Ze Tian Ji - Chapter 633 – The Tang Second Master

Advertisement

Capítulo 633 - El segundo maestro Tang

Traducido por: Hypersheep325

Editado por: Michyrr

Esta noche, la Academia Ortodoxa estaba llenando de actividad. Primero, Chen Changsheng desapareció y el ejército de la Corte Imperial y la caballería de la Ortodoxia entraron en conflicto entre ellos. Luego, Chen Changsheng regresó, pero no mucho después, desapareció nuevamente. En el bosque otoñal más allá de las paredes de la academia llegaron incontables gritos miserables y aterradoras ondas de Qi, pero cuando la caballería ortodoxa, Tang Treinta y Seis, y los demás se apresuraron, no vieron nada más que cadáveres y sangre.

El ejército de la corte imperial aún rodeaba la Academia Ortodoxa. Desde Hundred Flowers Lane, hasta la calle principal, todo el camino hasta las paredes del Palacio Imperial, la gente estaba en todas partes, los signos de conflicto a veces eran visibles en la superficie de las calles y las paredes. Tang Treinta y Seis estaba en la entrada de la Academia Ortodoxa, mirando a la oscuridad. Su hermoso rostro ya no mostraba ninguna de su habitual despreocupación descuidada, pero ahora era extremadamente solemne.

Su Moyu estaba pacificando a los maestros y estudiantes mientras Zhexiu estaba patrullando con los discípulos del Templo de South Stream. La puerta de la Academia Ortodoxa estaba fuertemente custodiada por la caballería ortodoxa, y lógicamente hablando, nadie se atrevería a lanzar un ataque aquí. Sin embargo, Tang Treinta y Seis entendió muy claramente que la Academia Ortodoxa no podía simplemente obtener la paz, algo que seguramente ocurriría.

Frente a la entrada de la Academia Ortodoxa, en el lado de un callejón, había una casa de té. El otoño pasado, durante la Exposición Marcial de Toda la Escuela, Mao Qiuyu y Daoist Siyuan, estos dos Prefectos de la Ortodoxia, a menudo venían aquí a tomar té para asegurarse de que la situación no se saliera de control. Esta noche, sin embargo, era muy obvio que el Palacio Li estaba envuelto en tormentas, por lo que era imposible que esos dos Prefectos estuvieran presentes en la casa de té.

Pero de repente vino un sonido de la casa de té, el sonido de alguien que bajaba las escaleras.

Una persona bajaba las escaleras.

Tang Treinta y Seis entrecerró levemente los ojos, cada vez más inquieto, sintiendo que había escuchado esos pasos antes.

La puerta de madera de la casa de té se abrió desde adentro, el dueño de la casa de té despidió respetuosamente a una persona.

Era un hombre muy guapo, con un rostro similar al de Tang Treinta y Seis, pero claramente mucho mayor. Ya se lo podía considerar de mediana edad, pero aún era suficiente para él para encantar a innumerables chicas.

La caballería ortodoxa frente a la puerta se tensó al instante. Esta noche, con los ejércitos de la Corte Imperial protegiendo el perímetro y la caballería ortodoxa protegiéndose, era muy difícil para una persona acercarse a la Academia Ortodoxa, pero quién podría haber imaginado que entre estas dos poderosas facciones, una persona había estado bebiendo té. en la casa de té cerca de la Academia Ortodoxa durante toda la noche?

Salir de la casa de té equivalía a romper la vigilancia de la Corte Imperial y llegar directamente a la Academia Ortodoxa.

Cuando Tang Treinta y seis vio al hombre, una expresión extremadamente compleja apareció en su rostro.

De antemano, él ya sabía que alguien vendría, pero nunca había imaginado que sería él.

Este hombre vino de Wenshui. Él era el segundo maestro del clan Tang.

......

......

"Segundo tío, ?cómo llegaste aquí?"

Tang Treinta y seis le sonrió al hombre y le preguntó, pero internamente, estaba anormalmente alerta.

La situación en la capital era tan tensa que sabía que los Wenshui Tang enviarían a alguien, pero nunca imaginó que sería este hombre.

Esta era la persona que menos quería ver enviar a su clan.

Los Wenshui Tang eran el jefe de los Cuatro Grandes Clanes, poseían una fuerza sin igual. El nombre del viejo maestro Tang era suficiente para asustar a la mitad del mundo, mientras que la otra mitad se arrastraba a sus pies, pero la reputación de los tres hijos del maestro Tang Tang ni siquiera se acercaba a la suya, o incluso a la de Tang Treinta y Seis. Este fue especialmente el caso del segundo maestro Tang. Mucha gente ni siquiera sabía que existía.

