Ze Tian Ji - Chapter 599 – Let Us Meet Again, Swift Carriage

Advertisement

Capítulo 599 - Encontrémonos de nuevo, Swift Carriage

Traducido por: Hypersheep325

Editado por: Michyrr

Antes de irse, Xu Yourong le dijo a Chen Changsheng: "Prepárese para un regreso inmediato a la capital. Estoy seguro de que hay alguien en este mundo que puede curarlo".

En la leve calidez de la luz del amanecer, Gou Hanshi y los otros discípulos del Monte Li una vez más llegaron a la casa, preguntando si podían visitar.

La Secta de la espada del Monte Li siempre tuvo una relación cercana con el Pico de la Doncella Santa, y la Santa Doncella anterior estaba viajando en este momento con Su Li en otro mundo. Tal vez por esta razón, y quizás también porque estaban a punto de regresar a la capital y había muchas posibilidades de que Chen Changsheng no tuviera más oportunidades de volver a encontrarse con Gou Hanshi y los demás, Xu Yourong no negó su pedido.

Apoyado en el sofá y cubierto con una manta de seda, Chen Changsheng se rió al ver entrar a Gou Hanshi y los otros dos discípulos.

Gou Hanshi preguntó: "?Es un problema de romper?"

Chen Changsheng primero asintió, pero luego negó con la cabeza.

Impaciente, Guan Feibai preguntó: "?Eso es todo o no?"

Chen Changsheng explicó: "Realmente hubo algunos problemas que aparecieron a medida que avanzaba. No eran serios, solo eran un poco problemáticos. Al final, sin embargo, no fueron la causa principal".

Gou Hanshi preguntó: "Entonces, ?cuál fue la causa?"

Chen Changsheng miró a Guan Feibai y dijo: "Todos ustedes dijeron en el pasado que mi destino era bueno. De hecho, mi destino es realmente malo. Tengo una enfermedad".

Guan Feibai dijo con tristeza: "Si tiene una enfermedad, cúrela. ?Hay alguna necesidad de actuar tan patéticamente delante de nosotros?"

Solo el Anciano de los Secretos Celestiales y Xu Yourong conocían los detalles de la situación, ni siquiera Tang Treinta y Seis y Zhexiu podían adivinar los detalles. Los cultivadores que habían venido a participar en la Cumbre de la Piedra Hirviente junto al Lago Cielo del Monte Han, todos creían que Chen Changsheng había encontrado algunos problemas menores al irrumpir en la Condensación Estelar, y Gou Hanshi y los otros eran lo mismo. ?Quién podría haber imaginado, quién se atrevería a pensar, que su vida ya se estaba agotando?

Chen Changsheng se rió y dijo: "Eso tiene sentido, por eso, dentro de poco tiempo, me iré y regresaré a la capital para curar mi enfermedad".

"?Habrá alguna dificultad?" Gou Hanshi preguntó mientras miraba los ojos de Chen Changsheng.

Chen Changsheng negó con la cabeza. "Es solo que el viaje es bastante largo, ?cómo podría haber dificultades?"

Guan Feibai y Liang Banhu pensaron que eso es cierto, aunque Chen Changsheng aún es bastante joven, ya ha sido designado como el sucesor de la Ortodoxia. Con la confluencia del norte y el sur completada, la Gran Dinastía Zhou está en su apogeo, y la Ortodoxia tiene millones y millones de creyentes en este mundo. Y también están Mao Qiuyu y Linghai Zhiwang, dos Prefectos de la Ortodoxia, a su lado para este viaje, por lo que no hay forma de que haya problemas.

En este momento, un discípulo del Templo South Stream entró para informar que el carruaje estaba listo y que a la Santa Doncella le gustaría saber cuándo deberían partir.

Guan Feibai había especulado durante toda una noche y ya no podía contenerse. Al mirar a Chen Changsheng, preguntó: "Usted y la hermana menor Xu ... no, con la doncella santa, ?qué ocurre entre ustedes dos?"

Chen Changsheng lo pensó pero no supo cómo explicarlo, por lo que decidió que era mejor no hablar.

