docena de serpientes no venenosas, y esa misma noche, el rostro de la Princesa de Ping estaba pintado como el de un actor en una ópera ...

......

......

Los eunucos y las doncellas custodiaban la sala del palacio desde la distancia. No estaban del todo sorprendidos por la escena dentro de la sala y sus expresiones eran constantes.

No había muchas personas dignas de comer juntas con la divina Emperatriz, y Xu Yourong era una de ellas.

Esto no tiene nada que ver con su estado actual de Santa Doncella del sur. Desde pequeña, la emperatriz a menudo la recibía en el palacio y luego comía juntos. En aquel entonces, además de Xu Yourong, también había Mo Yu, la Princesa de Ping y el Príncipe Chen Liu. Más tarde, después de que el príncipe Chen Liu cumplió dieciséis años, raramente pasaba la noche en el palacio, y las ocasiones en que compartía una comida con la emperatriz también disminuyeron. En cuanto a la Princesa de Ping ... al parecer, esta noche se había ido de la ciudad al Templo de West Mountain para quemar incienso. Cualquiera podía ver que esto se debía a que la Princesa no deseaba ver el Xu Yourong que ella había envidiado y admirado durante tantos años y había escapado así.

Después del almuerzo, Mo Yu permaneció en el palacio para organizar los archivos. La divina Emperatriz se puso de pie y le dijo a Xu Yourong: "Ven conmigo".

Xu Yourong la siguió mientras iban directamente al punto más alto de la capital.

De pie en la plataforma de rocío, viendo las calles y mercados de la capital y el distante mausoleo de libros, Xu Yourong recordó esas escenas cuando solía jugar aquí en su infancia, y una sonrisa sincera apareció en su rostro.

"Esta es la primera vez que sonríes hoy".

La divina Emperatriz, con las manos detrás de ella, estaba parada en el borde de la Plataforma de Rocío, sin haber vuelto la cabeza.

Xu Yourong contuvo su sonrisa y caminó detrás de ella. Ella dijo lentamente: "La presión llegó demasiado rápido y no sé cómo responder".

Naturalmente, hablaba de tener éxito en el puesto de Santa doncella.

La divina Emperatriz declaró: "La llamada Doncella Santa no es más que un ídolo sagrado. Con tu comprensión y tu habilidad, ?qué tiene de difícil?"

Xu Yourong sabía que esta siempre había sido la opinión de la divina Emperatriz con respecto al puesto de Santa Doncella. Impotente para cambiarlo, se rió entre dientes y no dijo nada.

"De hecho, tengo una idea de dónde proviene esta presión tuya". La divina Emperatriz se dio vuelta y la miró. Recordando las escenas del Jardín de Zhou que había visto en la piscina del frío palacio, sonrió levemente. "La palabra que más infligeel sufrimiento es 'amor'. Si puedes evitarlo, debes evitarlo ".

Xu Yourong estaba un poco sorprendido. Ella sintió que la Emperatriz había visto algo, pero ... ese asunto no debería haber sido conocido por nadie. Incluso él ... no sabía, ?verdad?

La divina Emperatriz no continuó con este tema. Su mirada miró más allá del hombro de Xu Yourong y se posó en aquellos lejanos picos de las montañas en el sur que gradualmente estaban cubiertos de nieve. Ella preguntó: "Antes de irse, ?dejó algún mensaje para mí?"

Xu Yourong respondió con calma: "Shifu dijo que esperaba que la Emperatriz no se preocupara demasiado por cuestiones de estado y que viviera unos días más para usted".

La divina Emperatriz estaba bastante disgustada con estas palabras. Su voz un poco fría, declaró, "Verdaderamente una tonta".

Como involucraba a su propio amo, aunque Xu Yourong se sentía bastante impotente, todavía tenía que decir algunas palabras en defensa.

La divina Emperatriz recordaba, "Recuerdo que en aquel entonces, la princesa Jefe de la Gran Continente Occidental era sumamente excelente, tanto es así que su propio hermano más joven temía y la temía. Al final, ese pedazo de basura haría incluso desmayarse de inmediato Sin embargo, al final, no pudo hacer nada. También fue por la actitud de sus padres, que se desanimó y se casó con la lejana Ciudad del Emperador Blanco ... me parece que su maestro es tan tonta como ella ".

