Ze Tian Ji - Chapter 644 – True Words Like Blood

Advertisement

Capítulo 644 - Palabras verdaderas como sangre

Traducido por: Hypersheep325

Editado por: Michyrr

Con el movimiento del Diseño Imperial y el regreso inminente del ejército, la situación sufrió miles de cambios y cayó una vez más en el control de la Emperatriz divina.

De pie en la cima del Mausoleo de los Libros, contempló un lugar de la capital y preguntó: "?Para qué vinieron todos ustedes aquí?"

Desde el momento en que la cabeza del clan Qiushan y su Guardián ingresaron a la capital, se mantuvieron en silencio y discretos, lo que facilitó que otros olvidaran su existencia.

Pero dado que la Emperatriz divina de Tianhai había hablado ahora, ya no podían seguir fingiendo que no existían.

"Este asunto no tiene ni una relación con mi clan Qiushan".

La cabeza del clan Qiushan miró hacia la cima del Mausoleo de los Libros, su actitud anormalmente humilde. "La emperatriz sabe bien que hemos venido a la capital en preparación para disfrutar de los arces".

Nadie creyó esta explicación. Fue especialmente torpe, incluso tonto.

Pero no importaba, porque la divina Emperatriz solo requería una explicación, una postura.

La postura de la cabeza del clan Qiushan era muy directa, y cuanto más tonta era su razón, más directa era su postura.

La emperatriz divina Tianhai estaba bastante satisfecha. Dirigiéndose a otros dos lugares en la capital, preguntó: "?Y el resto de ustedes? ?También están aquí para disfrutar de los arces?"

Un carruaje fue detenido fuera de la Puerta de la Pureza del pasado. La vieja señora del clan Mutuo estaba junto a este carruaje, con su mano sosteniendo un bastón de cabeza de dragón.

Los pies de la anciana estaban atados, sin embargo, permanecieron en la calle empapada como dos uñas, sin temblar en lo más mínimo. Su voz, sin embargo, era algo temblorosa.

"Este viejo cuerpo no ha venido a la capital en mucho tiempo, así que fue al norte a echar un vistazo. Convenientemente, había algunos asuntos que debían atenderse. La emperatriz sabe que la esposa de mi bisnieto está a punto de dar a luz".

La Puerta de la Virtud Superógena estaba cerrada. La cabeza del clan Wu se paró frente a él mientras explicaba seriamente en dirección al Mausoleo de los Libros: "Emperatriz, no lo malinterprete, fui a visitar a mi yerno".

Estas fueron explicaciones igualmente torpes y tontas, pero diferentes de las cabezas del clan Qiushan, porque ambos mencionaron personas.

La anciana dama del clan Mutuo y la cabeza del clan Wu partieron de la capital en la oscuridad.

La emperatriz divina Tianhai no habló. ?En qué estaba pensando ella? ?Sintió que las posturas de estos dos clanes no eran lo suficientemente directas, o estaba pensando en el único miembro de los Cuatro Grandes Clanes que no había aparecido, el clan Tang?

De todos modos, nada de eso importaba. Incluso si los Cuatro Grandes Clanes realmente aclararon sus posiciones, no les fue posible cambiar la situación actual.

No había matado a Chen Changsheng, y mucho menos había comido a Chen Changsheng, así que no importaba cuán insondable fuera la trampa que Daoist había puesto en la oscuridad durante los últimos veinte años, nada de eso tenía poder sobre ella.

Con el Diseño Imperial activado, un imponente Qi envolvió a toda la capital. Además de Daoist Ji, y la Vieja Dama del clan Mutuo y la cabeza del clan Wu que no se habían atrevido a entrar en la capital, todos los demás no podían irse.

Ni siquiera los cuatro expertos del Dominio divino frente al Mausoleo de los Libros pudieron hacerlo.

Su gran caballería Zhou estaba ingresando a la capital.

En la capital, todavía había muchos ministros y generales leales a ella.

La conclusión parecía decidida. Por el momento, todo lo que se requería era una orden única.

En ese momento, una voz surgió de la capital.

Esta voz era muy suave como si hablara consigo misma, pero luego aumentó gradualmente de volumen hasta convertirse en una pregunta extremadamente aguda. También hubo risas en esta pregunta, densas por el ridículo, pero después de un tiempo, uno gradualmente sintió que esto se estaba ridiculizando a sí mismo, esta risa contenía remordimiento ilimitado y reverencia hacia algunas cosas. En definitiva, todo volvió a la paz y la calma.

Era una voz y pensamientos tan complejos, pero en realidad, era solo un simple conjunto de palabras.

"?Crees que realmente has ganado?"

El orador era Daoist Ji.