La gente de la ciudad de Wenshui todos lo sabían. Cada vez que un viajero de fuera mencionaba las hazañas de Tang Treinta y Seis en la capital y suspiraba por sus modos hedonistas, la gente de la ciudad de Wenshui también decía con extremo desdén: "Cuando se compara a ese segundo tío suyo, ?cómo puede llamarse hedonista? ? Si quieres saber cómo escribir las palabras "quiebra el clan", solo necesitas ver al segundo maestro Tang para saberlo ".

Pero fue todo una simulación.

OnlLos descendientes directos del clan Tang sabían lo aterrador que era el Segundo Maestro.

En el clan Tang, el Segundo Maestro tenía el mayor talento en la cultivación, y él era el que había desperdiciado su talento de la forma más completa. Hace años, cuando el entonces director de la Academia Celestial Dao, Zhuang Zhihuan, hizo una visita a Wenshui y conoció a este hombre, dio la siguiente evaluación: "Para poder desperdiciar ese talento tan impactante, esta persona es realmente demasiado atemorizante".

Esta declaración parecía totalmente infundada, pero en realidad era exactamente lo contrario.

Una persona que no se preocupaba por nada no reverenciaba nada, y este tipo de persona era la más aterradora.

Tang Treinta y seis era el único nieto del clan Tang, por lo que se crió bajo la estrecha atención de todo el clan, pero incluso él no estaba dispuesto a conocer a su segundo tío.

Al llegar a la capital, ni siquiera estaba dispuesto a recordar que tenía un tío así.

Esta noche, el segundo maestro Tang había venido a la capital y había bajado.

Esto significaba que el clan Tang había bajado y que habían adoptado la postura más cruel, habían usado un método despiadado en este conflicto.

Este era el asunto que Tang Treinta y Seis encontró más inimaginable.

"?Qué quiere el clan hacer?" preguntó de nuevo.

El segundo maestro Tang agitó un abanico mientras tomaba una medida de la vista de la Academia Ortodoxa. Se parecía mucho a un joven maestro petulante, pero las palabras que pronunciaba nunca saldrían de la boca de un joven maestro petimetre.

"Es imposible mantenerse al margen, así que tenemos que hacer algo. Pensé que este asunto era bastante interesante, así que vine".

Tang Treinta y seis preguntó: "?Al abuelo no le preocupaba que el segundo tío se volviera loco?"

El segundo maestro Tang dobló el abanico de papel con un aplauso y lo agarró con la mano, sonriendo, "Además de un loco como yo, ?quién puede superar una situación tan caótica?"

La expresión de Tang Treinta y seis no cambió, pero su corazón se hundió.

Si su padre o su tercer tío habían venido a la capital, confiaba en que podría convencerlos de que usaban la importancia de la seguridad de Chen Changsheng. Esto se debió a que el clan Wenshui no debería saber que a Chen Changsheng solo le quedaban unos días de vida, por lo que si Chen Changsheng podía sobrevivir a esta tormenta, sería el sucesor con el mayor derecho al puesto de Emperador del Gran Zhou. . Para el clan Tang, este sería un resultado extremadamente excelente.

Pero el que vino fue el segundo maestro Tang.

Era muy consciente de que a este segundo tío suyo nunca le había importado la vida o la muerte de ninguna persona.

"La capital es enorme. El segundo tío no necesitó venir a la Academia Ortodoxa", dijo Tang Treinta y Seis.

El segundo maestro Tang lo miró con calma y le dijo: "Eres la única debilidad de mi clan Tang en la capital. Antes de prepararme para la tarea, naturalmente debo alejarte".

Tang Treinta y seis lo miró directamente a los ojos y dijo: "El segundo tío acaba de decir que la capital está en caos. Como superintendente de la Academia Ortodoxa, no puedo irme ahora".

El segundo maestro Tang se rió.

Su risa era muy especial, particularmente alegre y abierta, su boca se abría extremadamente grande sin el más mínimo intento de ocultarla, pero ... no había sonido.

Una risa silenciosa podría ser ingenua, sin culpa, pero también podría ocasionalmente ser muy atemorizante.

"Ah, superintendente de la academia ..." La sonrisa del Maestro Tang Tang se desvaneció y preguntó con una expresión impasible: "?Todavía no has tocado lo suficiente?"

Al escuchar la palabra "jugar", Tang Treinta y Seis naturalmente pensó en la conversación que tuvo con Chen Changsheng ese día de otoño bajo el gran baniano de la Academia Ortodoxa, y luego pensó en cómo la noche anterior a la Academia Ortodoxa entró en conflicto con el clan Tianhai, Luoluo se vio obligado a mudarse al Green Leaf World del Li Palace.

A los ojos de sus mayores, todo lo que estos jóvenes habían hecho por la Academia Ortodoxa acababa de jugar.

Tang Treinta y seis pensó en muchas cosas, pero su expresión no cambió en lo más mínimo. En algún punto, su mano sigilosamente hizo un gesto detrás de él.