Afortunadamente, Tang Treinta y Seis y Zhexiu ya habían terminado de empacar el equipaje y los discípulos de South Stream Temple también habían venido a su encuentro. Como resultado, esta pregunta se perdió en la confusión.

Tang Treinta y Seis se preparó para ayudar a Chen Changsheng, pero el discípulo de South Stream Temple, Ye Xiaolian, le impidió hacerlo.

Ye Xiaolian explicó con calma y seriedad: "La Santa Doncella ha decretado que, a menos que se lo ordene, nadie puede tocar al Pequeño Principal Chen".

Nervioso, Tang Treinta y Seis dijo: "Si no supiera sobre esos asuntos irritantes, ?crees que podría contenerme?"

A Ye Xiaolian no le importaba cuáles eran esas cuestiones irritantes de las que hablaba. Ella caminó directamente hacia el sofá y muy cautelosamente ayudó a Chen Changsheng a levantarse, apoyándolo todo el camino hasta que estuvo sentado en el carruaje.

Antes de que el carruaje comenzara a moverse, la intención de la espada se elevó con el viento de la mañana.

Guan Bai se paró en la plataforma de piedra y le dijo a Chen Changsheng en el carruaje: "Mi apologíaies, este tipo de conclusión no era mi intención ".

Chen Changsheng respondió: "No tiene nada que ver con Senior, es solo mi propio problema".

Guan Bai respondió: "Pero al final, todavía apareció por mi culpa. Tú eres el futuro de la ortodoxia, innumerables veces más importante que yo. Si realmente he afectado la capacidad de los humanos para resistir a los demonios, incluso si morirían diez mil veces, no sería suficiente para redimirme ".

Chen Changsheng dijo: "He oído que Senior ha pasado estos últimos años como un experto entre las filas del Ejército del Norte que es resistente a los Demonios. Es realmente admirable y esperaba poder tener la oportunidad de luchar junto a usted, pero ... "

Al decir esto, finalmente se deprimió un poco.

Todavía tenía muchas cosas que no había hecho, muchos lugares que no había visitado. Aunque antes había ido a las llanuras nevadas de las tierras demoníacas, no había hecho nada para ayudar a los soldados allí todavía.

Guan Bai naturalmente no entendió el verdadero significado detrás de estas palabras. "Algún día vendrá una oportunidad. En el futuro, volvamos a encontrarnos en las llanuras nevadas".

Chen Changsheng asintió, diciendo: "Te veo allí".

Gou Hanshi y los demás también detuvieron sus pasos y le dijeron adiós.

Chen Changsheng los miró con expresión tranquila, pero su estado de ánimo cada vez más deprimido. Pensó para sí mismo, es realmente una gran posibilidad de que nunca vuelva a ver a ninguno de ustedes.

Debajo de un pino y viendo cómo el convoy se desvanecía gradualmente por el sendero de la montaña, la expresión de Gou Hanshi se tornó solemne.

Guan Feibai estaba algo confundido. "No importa cuán serias sean sus heridas, cuán problemática sea su enfermedad, después de regresar a la capital, Su Santidad estará allí para tratarlo personalmente y naturalmente se curará. ?Qué necesidad hay de que el hermano mayor esté tan preocupado?"

"Chen Changsheng estudió con el director Shang, y el director Shang es Daoist Ji. También hemos visto su experiencia médica y podría ser calificado como un médico divino. Y Junior Sister Xu hace mucho tiempo que cultivó su técnica de Luz Sagrada hasta el pináculo. Si los dos no pueden tratar su enfermedad, ?hay alguien que pueda? Incluso si Su Santidad realmente pudiera, ?por qué la Hermana Menor Xu también tiene que acompañarlo a la capital? "

Gou Hanshi habló mientras que al mismo tiempo organizaba su propio análisis. Sintió más y más que algo estaba mal y su expresión se volvió aún más grave, incluso algo sombría.

Al escuchar estas palabras, Guan Feibai volvió en sí. Girando hacia el final del sendero de la montaña y escuchando el leve sonido de los cascos, preguntó algo ansioso: "?Qué hacemos? ?Quieres ponerte al día y preguntar?"

Gou Hanshi respondió: "Como él no quiere decir, ?qué necesidad hay de preguntar?"