Se paró frente a un mercado apartado de la capital, con los pies pisando agua sucia, la carnicería de un cordero apestosa de sangre detrás de él.

Las carnicerías solían ser el primer lugar para despertarse en el mercado de una ciudad. Al ser tan tarde en la noche,Cuando amaneció por venir, las luces de la carnicería fueron las primeras en encenderse.

Kakakaka, los sonidos claros de carne picada vinieron de la carnicería.

La gente en la carnicería no tenía idea del imponente aura del Diseño Imperial que se alzaba cerca, ni estaban al tanto del hombre que estaba parado afuera de su tienda.

El Daoísta Ji miró en dirección al Mausoleo de los Libros y suspiró con tristeza: "Siempre pensé que esta noche, era yo quien planeaba una trampa para ti, pero ahora sé que este no es el caso".

En la cima del mausoleo de libros, Chen Changsheng contempló las escenas en la oscuridad y vio a su maestro en esta pantalla de luz. Su mente todavía estaba tan perpleja como antes, pero también había una sensación indescriptible.

Tal vez fue porque la Emperatriz divina de Tianhai se paró frente a él, ?y ella acababa de cambiar su destino por él?

"Pero ... esta tampoco es tu trampa.

"Soy una persona en la trampa, y tú también estás en una trampa, y esto sigue siendo una trampa".

"Esta no fue una trampa planificada por mí, ni es una trampa planeada por ti. Esta es una trampa dispuesta para ti por el Dao Celestial.

"La trampa del Dao Celestial".

Chen Changsheng no entendió el significado de estas palabras.

La emperatriz divina Tianhai respondió con indiferencia: "Eres igual que hace varios cientos de años, siempre aficionado a hablar palabras tan profundas e incomprensibles, pero un estafador no es más que un estafador. ?Quieres usar estas palabras para sacudir? ?Nuestra voluntad? No hay trampa del Dao Celestial, es solo un pequeño plan planeado en tu pequeño ábaco ".

"Correcto, esta es mi trampa, así que debería ser perfecta. No importa si eliges matarlo o comértelo, hice los preparativos correspondientes, pero nunca imaginé que elegirías salvarlo, porque nunca imaginé que Una mujer insensible como tú tendría un momento en que tu corazón se ablandó, y me resultó aún más imposible imaginar que ya habías ingresado en el Reino de la divinidad Oculta.

La voz de Daoist Ji y el sonido de cortar de la carnicería de cordero se mezclaron. Sin embargo, en lugar de dejarlo en claro, su voz se volvió extremadamente distinta, resonando a través de la cima del Mausoleo de los Libros.

Además de esto, ni un solo sonido se podía escuchar en la capital.

El Palacio Li estaba en silencio, el Mausoleo de los Libros tranquilo y silencioso.

?La divina Emperatriz ya había ingresado al Reino de divinidad Oculto?

Mucha gente tenía especulaciones sobre este asunto, pero solo esta noche finalmente recibieron una prueba. Esta noticia seguramente sacudiría todo el continente.

"Realmente eres muy fuerte. Incluso si comías la fruta que es Chen Changsheng, incluso si el castigo divino del cielo estrellado verdaderamente descendiera, nada de eso garantizaría herir tu base".

La voz de Daoist Ji resonó toda la noche.

El viento helado sopló sobre la cima del Mausoleo de los Libros, llevando consigo el pelo negro de la Emperatriz divina.

Solo parándose en silencio aquí, de pie en el lugar más alto del mundo, ella era como un dios demoníaco, dando un aura de invencibilidad.

No importa si era el cercano Chen Changsheng, Wuqiong Bi o Guan Xingke en el fondo del Mausoleo de los Libros, o el monje junto a la corriente a decenas de miles de li, todos tenían vagamente el mismo pensamiento: incluso si el Dao Celestial cambiado, incluso si el destino fuera arrojado al desorden, incluso si un rayo cayera sobre su cuerpo, podría ignorarlo todo.

"Lo único que puede dañar tu base, que puede debilitarte, eres tú mismo".

Acompañada por los sonidos de cortar carne de la carnicería, la voz de Daoist Ji se volvió dura y cruel.

"Desde tu punto de vista, tu voluntad es incluso más importante que el Dao Celestial, incluso más poderoso. Si el Dao Celestial deseara matarlo, insistirías en que él viviera. Estoy obligado a admitir que tu confianza en ti mismo es igual de digna. de admiración, pero ?alguna vez pensaste, cuando hiciste este vano intento de colocar tu voluntad sobre el Dao Celestial, qué tipo de respuesta daría el Dao Celestial? "

La emperatriz divina de Tianhai respondió: "Nunca hemos considerado las opiniones de otro con alguna importancia, incluso si se trata de este cielo estrellado".

