Ze Tian Ji - Chapter 544 – The Confluence Of The North And South And Beginning To Break The Array

Advertisement

Capítulo 544 - La Confluencia del Norte y del Sur y el Comienzo de Romper la Matriz


Traducido por: Hypersheep325

Editado por: Michyrr

Su Li se fue, pero la vida continuó, y ese gran evento del mundo humano fue empujado metódicamente.

Para decir la verdad, fue precisamente porque Su Li se fue que este gran evento tuvo una oportunidad de éxito, que podría continuar.

En el decimoséptimo día después de que Xu Yourong y el grupo de Holy Maiden Peak llegaron a la capital, la cabeza del clan Qiushan, que representaba a los diversos clanes nobles del sur, también entró en las fronteras del Gran Zhou. La Secta de la Longevidad había cerrado su secta durante tres años, pero aquellas sectas y monasterios nominalmente vinculados a ella habían enviado representantes capaces.

Con el paso del tiempo, más y más representantes de las distintas facciones del sur comenzaron a tomar asiento en la sala de negociaciones.

La confluencia del norte y el sur ya no era un nombre que solo existía en los registros antiguos y la imaginación. Se acercaba cada vez más a la realidad.

Para los sureños, el mayor problema al que se enfrentaban era que, después de la partida de Su Li y la Santa Doncella, no poseían ningún experto en el Dominio divino. No importa si era en la mesa de negociación o en otro lugar, la mesa de la bebida, por ejemplo, no podían evitar sentir falta de confianza.

Inesperadamente, ni la Corte Imperial ni la Ortodoxia aprovecharon esta diferencia de fuerza para sugerir cualquier tipo de demanda irracional. Por el contrario, mostraron una generosidad y una apertura de miras raramente vistas, haciendo una serie de garantías y juramentos en beneficio del futuro del sur.

Solo los verdaderamente sabios podían ver el cruce de espadas escondidas detrás o teniendo lugar antes de esta negociación.

Este fue el cruce de espadas entre Su Li y la Emperatriz divina Tianhai y el Papa.

Con inimaginable sabiduría y coraje, renunció a su derecho de vengarse de aquellos que lo habían perseguido en su viaje de regreso al sur. Cuando partió junto con la Santa Doncella, el sur de inmediato perdió toda su confianza, evitando así que las negociaciones volvieran a enredarse en el barro como había sucedido innumerables veces antes.

Entonces la divina Emperatriz y el Papa tuvieron que darle suficiente retorno, para dar al sur condiciones anormalmente generosas.

En los detalles de esta negociación, estos retornos, este tratamiento generoso, fue el siguiente: después de la confluencia del norte y el sur, el sur preservaría la mayor parte de su independencia posible.

Esta independencia ya superó los sueños más salvajes de los poderes del sur.

No necesitaron alterar las prefecturas, redibujar provincias o condados. Eran libres de elegir sus propios funcionarios locales sin requerir la aprobación del Ministerio de Nombramientos en la capital, y solo necesitaban examinarlos en la capital una vez dentro de tres años. Los impuestos también fueron extremadamente favorables, y en términos de pagos del tesoro estatal, se inclinaron aún más hacia las prefecturas relativamente pobres del sur.

Además de esto, el sur obtuvo muchos otros beneficios, especialmente con respecto al Gran Examen y el Examen Imperial. De ahora en adelante, ya no necesitarían tomar una porción de la asignación de la capital, sino que serían tratados como el resto de las provincias y condados, calculando una cuota a partir del número de personas en el censo oficial. Con el desempeño del sur en los últimos años, obtendrían una gran ventaja en el Grand Examination.

Por supuesto, los sureños no podían obtener beneficios sin pagar nada. Mucho antes de que concluyeran las negociaciones, varios ítems ya habían sido confirmados. Estos eran que en el futuro, el ejército y los asuntos exteriores serían administrados desde la capital. El cambio más grande implicó los diez mil li de la frontera ininterrumpida en el norte con las llanuras nevadas. En el pasado, las sectas y los clanes nobles del sur también enviarían expertos a la guarnición de los fuertes del norte y resistir al gran ejército de los demonios. Sin embargo, estos expertos fueron invitados de honor, escuchando sugerencias, pero no pedidos. Ahora, sin embargo, estos expertos serían todos insertados directamente en el ejército. Junto con los cambios que se producen en la logística y otros aspectos similares, se puede suponer que el ejército humano rápidamente dará un gran salto en la fuerza. Además, este ha sido siempre el objetivo más importante, incluso único, de la confluencia del norte y el sur.