El viento que corría en la oscuridad de la Academia Ortodoxa de repente se tiñó con el hedor de la sangre. Era como si alguna fiera bestia hubiera llegado furtivamente a este lugar y estuviera preparada para lanzar su ataque más poderoso en cualquier momento.

Varias docenas de intentos de espadas puras y frías surgieron de la hierba a lo largo de la orilla del lago. En solo un momento, podrían convertirse en una impresionante formación de espadas.

Scorn apareció de repente en el segundo maestro de Tangcara. En algún momento, había llegado al lado de Tang Treinta y Seis, su mano derecha descansando detrás de su cuello.

Tang Treinta y seis sintió que esta mano era particularmente fría y pegajosa, no como una serpiente, sino como el musgo que crece en una roca junto a un estanque.

Su corazón se hundió.

Sabía que su segundo tío era aterrador, pero no esperaba que fuera tan poderoso. Frente a él, él era impotente para resistir.

El segundo maestro Tang miró a través de la oscuridad al gran árbol de banyan, preguntando: "?Eres ese lobo cachorro?"

Zhexiu emergió detrás del gran baniano. Sus ojos eran rojos como la sangre, su cuerpo exudaba un implacable Qi, los brazos sobresalían de sus cortas mangas cubiertas por largos pelajes. Él ya había completado sus preparativos para la metamorfosis. Los discípulos de South Stream Temple también aparecieron de la oscuridad. Blandiendo palabras largas, miraron fijamente al hombre de mediana edad que contenía a Tang Treinta y Seis, algo nervioso y algo confundido.

Este hombre de mediana edad debería ser del clan Tang, sin embargo, por alguna razón, Tang Treinta y Seis había enviado una señal secreta para que todos estuvieran preparados para atacar.

Sin embargo, antes de que los discípulos de Zhexiu o del Templo de South Stream pudieran hacer algo, el hombre de mediana edad se había hecho cargo casualmente de la situación.

Zhexiu miró a Tang Treinta y Seis.

La expresión de Tang Treinta y seis no cambió cuando miró hacia atrás, su significado fuerte y claro: no quería abandonar la Academia Ortodoxa, especialmente en este momento.

Zhexiu movió su mirada hacia el rostro del Segundo Maestro Tang mientras daba un paso adelante.

"Odio los ojos como los tuyos, demasiado primitivos, demasiado bárbaros, no cultos ..."

El segundo maestro Tang miró a Zhexiu y continuó: "Por lo general, no me importaría romper todos los huesos de tu cuerpo en pedazos, pero por el bien de mi sobrino, no te haré nada. Pero si tomas uno un paso más adelante, o si esas damas del South Stream Temple levantan sus espadas, entonces tendré que matarlo ".

Hasta ahora, Zhexiu y los discípulos de South Stream Temple aún no entendían la situación, pensando, ?de qué sirve contener a Tang Treinta y Seis? ?Podría ser que vas a usarlo para amenazarnos? Luego, escucharon al hombre decir con mucha calma exactamente esto, con tanta calma que, aunque les resultaba imposible creer estas palabras, se vieron forzados a creerlo.

"Él es tu sobrino", dijo Ye Xiaolian, mirando al segundo maestro Tang como si fuera una especie de monstruo.

El segundo maestro Tang sonrió y dijo: "Es mi sobrino más querido".

Tang Treinta y Seis de repente dijo: "Segundo tío, ?no es cierto que siempre me has querido muerto?"

"?De dónde vinieron esas palabras sin sentido y descaradas?" El Segundo Maestro Tang suavemente le dijo: "Este es el mandato del Padre. Tengo la plena autoridad para manejar este asunto en la capital. Ya sea que seas tú o alguien más, siempre y cuando desobedezcas mis órdenes, puedo matarte en el acto. Para esta gran empresa que se refiere al futuro del clan, algunos sacrificios son inevitables ".

Tang Treinta y Seis se rió y dijo: "Soy el único nieto del clan Tang. Si me matas, ?cómo lo explicarás al clan?"

El segundo maestro Tang estaba realmente bastante perplejo. Después de un largo período de reflexión, él respondió seriamente: "Entonces voy a ser padre de otro".

Tang Treinta y Seis ya no rió, mirándolo con calma y diciendo: "?Padre otro? Parece que el Segundo Tío realmente quiere que muera".

El segundo maestro Tang sonrió. "Para el clan Tang, yo y tu tercer tío nunca tuvimos hijos, te amamos y te mimamos, pero ciertamente no quisimos consentirte en un osito. No seas obstinado".

......


Advertisement

Share Novel Ze Tian Ji - Chapter 633 – The Tang Second Master

#Read#Novela#Ze#Tian#Ji#-#Chapter#633#–#The#Tang#Second#Master