La voz de Daoi Ji fue muy triste. "Entonces ... elegiste salvarlo".

La divina Emperatriz preguntó: "?Y qué si yo lo salvé?"

"Eres perfecto y poderoso, originalmente no teníamos una sola oportunidad de ganar, pero esta noche, eliges cambiar su destino. Presumiblemente, pagaste un precio extremadamente bueno por esto".

La voz de Daoist Ji se volvió fría y firme. "Por ejemplo, tu cultivo ya hacaído y ya no eres igual, y esta ... es la respuesta del Dao celestial para ti ".

Al escuchar estas palabras, las innumerables personas ocultas en la oscuridad comenzaron a despertar de su conmoción y consideraron esta afirmación.

?Lo que taoísta Ji dijo era verdad? ?Acaso la divina Emperatriz Tianhai, por el bien de traer de vuelta a Chen Changsheng al borde del abismo de la muerte, realmente pagó un precio tan enorme?

Chen Changsheng miró la espalda de la divina Emperatriz, miró las dos manos que se sostenían detrás de ella. Su humor era algo extraño, su expresión algo perdida.

La brisa fría soplaba por las calles, llevando consigo el calor y el leve aroma a sangre.

Después de este período de silencio, la voz de la divina Emperatriz se elevó una vez más, muy fría, muy autoritaria, y con un leve toque de burla.

"Lo que queremos hacer, ustedes los mortales nunca lo entenderán".

Contempló este mundo envuelto en la oscuridad y dijo: "Nuestras intenciones son tales que ni siquiera el llamado Dao Celestial puede captarlas".

Estos no fueron pronunciados tiránicamente, sin embargo, parecía haber una sensación de confianza absoluta en ellos.

Ella no negó las palabras de Daoist Ji. Por el bien de reconstruir los meridianos de Chen Changsheng, desafiar los cielos y cambiar el destino, incluso ella, que había ingresado en el Reino de la divinidad Oculta, tenía que pagar un gran precio.

Entonces, ?de dónde viene su confianza en sí misma actual?

"Sí, hablé incorrectamente. Emperatriz, no abandonarías tu cultivación para salvarlo por una razón tan risible como una madre compasiva que compadece a su hijo".

El Daoísta Ji se paró bajo la lluvia y dijo tranquilamente a la cima del Mausoleo de los Libros: "Querías usar esta acción para resistir el juramento de sangre que hiciste en aquel entonces al sacrificar el cielo estrellado, queriendo borrar la sombra sobre su corazón quedó marcado por las palabras "desafiar los cielos y cambiar el destino". Solo así tendrían la oportunidad de obtener la verdadera Gran Liberación ".

Esta conversación simple y breve no podría ser entendida por todos.

Solo Zhu Luo y los demás expertos del Dominio divino, o aquellos expertos en el umbral de entrar en él, pudieron escuchar el verdadero significado de estas palabras.

La Emperatriz divina de Tianhai era la experta suprema del continente actual, poseía una voluntad inimaginablemente formidable.

Su única debilidad podría ser esa brecha en su corazón, precisamente ese juramento que juró al cielo estrellado por el bien de desafiar los cielos y cambiar el destino.

Este no era el juramento en sí, sino la acción de hacer el juramento. Justo cuando le dijo a Chen Changsheng, la que ella tenía en ese momento una vez bajó la cabeza hacia el Dao celestial.

Lo que ella quería hacer ahora era limpiar esa vieja materia del pasado, cubrir ese polvo en su corazón.

Ella quería que Chen Changsheng viviera.

Si pudiera hacer esto, sería perfecta, ya no tendría debilidad.

En este estado, incluso si ella se hubiera desviado de la divinidad Oculta a Santa, !aún sería invencible!

La divina Emperatriz respondió: "Has pensado demasiado y también has hablado demasiado. Solo pareces muy poco interesante de esta manera".

El Daoísta Ji respondió: "?Es eso así? Entonces, si dijera que Chen Changsheng no es en absoluto hijo de la Emperatriz, ?esto lo haría algo más interesante?"

Su voz era tranquila y carente de emoción. Como resultado, parecía particularmente cruel.

En la sala más profunda de la carnicería, al costado de la calle, un grueso cuchillo cubierto de aceite chocaba pesadamente contra la tabla de cortar mientras las ovejas eran continuamente masacradas, la sangre salpicando por todas partes.

......

......


Advertisement

Share Novel Ze Tian Ji - Chapter 644 – True Words Like Blood

#Read#Novela#Ze#Tian#Ji#-#Chapter#644#–#True#Words#Like#Blood