El convoy rápidamente avanzó hacia el sur, pisoteando innumerables hojas y frutas en el camino. El sendero de la montaña estaba cubierto de carriles de carruajes, así como de frutas y hojas trituradas.

Chen Changsheng no estaba en el carruaje de la Ortodoxia, sino en el carruaje imperial de Holy Maiden Peak. Los discípulos del Templo de South Stream lo atendieron, listos en cualquier momento para formar un conjunto de espadas. Las cortinas no podían evitar esas miradas sospechosas y curiosas, pero sus espadas podían evitar que esas miradas perturbaran a la persona que estaba dentro.

Al igual que en la casa junto al lago, la Santa Doncella había ordenado que estaba estrictamente prohibido tocar a Chen Changsheng.

Basado en el principio, aunque Xu Yourong era la Sagrada Doncella del sur con un estado excepcionalmente noble y elevado, Chen Changsheng todavía era el futuro Papa, por lo que no había ninguna razón para que la gente de la Ortodoxia aceptara este arreglo. Pero quizás debido a ese compromiso que alguna vez existió o porque la exhibición de Holy Maiden Peak fue demasiado inflexible, Mao Qiuyu y Linghai Zhiwang aún no habían hecho ninguna objeción.

Por supuesto, la razón más importante fue que el propio Chen Changsheng no se había opuesto a este plan. Tang Treinta y Seis conocía sus secretos, por lo que naturalmente tampoco ofrecería ninguna disidencia, mientras que Zhexiu aún no entendía completamente lo que estaba sucediendo.

Los quinientos li del monte Han fueron rápidamente dejados atrás bajo la furiosa carga del convoy. Después de pasar por la puerta de la montaña con las palabras 'Pabellón de los secretos celestiales', llegó muy rápidamente al pueblo debajo de la montaña. Los creyentes del pueblo se arrodillaron como la marea a ambos lados del camino, e incluso las personas en los campos parecían arrodillarse, pero no podían hacer que los carruajes que llevaban a la Santa Doncella y el futuro Papa se detuvieran siquiera por el tiempo más breve. Finalmente, solo pudieron ver el polvo y los vagones apenas visibles en su interior.

El blLos esquistos y el frío extremo de las llanuras nevadas fueron bloqueados por el Monte Han y las llanuras del norte a comienzos de otoño aún podían describirse como verdes. Cerca de allí, se podían ver muchas frutas y vides de judías recién atadas, pero si se miraba más lejos, el verde que significaba vida se desvanecería rápidamente, gradualmente se volvería más desolado al mezclarse con las tormentas de arena en el horizonte, pareciéndose a los páramos en que los humanos y los demonios habían luchado principalmente en sus batallas.

Las cortinas volaron arriba y abajo cuando el viento del frente entró, sin embargo, no podía tocar su rostro. Chen Changsheng sabía que este carruaje imperial tenía algún tipo de arreglo. Sólo de esta manera podría coincidir con la identidad y el estado de la Santa Doncella, pero aún sentía que era excesivamente extravagante. Quería decir algo, pero lo sentía inapropiado, y cuando vio la gran vista en la distancia, sus pensamientos se dirigieron a otra parte.

Miró hacia las llanuras que parecían contener innumerables caballerías y dijo: "Ayer, los Secretos Celestiales observaron fríamente cuando estaba a punto de morir, entonces ... muchas personas leales a la Emperatriz también quieren que muera, ?verdad?"

El ejército de la Gran Corte Imperial Zhou estaba completamente bajo el mando de los treinta y ocho Generales divinos, y además de Han Qing, que vigilaba el Mausoleo de los Libros, todos los demás Generales divinos eran como Xue Xingchuan y Xu Shiji, absolutamente leales a la divina Emperatriz.

En el largo viaje desde el Monte Han a la capital, tendrían que pasar por muchos pasos y ciudades estratégicas. Si las dos partes realmente tuvieran una caída, entonces el convoy podría ser atacado por tropas en cualquier momento. Incluso su regreso a la capital no sería tan simple.