Xu Yourong pensó silenciosamente, si la Princesa Mayor se convertía en la Reina del Gran Continente Occidental, entonces comparada con su posición actual como Emperatriz de la Ciudad Emperador Blanca, ?qué vida sería más feliz? Además de ella, ?quién podría decirlo con certeza?

"Para una mujer para sobrevivir en este mundo no es fácil. Para que ellos poseen su propio lugar es aún más difícil. Para ser como nosotros y de pie en la cima del mundo, es un reto muy difícil. Dejando de lado ese idiota Wuqiong Bi , el talento, la percepción y la inteligencia de tu maestro son uno de cada diez mil. Originalmente pensé que ella sería diferente del resto de esas mujeres tontas, pero el resultado: una mujer tan inteligente, ?por qué no puede superar la tentación del amor? ? "

La expresión de la divina Emperatriz se volvió anormalmente fría. "?Qué significa vivir los días de uno? ?Por qué razón las mujeres simplemente viven sus días?"

Xu Yourong recordó un asunto de antes y suavemente dijo, "Martial Uncle Su dijo que la Emperatriz definitivamente hablaría de esta manera. Incluso la redacción es casi idéntica".

La divina Emperatriz frunció el ceño. "?Ah, qué dijo ese pequeño, pequeño Su?"

En el mundo actual, entre los expertos que se habían adentrado en el Dominio divino, Su Li y la Santa Doncella del sur fueron media generación después que el Papa y la divina Emperatriz. Junto con sus actitudes complejas hacia Su Li, los Santos, con la excepción de la Santa Doncella, siempre se dirigían a él como pequeño, pequeño Su. Era solo así podrían revelar su enojo hacia Su Li.

Porque en su opinión, Su Li era una molestia.

"El tío Su marcial quería que le dijera a la emperatriz ..." Xu Yourong la miró y luego continuó: "Vivir una vida solitaria no sirve. ?Qué necesidad hay de forzarte a hacerlo?"

Al escuchar estas palabras de Su Li, la divina Emperatriz guardó silencio durante mucho tiempo. De repente, ella comenzó a reír, su risa rebosante de franqueza y desprecio.

"Emperatriz, tú tampoco deberías culpar a la Maestra. Para ella convencer al Tío Su Marcial de viajar con ella por el mundo ya no es fácil".

El año pasado, a principios de otoño, tanto la Gran dinastía Zhou como los diversos poderes del sur comenzaron a prepararse como si la confluencia del norte y el sur fuera inevitable. En ese momento, muchas personas, incluidas figuras tan importantes como Xue Xingchuan, que estaban involucradas en la ejecución de este asunto, estaban desconcertados acerca de por qué los Saints estaban presionando sobre este asunto cuando Su Li todavía estaba claramente en Mount Li. Sin embargo, nadie reflexionó sobre la actitud de Su Li.

Resultó ser que la Santa Doncella había convencido a Su Li para que se alejara de las rencillas y las rencillas del mundo secular y ya no se preocupara por estas cosas.

La divina Emperatriz había dicho que la Santa Doncella del sur no había podido vencer la tentación del amor. En verdad, Su Li tampoco había podido superarlo.

La palabra "amor" había servido como una restricción, como el requisito previo para la confluencia del norte y el sur.

La divina Emperatriz se sintió muy fuerte en este asunto, por lo que sus palabras fueron extremadamente duras y burlonas. "Los mejores años de la vida de tu maestro se gastaron en Holy Maiden Peak, mientras él estaba afuera, comiendo, bebiendo y siendo alegre. Durante muchos años, él vivió tanappy life, encontrar a Demon Princess para un amante e incluso tener una hija. Nada se demoró para él, y finalmente, después de que se cansó de jugar, giró su cabeza hacia atrás para encontrarla de nuevo, !y luego fue una vez más a ver el atardecer en el crepúsculo! Dime, !qué hermoso es eso! Todo el mundo dice que gobernar el país es como jugar a Go, pero incluso si lo es, no haría un intercambio con mi enemigo. Simplemente no vale la pena ".

En este mundo, la cantidad de personas del mismo se*o con las que podía comunicarse en el mundo espiritual era solo dos. Así como así, ahora había uno menos, e incluso era por un hombre, la razón por la que ella encontraba más imposible de aceptar.

