Ze Tian Ji - Chapter 561 – Seeing A Middle-Aged Scholar, The Sky Turns Dark

Advertisement

Capítulo 561 - Al ver a un erudito de mediana edad, el cielo se vuelve oscuro


Traducido por: Hypersheep325

Editado por: Michyrr

Tang Treinta y seis volvió en sí, pensando, este es realmente el caso. Liu Qing no tiene invitación, pero todavía se entrometió en el Monte Han, entonces ?por qué el Pabellón de los Secretos Celestiales no lo mató?

Chen Changsheng no podía entenderlo así que no pudo evitar estar preocupado: Su Li se había ido, al igual que el asesino secreto estaba en segundo lugar. Cuando Liu Qing se fue, realmente parecía uno de esos fantasmas errantes y sin hogar que caminaba en la oscuridad, pareciendo que la luz del sol podía tragarlo en cualquier momento.

Sabía que una persona como Liu Qing tenía las manos seguramente empapadas en sangre, por lo que no debería simpatizar con él. Sin embargo, no tenía medios para controlar la inclinación de sus emociones. Después de todo, en la ciudad de Xunyang, habían luchado lado a lado contra el enemigo, y el enemigo al que se enfrentaban era uno de los más fuertes del mundo.

"Dime, ?qué tipo de cosa crees que necesita un asesino increíblemente poderoso?"

Tang Treinta y Seis de repente dijo: "Ciertamente está ganando suficiente dinero. En mi opinión, lo que quiere recuperar es una determinada forma de vida".

Desconcertado, Chen Changsheng preguntó: "?Una forma de vida?"

"A estos asesinos les encanta luchar, les encanta matar, pero no están locos. Por lo tanto, les encanta cuando las personas adquieren sus habilidades y hacen que peleen y maten. De esta manera, no necesitan pensar en cosas como la ética y la ética. moralidad. Pueden luchar y matar un trabajo diario, y este es el tipo de vida que persiguen ".

"?Qué quieres decir?"

"Liu Qing y ese grupo de asesinos pueden considerarse como un grupo de dragones con cabeza, ahora un grupo de fantasmas vagabundos y sin hogar. Quieren que alguien los devuelva a las vidas que solían vivir".

"?Y entonces?"

"Aunque no tengo esa habilidad, sí tengo dinero ... si les gusta este tipo de vida, !se lo daré!"

"Solo deja de pensar en esas tonterías", dijo Chen Changsheng muy en serio.

Tang Treinta y seis extendió descuidadamente las manos, "Estoy reflexionando al azar. ?Por qué tan serio?"

Zhexiu respondió inexpresivamente: "Ha estado pensando en esto durante mucho tiempo, o bien, ?por qué tan desesperadamente pidió los datos de contacto de Liu Qing en este momento?"

Enojado y avergonzado, Tang Treinta y Seis advirtió: "Sin pruebas, no digas tonterías, o te mato".

Chen Changsheng le lanzó una mirada.

Tang Treinta y Seis cambió rápidamente de tema. "?No sientes que la apariencia de Xiao De hace un momento fue demasiado repentina?"

Se vieron forzados a admitir que Tang Treinta y Seis había cambiado el tema muy bellamente, porque realmente era un asunto que valía la pena pensar, con muchos puntos de sospecha.

Mount Han era un lugar bajo el control del Pabellón de los Secretos Celestiales. Xiao De solo podría haber pasado la puerta de la montaña bajo la invitación del Pabellón de los Secretos Celestiales. Al final, sin embargo, intentó dificultarle las cosas a Chen Changsheng en el camino de la montaña. Incluso si su fuerza fuera tiránica y su actitud arrogante, ?podría despreocuparse por enojar al Pabellón de los Secretos Celestiales? Además, incluso si hubiera logrado humillar a Chen Changsheng, ?qué beneficios traería? Además de descargar la furia en su corazón, ?era eso suficiente para cancelar el daño ilimitado en el que incurriría al ofender simultáneamente tanto a la Ortodoxia como al Pabellón de los Secretos Celestiales?