A medida que las negociaciones sobre la confluencia del norte y el sur lentamente se dirigieron hacia el éxito, los expertos y soldados del mundo humano fortalecieron su vigilancia sobre el norte. El movimiento de suministrodesde el sur llevaba un flujo interminable de raciones y forraje a los once pases fronterizos críticos. Estaban preparados en cualquier momento para enfrentarse cara a cara con la caballería demoníaca que cabalgaba hacia el sur, porque era muy obvio que los demonios no podían quedarse atrás mientras el mundo humano tenía éxito en la confluencia del norte y el sur. Definitivamente harían algo, especialmente ese asesor militar absolutamente traicionero, Black Robe. Tal vez ya había puesto en marcha sus esquemas astutos.

La situación en el norte era bastante tensa, y los dos lados de la mesa de negociación también eran bastante tensos, pero estos eran dos tipos diferentes de tensión. En estas negociaciones, Xu Yourong jugó un papel extremadamente importante. Incluso podría decirse que, desde una perspectiva psicológica, ella era la representante más importante porque, al mismo tiempo, era una persona de Zhou y la Santa Doncella del sur. Naturalmente, sus días se volvieron muy ocupados, llamando constantemente a los diversos representantes del sur, mientras que al mismo tiempo se comunicaba con la Gran Corte Imperial de Zhou. Afortunadamente, ella vivía en el Palacio Imperial y por eso fue muy fácil para ella encontrarse con la divina Emperatriz.

Chen Changsheng no la había visto desde hacía diez días y estaba algo preocupada, pero sabía que estaba haciendo algo extremadamente importante, por lo que naturalmente no se quejaría. Como una persona que valora el tiempo por encima de todo, él no desperdició sus días en anhelo y espera. Tomó prestado el frío del profundo invierno para perfeccionar su mente, comprender las cinco perlas de piedra y recitar en silencio el estilo Halving Blade. Ocasionalmente, daba una lección a los nuevos estudiantes de la Academia Ortodoxa, pero pasaba más tiempo estudiando sin parar. Por supuesto, no olvidó algunas otras cosas importantes.

En un cierto día normal de invierno de nieve y viento, compró una gran cantidad de comida y pequeñas chucherías del mercado. Bajo el Paraguas de Papel Amarillo, evitó los innumerables ojos que rodeaban la Academia Ortodoxa y, bajo las miradas de la Guardia Imperial, llegó a ese árbol fuera de los muros del palacio. Luego, aprovechándose de un gran viento y de la nieve que confundía los ojos, saltó a ese pozo de New North Bridge.

El papel de bambú más absorbente de aceite ocupaba un espacio en el suelo de aproximadamente la mitad del tamaño de una casa, y un sinnúmero de alimentos calientes y de tuberías estaban dispuestos ordenadamente sobre él, liberando vapor y todo tipo de aromas diferentes. Había colas de ciervo cocidas al vapor, ganso asado, pato asado e incluso una docena de albóndigas de arroz pegajoso, pero esta vez no había una pata de oso al vapor ... debido a Xuanyuan Po, no había nadie en la Academia Ortodoxa que actualmente se lo comiera plato.

Chen Changsheng usó dos dedos para sacar un pañuelo limpio de su manga. Después de limpiarse cuidadosamente las manos con aceite, alzó la cabeza hacia el Dragón Negro y dijo: "Tang Tang hizo del restaurante Clear Lake la cafetería de la Academia Ortodoxa ... Olvidé decírtelo ... pero además de la langosta azul, compré algunos más cosas desde el exterior. Siento que pueden saber aún mejor ".

En el centro de toda la comida había una pequeña montaña de langosta azul.

Chen Changsheng sonreía mientras hablaba, su sonrisa era muy limpia y contenía una alegría que venía del corazón.

Para obtener tantas comidas finas para el Black Dragon para comer, realmente se sintió muy satisfecho.

El cuerpo montañoso del Dragón Negro descendió lentamente. Un aura fría y glacial difícil de describir con palabras presionó instantáneamente el vapor que se elevaba desde la comida.

Chen Changsheng apresuradamente sacó su espada y la cortó, y una espada intentada débilmente impregnada con una luz ardiente se elevó. La comida se calienta instantáneamente y no se congela en trozos de hielo.

Él había usado la Espada del Cielo Ardiente.

Esa noche, varios días atrás, había comprendido la intención de la espada en esa carta durante mucho tiempo. Después, vio la batalla entre Burning Heaven Sword de Su Li y Ebony Phoenix Hairpin de la Emperatriz divina e hizo algunas ganancias.

Aunque no podía decirse que había alcanzado grandes alturas en el camino de la espada, en su cultivo actual, ya se podía contar que estaba completamente integrado con la espada.

Excepto que ... usar la Espada del Cielo Ardiente, increíblemente difícil de comprender, para calentar la comida era inapropiado, sin importar cómo uno lo mirara.

El Dragón Negro no creía esto; ella lo sintió extremadamente apropiado.

