Ze Tian Ji - Chapter 593 – The Heavenly Dao Cannot Be Defied

Advertisement

Capítulo 593 - El Dao celestial no puede ser desafiado

Traducido por: Hypersheep325

Editado por: Michyrr

En este momento, ni un solo hilo de viento sopló sobre la plataforma de piedra, ni hubo ningún ruido. De repente, hubo un sordo retumbo de trueno.

Este fue un trueno algo extraño porque no resonaba en el mundo real, sino a través de los mares de la conciencia de la multitud.

Este trueno provino del cuerpo de Chen Changsheng con las piernas cruzadas. No provenía de las vibraciones estruendosas del aire, sino de un fuerte aumento de la verdadera esencia y el resplandor de las aperturas Qi.

Un lugar determinado alrededor del cofre de Chen Changsheng de repente se volvió brillante. La luz emergió de su cuerpo, pasó a través de su raída túnica taoísta, y brilló en los ojos de todos los presentes.

Él había encendido la apertura del Qi allí.

Esto fue seguido poco después por más y más truenos. Este trueno parecía provenir de más allá de los cielos, pero en realidad, provenía de su cuerpo.

Más y más motas de luz comenzaron a emerger claramente de las profundidades de su túnica taoísta. Parecía que no había rima o razón para el orden en que las aperturas de Qi estaban iluminadas, ni ningún tipo de conexión. Si uno conectara estas aperturas de Qi con una línea, solo obtendría una imagen extremadamente descuidada sin nada especial sobre ella.

Con el paso del tiempo, la atmósfera se volvió cada vez más tensa, las miradas se centraron cada vez más en el cuerpo de Chen Changsheng. Ya había encendido muchas de las aberturas Qi de su cuerpo y su túnica taoísta se hacía cada vez más brillante, luciendo como una linterna hecha de vidrio de colores, tanto por fuera como por fuera brillaban incomparablemente.

Solo en este momento cesó el trueno, finalmente dejó de usar el brillo estelar para iluminar sus aperturas de Qi. La multitud consideró que era completamente imposible ver cuántas aperturas de Qi había iluminado. ?Fueron varias docenas como cultivadores ordinarios, o cien o doscientos como esos cultivadores con talento excepcional?

El tranquilo mundo alrededor de Chen Changsheng comenzó a moverse. La brisa sobre el lago lo acarició suavemente, alborotando su túnica daoísta rasgada. La luz emitida por la túnica taoísta creció gradualmente, revelando manchas de luz como estrellas.

Aunque esos puntos de luz parecían caóticos, en realidad, tenían sus propias leyes. Eran las innumerables estrellas del cielo nocturno formadas en una carta de estrellas completa.

Este era un Dominio Estelar.

Chen Changsheng abrió los ojos. Sus ojos estaban todavía tan limpios como siempre, pero en comparación con los anteriores, hubo algunos cambios muy sutiles. Sus profundidades emitieron débilmente el resplandor de las estrellas, pareciendo jade lavado por agua durante incontables años. Una gran transformación había ocurrido con su Qi. Se había vuelto más condensado, más poderoso.

El suave viento revolvió su túnica taoísta. Cuando se levantó, fragmentos de estrellas se movieron de su manga y lentamente bailaron en el aire.

Esos fragmentos de estrellas se desvanecieron gradualmente, las innumerables estrellas en su túnica taoísta se atenuaron gradualmente, pero una pantalla protectora invisible aún permanecía.

Todavía estaba parado en su posición original, pero ya no estaba dentro de este mundo.

Estaba mortalmente quieto.

!Chen Changsheng había logrado condensar su estrella!

!Y el Star Domain que él había condensado parecía tan completo, incluso emitiendo una sensación de perfección!

Anteriormente, cuando Gou Hanshi se había enfrentado a Zhong Hui de Scholartree Manor y había mostrado su cultivo de Condensación Estelar, había llenado a la multitud con un impacto y admiración extremos, pero ?y ahora?

!Chen Changsheng había roto los récords de Qiushan Jun y se había convertido en el más joven cultivador de Condensación de la historia!

El silencio finalmente se rompió con las discusiones emocionadas y los conmocionados suspiros de emoción, y el lugar se volvió extremadamente animado.

Al ver a Chen Changsheng abrir los ojos, Tang Treinta y Seis finalmente soltó los puños y se volvió hacia Guan Feibai, apretando sus cejas con una indescriptible sensación de satisfacción.

Guan Feibai no lo miró, ni miró a Chen Changsheng. En cambio, estaba mirando a Guan Bai, que se alzaba lentamente, con el rostro lleno de respeto.

Muchas otras personas también miraban a Guan Bai con expresiones de respeto y admiración.

Fue solo en este punto que algunas personas finalmente entendieron por qué Chen Changsheng le había pedido a Guan Bai que esperara un momento.

Y Guan Bai realmente había esperado en silencio.