"Xiao De es diferente de los semihumanos comunes, por ejemplo, es completamente diferente de nuestro hijo oso. No es un tanto honesto y directo, al contrario, es un planificador profundo y previsor".

Tang Treinta y Seis había sacado a relucir este asunto, y cuanto más pensaba, más sentía que algo andaba mal y su expresión se puso seria. "A pesar de que tiene todas las excusas y motivos para humillarte, para que asuma un riesgo tan grande, debe haber una gran ganancia para hacerlo. Pero no importa cuánto lo piense, no puedo pensar en un solo buen resultado.

"A menos que haya alguien que pueda obtener enormes ganancias de todo esto, que luego puede convertir en algún otro beneficio para darle.

"Para que Chen Changsheng sea completamente humillado, como ser golpeado en un cerdo, incluso despojado de un cerdo desnudo, ?quién podría obtener la mayor ganancia?

"Por supuesto, no es la Santa Doncella, ni es la Princesa Luoluo ... no me golpees, estoy hablando de un asunto serio aquí ... deberían ser esos competidores. Para que el futuro Papa pierda tanto rostro, el Li Palace definitivamente buscaría venganza, pero ... si alguien tuviera problemas con esta mEn el futuro, a Su Santidad le resultará difícil hablar.

"Si decimos que esto es un argumento, es un juego extremadamente simple e incluso infantil, pero realmente podría causarle un daño real.

"?Por qué? Porque tú eres el futuro Papa, adorado por todos. El más sagrado, por lo tanto, también el más fácil de mancillar.

"Zhexiu, no me mires con esos ojos, no tengo ningún otro significado detrás de esas palabras.

"Chen Changsheng, mira si mi análisis tiene algún fundamento".

En el siguiente silencio, Chen Changsheng y Zhexiu se miraron a los ojos, pensando: Tang Treinta y Seis es realmente digno de ser el sucesor del clan Wenshui Tang. En tan poco tiempo, pudo diseccionar y analizar claramente esta súbita materia, analizando la causa y los efectos de una manera extremadamente precisa.

Sí, ya creían en las conjeturas de Tang Treinta y Seis.

Ese experto semihumano había aparecido demasiado abruptamente, y sus acciones eran demasiado irracionales, por lo que debe haber habido alguna razón subyacente.

El Bastón divino ya estaba en sus manos, pero si deseaba ponerse la Corona divina y convertirse en Papa, Chen Changsheng aún necesitaba enfrentar muchas pruebas.

Hoy fue un juicio aparentemente ordinario, pero realmente muy peligroso.

El objetivo de Xiao De eran las dos orillas del Río Rojo, el trono de la soberanía sobre el dominio semihumano.

?Quién podría tragarse un precio tan monstruoso, invitar a Xiao De a arriesgarse al castigo divino del Papa y actuar contra Chen Changsheng?

Para ser más precisos, ?quién tenía los requisitos para prometerle a Xiao De tanto beneficio en el futuro?

Esa persona o esas personas, tan vívidamente retratadas, eran ciertamente las competidoras del puesto de Papa o del Emperador del Gran Zhou.

Por ejemplo, el clan Tianhai en la capital lejana, o Linghai Zhiwang en la base cercana de la montaña.

Debido a las reglas establecidas por el Pabellón de los Secretos Celestiales, las poderosas figuras de la Ortodoxia no pudieron ingresar al Monte Han. Ahora que lo pensaron, este asunto realmente fue bastante interesante.

Porque fue demasiada coincidencia.

Debe decirse que aunque los planes de cierta persona parecían burdos, en realidad eran demasiado casuales en su torpeza.

Si no fuera por el hecho de que Liu Qing había aparecido repentinamente en Mount Han por alguna razón, este plan realmente podría haber tenido éxito.

"Tu suerte no está mal", señaló Tang Treinta y Seis.

Zhexiu argumentó, "Esto no tiene nada que ver con la suerte".