Estaba muy satisfecha con los meticulosos preparativos de Chen Changsheng para diseñar este piso de comida y una montaña de langosta azul, y estaba aún más satisfecha con su manera de calentar la comida usando la Espada del Cielo Ardiente. Esto fue porque indicó que a sus ojos, ella estaba comiendo alimentos frescos y calientes.Es importante preservar la llamada dignidad del camino de la espada.

Ella decidió perdonarlo por el hecho de que ya había pasado un mes desde la última vez que lo visitó.

Un grito dragón digno y remoto, simple pero complejo, resonó en el espacio frío y sombrío.

Chen Changsheng estaba un poco desconcertado, sin entender por qué el Dragón Negro no tenía prisa por comer y en cambio quería primero hacer sus lecciones de lenguaje del dragón. Entonces, de repente, recordó que había traído la comida del Dragón Negro muchas veces, pero aparentemente nunca la había visto comer frente a él.

"Ah ..."

"Uh ..."

"Ee ..."

"Cortejar…"

"Shu ..."

El cavernoso espacio de vez en cuando resonaba con los bajos y dignos gritos de dragón del Dragón Negro, mientras que Chen Changsheng torpe y seriamente aprendía los tonos del idioma.

Chen Changsheng aprendió con dedicación única, todo el camino hasta que su voz fue ronca, su mar de conciencia en blanco y su cuerpo extremadamente débil. Sin embargo, no se olvidó de cortar con la Espada del Cielo Ardiente en ciertos intervalos, ayudando al ganso asado y al pato asado a mantener su fragancia original a la temperatura más adecuada.

Los bigotes del Dragón Negro de vez en cuando derivaban hacia arriba, derramando pedazos de nieve sobre esa pequeña montaña de langosta azul, produciendo una imagen muy hermosa.

Después de un largo tiempo, la lección de hoy sobre el lenguaje del dragón finalmente concluyó. El Dragón Negro suavemente infló un soplo de aire en su rostro, cubriéndolo instantáneamente en una capa de escarcha. Usó su mano para limpiar la escarcha y sintió que con este repentino escalofrío, se sentía renovado y su agotamiento se había desvanecido instantáneamente.

"Iré allí para echar un vistazo".

Chen Changsheng no olvidó el asunto más importante. Corriendo hacia la parte posterior, vio esas dos cadenas, los otros extremos de las cadenas unidas a un muro de piedra y sostenidas en las manos de esos dos generales legendarios. Comparado con el cuerpo masivo del Dragón Negro, estas dos cadenas eran como dos hilos finos, pero aprisionaron fuertemente al Dragón Negro.

Se podría suponer que en los últimos siglos, el Dragón Negro había intentado en innumerables ocasiones romper estas dos cadenas, sin embargo, nunca había tenido éxito.

Chen Changsheng había pasado la mayor parte del año después de regresar a la capital desde el Jardín de Zhou pensando en una forma de romper estas cadenas, pero también había fallado.

El conjunto que Wang Zhice había colocado sobre este muro de piedra era demasiado complejo y maravilloso, como el propio mar de estrellas.

Los dos Generales divinos Yu Gong y Qin Zhong habían dejado una parte de su sentido espiritual en el muro de piedra. Eran demasiado poderosos, como relámpagos.

La generación anterior de flores florecientes ya estaba separada del presente por cerca de mil años, pero esas leyendas todavía eran leyendas. Incluso cuando solo eran hebras de almas heroicas, todavía no eran algo a lo que él pudiera oponerse, ni siquiera un dominio que él pudiera tocar: este dominio se llamaba divino.

Chen Changsheng estaba sentado debajo de la pared de piedra. Bajo las atentos miradas de estas leyendas, él leyó tranquilamente un libro en la mano.

El libro que estaba leyendo era bastante antiguo, su nombre era "Colección Ilustrada de Matrices del Maestro Daoísta Sheyang".

Nadie conocía los detalles del maestro de Wang Zhice. En aquellos tiempos, cuando era un conferenciante ordinario en la Academia Celestial Dao, en su mediana edad, de repente bañó la capital en el resplandor de las estrellas y sacudió el continente, pero nadie sabía quién era su maestro. Chen Changsheng había buscado a través de varios cientos de libros en la biblioteca de la Academia Ortodoxa. En la ciudad natal de Wang Zhice, descubrió a un taoísta ordinario con el apellido Wu.

La ciudad natal de Wang Zhice era Sheyang.

Este taoísta de apellido Wu era el maestro taoísta de Sheyang.

......


Advertisement

Share Novel Ze Tian Ji - Chapter 544 – The Confluence Of The North And South And Beginning To Break The Array

#Read#Novela#Ze#Tian#Ji#-#Chapter#544#–#The#Confluence#Of#The#North#And#South#And#Beginning#To#Break#The#Array