Este tipo de comportamiento verdaderamente hizo que los demás se quedaran boquiabiertos de admiración.

Algunas miradas también se volvieron hacia la plataforma alta y la bella figura detrás de las cortinas.

ThComo la gente pensaba, Chen Changsheng logró entrar en la Condensación Estelar. El estado de ánimo de la Santa Doncella debe ser muy pobre.

......

......

Chen Changsheng sintió esa estrella en el cielo distante, sintió el poder de su resplandor, sintió la infinita esencia verdadera circulando a través de sus meridianos, rebosante de emoción.

Debido a que había comprendido y preparado durante tanto tiempo, tenía mucha confianza en poder condensar un Dominio Estelar perfecto. Pero el Dominio Estelar era un asunto. Para él, la parte más importante de tener éxito en condensar su estrella era que podría abordar parcialmente el problema de los límites impuestos a su uso de la esencia verdadera por sus meridianos obstruidos y fracturados. Incluso había una posibilidad de que pudiera tomar esa fuerza para atravesar directamente esos bloques en sus meridianos.

Ahora sentía que su cuerpo rebosaba fuerza ilimitada. Estaba seguro de que si el Señor de los Demonios aparecía de nuevo, si abría el Paraguas de Papel Amarillo, podría bloquear al menos dos ataques. Esto también significaba que incluso si estaba luchando contra uno de los expertos supremos del mundo, podría proteger su vida por lo menos un instante.

Aunque un instante no podía traerle diez mil li, no podía durar cien años, bastaba con utilizar todos los métodos que había escondido, permitirle encontrar un método para atravesar el espacio y entrar en el Jardín de Zhou. Y mientras él entrara en el Jardín de Zhou, estaba seguro de que ni el Señor de los Demonios ni ningún otro experto atemorizador sería capaz de matarlo en tan poco tiempo.

El resultado de sus cálculos fue perfecto, proporcionando un gran alivio para su mente. La verdadera esencia fluyendo a través de su cuerpo y la sensación de poder desbordante fortalecieron esta sensación. El aumento en la percepción provocada al irrumpir en la Condensación Estelar también causó que el lago y las montañas en sus ojos parecieran más vivos. En resumen, nunca había sentido que el mundo fuera tan hermoso.

Hace algunas noches, él y Xu Yourong tuvieron una larga conversación, lo que hizo que resolviera entrar en la Condensación Estelar durante la Cumbre de ebullición en busca de esta sensación de alivio.

Por lo tanto, había aceptado el desafío de este oponente a pesar de comprender claramente que era mucho más débil. Quería usar esta presión para derribar ese muro crucial. Por supuesto, él más necesitaba agradecer a su oponente por darle esta oportunidad y aun así darle el tiempo suficiente.

Chen Changsheng se inclinó seriamente ante Guan Bai, su expresión sincera. "Muchas gracias al hermano mayor".

Guan Bai no lo evitó. Le había dado un año a Chen Changsheng precisamente porque quería ver si Chen Changsheng podría tener éxito en irrumpir en la Condensación Estelar en un año.

"Como esperaba, no me decepcionó, no decepcionó al mundo".

Miró a Chen Changsheng y dijo: "Pero la batalla de espadas de hoy, todavía debo ganar".

En este partido, Guan Bai estaba peleando en lugar de Zhuang Huanyu de la Academia Celestial Dao, quien se había suicidado junto al pozo del frío. Tenía la dignidad de un maestro de la espada, el porte del joven líder de la Academia Heavenly Dao. Podría darle a Chen Changsheng tiempo suficiente para entrar en la Condensación Estelar, incluso actuar como su protector, pero no permitiría que Chen Changsheng se fuera en la posición de vencedor.

Después de tener éxito en condensar su estrella, Chen Changsheng logró su objetivo más importante al venir al Monte Han. Las expectativas tanto del Papa como de Su Li se habían logrado todas. No tenía ningún interés en los Heavenstones, aunque sabía que la pequeña piedra negra en el plato probablemente tenía alguna conexión secreta con Wang Zhice. No le importaba el resultado de esta batalla y podía irse, pero debido a su gratitud y respeto hacia Guan Bai, tuvo que pelear seriamente esta batalla hasta el final, para regalar su primera batalla después de entrar en la Condensación Estelar a su oponente. .

Levantó la Espada Inoxidable en sus manos y apuntó a Guan Bai, tranquilo y respetuoso.

La mano izquierda de Guan Bai levantó su espada y la cortó casualmente desde arriba hacia abajo.

Arriba estaban los cielos, abajo estaba la tierra.

Ir de arriba a abajo era descender de los cielos.

Pero este ataque no era una cascada que descendía del cielo, era una nube a la deriva en lo alto del cielo, con un significado mucho más profundo y duradero.

Al ver este golpe aparentemente simple, la expresión de Gou Hanshi instantáneamente se volvió extremadamente grave.