Sí, si no fuera por el hecho de que viajaron juntos hacia el sur por diez mil li, lucharon juntos en la tormenta de la ciudad de Xunyang, y que Chen Changsheng nunca abandonó Su Li para regresar a la capital, ?cómo pudo haber sido así? afortunado justo ahora?

La gente caminaba a lo largo del sendero de la montaña, los cultivadores se conocían entre ellos y discutían la reciente perturbación.

En el frente, Chen Changsheng estaba hablando con el mayordomo del Pabellón de los Secretos Celestiales. "Tengo ... algo así como una amistad con esa persona mayor desde entonces, ?es posible ...?"

El mayordomo dijo en voz baja: "Por supuesto que no hay problema. El asunto en la ciudad de Xunyang es conocido por todo el mundo. Incluso si no le diéramos cara a Su Li, aún tendríamos que darle la cara a Su Eminencia".

En verdad, Chen Changsheng tenía claro que el Pabellón de los Secretos Celestiales le estaba dando la cara al Superior Su Li, era solo que había abordado el asunto.

"Por supuesto, no puede matar a nadie en Mount Han. Incluso si se encuentra con un enemigo, solo puede escapar".

Finalmente, el administrador agregó, "O incluso las caras de Su Santidad y la Emperatriz combinadas no serían de ninguna utilidad aquí".

Con la promesa de este mayordomo, Chen Changsheng se volvió mucho más relajado.

Falló por completo al esperar que volvería a encontrarse con Liu Qing tan rápido.

Además, el actual Liu Qing estaba en una situación extremadamente peligrosa.

El camino de la montaña ligeramente curvado. Directamente frente a ellos había una corriente clara. En el acantilado al otro lado del arroyo, los árboles crecían en todas partes, cubiertos de hojas amarillas que iban de claras a oscuras, tan hermosas que sus colores y sombras parecían difuminarse. Los árboles estaban repletos de frutas de todo tipo, las ramas cargadas colgaban como si pudieran romperse en cualquier momento.

Cerca del arroyo, crecieron varios cientos de árboles de caqui, con ramas densas de caquis. Parecían linternas innumerables.

Liu Qing estaba de pie junto a la corriente, mirando frente a él las innumerables linternas amarillas. Su mano se apoderó de su espada, su rostro estaba pálido como la sangre, y su respiración era apresurada y apresurada.re. Sus dos hombros caían extremadamente bajos, no porque pudiera empuñar su espada aún más rápido, sino porque estaban al borde del colapso, como si una montaña invisible descansara sobre su cuerpo.

Innumerables y finas corrientes de sangre se filtraban de sus orejas y las comisuras de sus ojos.

Su cabeza era como una de esas frutas pesadas en esos árboles, lista para explotar en cualquier momento porque estaba demasiado madura, o quizás porque era demasiado pesada, rompería la rama y le caería al cuello.

O resultó en la muerte.

La mano derecha de Liu Qing, sosteniendo la espada, temblaba constantemente. Estaba casi en el punto en que ya no podía sostenerlo.

Incluso ahora, él todavía no atacó.

Porque era imposible para él atacar.

Al mismo tiempo, no se atrevió a atacar a esta persona.

Entre la montaña de hojas amarillas había un erudito de mediana edad.

Con las manos entrelazadas detrás de la espalda, miró esos caquis parecidos a linterna, casi como si estuviera viendo si estaban maduros o no.

Un colgante estaba atado a su cinturón. Si uno lo examina cuidadosamente, tal vez uno reconocería que era un sello.

No parecía haber nada extraordinario en este erudito de mediana edad, pero cuando la mirada de Chen Changsheng cayó sobre su cuerpo, el cielo sobre las montañas se oscureció de repente.

?Quién era él?


Advertisement

Share Novel Ze Tian Ji - Chapter 561 – Seeing A Middle-Aged Scholar, The Sky Turns Dark

#Read#Novela#Ze#Tian#Ji#-#Chapter#561#–#Seeing#A#Middle-Aged#Scholar,#The#Sky#Turns#Dark