Xu Yourong aún estaba herida y no había dormido casi una noche entera. Estaba extremadamente agotada, y después de dejar Mount Han, sus ojos se habían cerrado en reposo. Al escuchar sus suspiros, ella abrió los ojos y miró hacia la distancia, diciendo: "Eso dependerá de si Heavenly Secrets notifica al capital acerca de su asunto, a quién notifica, y si esta noticia se enviará o no a las oficinas de aquellos divine Generals antes de que lleguemos a la capital. Y todavía no entiendo, incluso si tu supervivencia afectará a la emperatriz de alguna manera, ?por qué tu existencia la afectaría?

Chen Changsheng miró a su alrededor. Vio que en las cortinas voladoras no había nada más que las figuras de los discípulos de South Stream Temple. Tang Treinta y Seis y Zhexiu cabalgaban unos veinte Zhang al frente, pero Mao Qiuyu y Linghai Zhiwang, que lideraban las fuerzas de la Ortodoxia, estaban muy atrás de ellos. Además, esta matriz probablemente fue capaz de bloquear la exploración del sentido espiritual.

"Deberías haber oído sobre el rumor de que la emperatriz desafió los cielos y cambió el destino", le dijo a Xu Yourong.

Xu Yourong vagamente adivinó lo que quería decir. Alzando las cejas, preguntó: "?Podría ser que también creas esa tontería de los ignorantes en los mercados y el campo?"

Chen Changsheng la miró a los ojos y dijo: "Leí el cuaderno de Wang Zhice en el Pabellón Lingyan".

Este fue un secreto que le impartió su maestro que nunca antes le había contado a nadie, pero nunca había planeado esconderlo de Xu Yourong. Su sangre fluía en su cuerpo, su sangre fluía en la de él. No había mejor ejemplo que esto de la llamada mezcla de sangre y, por lo tanto, confiar el uno en el otro.

Después de un tiempo muy largo, él concluyó su narración.

Xu Yourong lo miró y dijo: "Entiendes lo que quiero decir. Incluso si la Emperatriz realmente cambió su destino en aquel entonces, no puede ser de acuerdo con los rumores en el mercado".

La Emperatriz divina había sido gobernante de facto del mundo humano por más de doscientos años. Aunque su actuación en la lucha contra los demonios fue insatisfactoria y trató su oposición con métodos excesivamente crueles, su gobierno de la gente común podría describirse como perfecto, sin que ni siquiera sus oponentes puedan hacer mucho alboroto al respecto. Pero incluso ahora, las quejas fueron enviadas desde dentro y desde fuera de la Corte Imperial, y ella todavía no pudo obtener el amor y el respeto sincero de incluso el campesino más simple y provincial. El principal contribuyente de esto fueron las leyendas malvadas que la rodean, como la más famosa.

Se rumoreaba que la Emperatriz divina, para desafiar los cielos y cambiar el destino para convertirse en la primera emperatriz femenina del mundo, había ofrecido a todos sus futuros hijos el cielo estrellado. Para tener éxito, ella incluso estranguló personalmente a su primer hijo hasta la muerte, e incluso enmarcó con éxito a la entonces emperatriz ...

"También me resulta imposible imaginar un asunto tan aterrador, ni usaré rumores para denunciar a la Emperatriz, pero también debes saberque la emperatriz acompañó al emperador Xian durante tantos años, pero realmente no dejaron un solo descendiente atrás ".

Chen Changsheng continuó: "La emperatriz quizás no cometió voluntariamente una acción vil como asesinar a su hija, pero es muy posible que ese fuera el precio que el Dao celestial le pedía o un requisito para desafiar los cielos y cambiar el destino".

Xu Yourong preguntó: "?Qué quieres decir?"

Chen Changsheng contempló las verdes llanuras cercanas y el vasto desierto distante. Después de un largo período de silencio, finalmente dijo: "El cambio de destino de la Emperatriz ... aún no ha tenido éxito".

Con su voz, el mundo de repente se volvió sombrío. Alguna nube vino de la nada y bloqueó el sol. Con un trueno, la lluvia comenzó a descender del cielo.

......


Advertisement

Share Novel Ze Tian Ji - Chapter 599 – Let Us Meet Again, Swift Carriage

#Read#Novela#Ze#Tian#Ji#-#Chapter#599#–#Let#Us#Meet#Again,#Swift#Carriage