Xu Yourong no respondió porque era su anciano el que estaba siendo discutido, y también porque ... había momentos verdaderos en que ella sentía lo mismo.

"Simplemente se fue así, dejando atrás a una niña como tú. ?No podría estar preocupada?"

La divina Emperatriz miró a Xu Yourong y arqueó sus cejas. "En definitiva, ?no me corresponde a mí preocuparme? Verdaderamente, uno se vuelve estúpido después de llegar con un hombre. En comparación, no hay nadie más inteligente que yo".

Xu Yourong sonrió. "En cualquier caso, la Emperatriz también me enseñó. También está bien si la Emperatriz me enseña por unos años más".

"No enseñar, intercambiar".

La divina Emperatriz asintió con la cabeza hacia ella. Esto fue un signo de respeto.

Xu Yourong se sorprendió, pero rápidamente se calmó y le devolvió el gesto.

Ella no era una Santa, pero ya era la Santa Doncella del sur.

A partir de este momento, ella y la Emperatriz conversaron en niveles iguales, aunque fuera solo en la superficie.

"Como usted es la Santa Doncella del sur, debe pensar por el bien de los sureños, ya que este es su verdadero fundamento, incluso si ... debe oponerse a mí en el futuro".

"Entiendo."

"Tal como dije al principio, los hombres no soportan vernos de pie tan arriba. Como resultado, todas las Doncellas Sagradas antes que tu maestro casi nunca saldrían del Templo de South Stream. En la superficie, estudiaron los Monolitos del Libro Celestial y olvidaron En realidad, todos entendieron claramente que para garantizar su existencia continua era bueno, pero que tampoco podían permitir que su existencia creciera demasiado. Si no deseas convertirte en un ídolo sagrado, no puedes actuar de esta manera. "

"Entonces, ?cómo debería actuar?"

"A los hombres no les gusta vernos de pie tan arriba, así que debemos permanecer en lo alto, y tenemos que pisarlos hasta que ni siquiera puedan hablar o incluso atreverse a responder".

La divina Emperatriz declaró inexpresivamente.

Xu Yourong sabía que estas palabras aparentemente crudas y simples eran la voluntad de la Emperatriz, una advertencia sobre su vida futura como Santa Doncella, pero ... era una demanda aún mayor para la batalla que estaba por venir.

Ella no podía perder a Chen Changsheng.

......

......

Chen Changsheng se sentó en el lago de la Academia Ortodoxa, aturdido.

La Grulla Blanca estaba de pie junto a él, también aturdida.

Diminutos copos de nieve volaron desde el cielo y cayeron sobre la Grulla Blanca, aumentando su aura sagrada. Cayeron sobre su cuerpo, haciendo que pareciera que su cabello se había vuelto blanco por la preocupación.

"?Que debería hacer?" Deprimido, miró a la Grulla Blanca y preguntó: "Si realmente no puedo evitarlo, si realmente tengo que luchar contra ella, ?cómo debería luchar?"

La Grulla Blanca inclinó levemente la cabeza y lo miró. Era como si dijera: "Deberías estar preguntándole esto a ella, no a mí".

Lo pensó durante mucho tiempo. Al final, él suavemente susurró para sus adentros, "Si realmente no es bueno, ?entonces debería simplemente perder con ella?"

......

......

En la lluvia de nieve, Xu Yourong caminó por las calles de la capital con un paraguas en la mano.

No había ningún discípulo del Templo de South Stream a su lado, ni había ningún sacerdote del Palacio Li ni guardaespaldas del Palacio Imperial. Ella caminó sola.

Por alguna razón, a pesar de que no había cambiado su apariencia, elegante y hermosa como un hada, atrajo la mirada de nadie y nadie se dio cuenta de su identidad.

La gente en los puestos de comida en las calles, los trabajadores comiendo fideos en sus puertas, era como si ninguno de ellos pudiera verla bajo el paraguas.

Tal vez fue por el extraño borde del paraguas en su mano. El paraguas era bastante viejo y cubierto de polvo. Era el Paraguas de Papel Amarillo.


Advertisement

Share Novel Ze Tian Ji - Chapter 505 – The Divine Empress“s Teachings

#Read#Novela#Ze#Tian#Ji#-#Chapter#505#–#The#Divine#Empress“s#Teachings