El pelo en las sienes de Zhexiu de repente flotó como alambres de acero.

La bella figura detrás de las cortinas pareció moverse débilmente hacia adelante.

Vieron el aspecto aterrador del ataque de Guan Bai.

Mientras Chen Changsheng estaba condensando su estrella, Guan Bai no perdió su tiempo. También se sentó con las piernas cruzadas en el suelo, acumulando y comprendiendo.

Guan Bai estaba comprendiendo el cielo y la tierra circundantes, los lagos y las piedras detrás de él. Y cuando Chen Changsheng condensaba su estrella, Guan Bai comprendía los cambios en el cielo y la tierra, la actividad del lago y las piedras. De estos, buscó esas leyes y luego las perfeccionó.

Este golpe suyo ya no era la fuerza, sino la ley.

La ley de los cielos y la tierra era el Dao celestial.

Aunque este golpe aún estaba lejos de ser el verdadero Dao celestial, todavía era una espada incomparablemente real del Dao celestial.

La Academia Heavenly Dao sirvió en los últimos cien años como cabeza de las Seis Ivas, por lo que naturalmente tuvo sus propios aspectos extraordinarios. Su aspecto más sobresaliente fueron sus técnicas taoístas que percibían el Dao celestial arriba.

Como el director anterior de la Academia Celestial Dao, Mao Qiuyu estaba naturalmente muy familiarizado con este ataque de Guan Bai.

Su rostro revelaba arrepentimiento, nostalgia, gratificación y muchas otras emociones.

En su opinión, era imposible que Chen Changsheng recibiera este ataque, incluso después de irrumpir en la Condensación Estelar y avanzar en la cultivación.

La Espada Celestial Dao fue el ataque más poderoso de la Academia Celestial Dao. Este ataque requirió que el portador de la espada llevara su espíritu y alma a su nivel más perfecto y luego fusionara los cielos y la tierra circundantes en uno antes de poder usarlo.

Cultivadores en el mismo nivel no pudieron bloquear este ataque. Incluso el que usa la técnica no podría detenerse una vez que esta técnica se puso en marcha.

Debido a que el Dao celestial no podía ser desafiado, el Dao Celestial no podía ser revertido.

Si un cultivador normal, que acababa de entrar en la Condensación Estelar y cuya cultivación aún era inestable en su lugar, se enfrentara a la Espada Celestial Dao de Guan Bai, tal vez se llenarían de pensamientos de darse por vencidos.

Pero Chen Changsheng no lo hizo, a pesar de que cuando vio que la espada descendía del cielo, supo que no tenía muchas posibilidades de ganar contra Guan Bai. Aún quería intentar y recibir este ataque.

Precisamente porque este golpe significaba el Dao celestial.

En los últimos años, en su lucha contra el destino, lo que quería oponer era precisamente el Dao Celestial. Tenía que ganar, o al menos, no podía perder ese corazón suyo que se atrevió a desafiar al Dao Celestial.

Así que no solo no se retiró, dio un paso adelante para enfrentar esta espada del Dao celestial.

Con este solo paso llegó una densa cacofonía de truenos, como innumerables tormentas diminutas que se estaban formando en su cuerpo y que comenzaban a girar furiosamente.

!Auge! El resplandor estelar dentro de diez aperturas de Qi comenzó a hacer erupción y luego se conectó en líneas. !Así como así, uno de sus meridianos bloqueados fue desatascado!

!Todos los presentes podían sentir claramente que el Qi que emitió era mucho más poderoso que antes!

Pero aún no fue suficiente para ayudarlo a derrotar al Dao celestial.

Él muy tranquilamente dio otro paso adelante.

Cuando su pie cayó, el viento se levantó y su túnica taoísta bailó locamente. Aunque era una prenda hecha jirones, era como una bandera de guerra.

Otro meridiano bloqueado fue desatascado y su Qi aumentó en potencia una vez más.

!Poco después, cayó el tercer paso!

Y sin embargo ... no hubo truenos, ni viento.

No hubo sonido, solo silencio.

Su frente se arrugó, algo dolorida, algo asombrada.

Volteó su cabeza hacia cierto lugar, aparentemente con un dolor increíble. Parecía que incluso esta simple acción había gastado toda su energía.

Ese lugar era una plataforma elevada cortada por cortinas.

Contempló esa hermosa silueta detrás de las cortinas, su expresión un poco perpleja, su apariencia muy impotente.

?Qué fue lo que pasó?

Se paró en la plataforma de piedra, con el rostro pálido, como si fuera incapaz de realizar la más mínima acción.

Y en este momento, la espada del Dao Celestial ya había reducido.

......


Advertisement

Share Novel Ze Tian Ji - Chapter 593 – The Heavenly Dao Cannot Be Defied

#Read#Novela#Ze#Tian#Ji#-#Chapter#593#–#The#Heavenly#Dao#Cannot#Be#Defied