Ze Tian Ji - Chapter 681 – Matters Of Death

Advertisement

Capítulo 681 - Asuntos de la Muerte

Traducido por: Hypersheep325

Editado por: Michyrr

Este mundo inexplicable operado por su propia regla: rígido, monótono, repetitivo. Tal vez podría haber alguna circunstancia inesperada inesperada, pero si uno mirara más profundo, todavía sería una reproducción de esos mismos viejos eventos. Nunca hubo algo nuevo, ya sea bajo el sol o las estrellas. Las tramas y las traiciones no daban más que el aroma nauseabundo de la decadencia.

Aquellos jóvenes que todavía miraban este mundo con anticipación y esperanza, que aún valientemente se pararon bajo el sol y se enfrentaron a la luz de las estrellas, que admiraban la virtud y la moral en las estrellas, nunca pudieron desarrollar buenas impresiones de este tipo de mundo. Un ejemplo de este tipo de persona fue Tang Treinta y Seis. Sin embargo, a los ojos de ese segundo maestro del clan Wenshui Tang que se reía silenciosamente, a los ojos de esos ancianos del clan Tianhai, a los ojos de Zhou Tong, las maneras en que estos jóvenes pensaban eran siempre tan infantiles y risibles.

"Tu vida no se puede gastar jugando a la casa para siempre". Chen Changsheng podría imaginar que mientras era escoltado de regreso a Wenshui, a Tang Treinta y Seis se le dirían muchas frases similares a esta.

Incluso podía imaginar que en este momento, en el estado divino General de Oriente, Xu Shiji, con una expresión solemne y un aura de rectitud, estaba sentado en su mesa de comedor, todos los platos limpios, discutiendo enérgicamente con Madam Xu. "Todo lo que este padre ha hecho ha sido para su hija. Si no fuera por mi pronta decisión, mis enérgicos esfuerzos para frenar la marea, ?todavía crees que ella podría sentarse firmemente en la posición de la Santa Doncella después de la muerte de la divina Emperatriz? "

La luz de las estrellas se dispersó ligeramente, la oscuridad se redujo ligeramente, y el área frente a la Academia Ortodoxa sufrió un pequeño disturbio. Poco después, Su Moyu corrió a la orilla del lago y le entregó las noticias.

Las noticias de la ciudad de Xuelao fueron realmente impactantes. Chen Changsheng pasó un largo período de tiempo en silencio.

La muerte del Señor Demonio fue algo extremadamente bueno para él. En el Jardín de Zhou, él y Xu Yourong casi habían sido asesinados por Nanke varias veces, por lo que no tenía buenos sentimientos acerca de esa princesa demoníaca cuyos ojos estaban un poco más separados de lo habitual. Pero no pudo evitar sentirse un poco decepcionado de que su otrora irreconciliable enemigo se hubiera desvanecido entre las olas tempestuosas de esta rebelión como un chorro de agua.

"Salga de la capital. Esta es la mejor opción", le dijo Su Moyu.

Chen Changsheng entendió su significado.

La muerte del Señor Demonio y la discordia interna entre los demonios habían sido arregladas por Shang Xingzhou, y él había ascendido a una posición de autoridad suprema. Si bien su acto permaneció fresco en las mentes de la humanidad, nadie tendría el coraje de ir en contra de él.

Hoy, el Papa había tomado una postura extremadamente dura para protegerlo a él y a la Academia Ortodoxa, pero solo podía mantener un equilibrio de poder.

Pero tal como dijo el Papa, él era viejo y estaba a punto de morir. Si ese día realmente llegó, ?cómo podría enfrentar Chen Changsheng a esa persona?

Esa persona estaba a punto de convertirse en un dios del continente, y también era su maestro.

Chen Changsheng continuó su largo silencio.

Él realmente quería salir de la capital. Mientras estuvo sentado en la biblioteca durante los últimos tres días, quiso comenzar a empacar su equipaje varias veces, finalmente renunció a la idea cada vez.

Sabía que era imposible que se fuera, porque esa persona nunca le permitiría dejar su mirada, a menos que muriera.

Yu Ren también sabía esto, así que se sentó tranquilamente en el Palacio Imperial, haciendo el papel de emperador.

Chen Changsheng esperó silenciosamente el paso del tiempo dentro de la Academia Ortodoxa.

La pareja entendía a Shang Xingzhou más que a nadie en el mundo, incluso más que el Papa.

Aunque el maestro que solo había sido un taoísta ordinario en sus corazones era ahora un estimado maestro del Dao.

Pero si era un taoísta ordinario o un maestro supremo del Dao, todavía era su maestro.

......

......

En el cuarto día después del golpe del Mausoleo de Libros, vinieron noticias impactantes del Monte Han.

El Anciano de los Secretos Celestiales había fallecido pacíficamente en una pequeña habitación a orillas del Lago Cielo.

El jefe de las tormentas de las ocho direcciones era de la misma generación que el Papa y Shang Xingzhou. Al final, aún no había podido resistir el tiempo y sus heridas, y su alma había regresado al mar de estrellas.

Después de estar momentáneamente conmocionadopor esta noticia, la capital cayó una vez más en un caos ordenado.

Fue un caos porque los muertos se amontonaban en todas partes, las casas se registraban y se tomaban posesiones. Fue ordenado porque todo esto estaba bajo el control contundente de la Corte Imperial. El alcance de las ondas y su intensidad estaban a un nivel que la mayoría de la gente podía soportar, y no era tan malo como para tener un efecto excesivamente adverso en la gente común.

Unos pocos grandes ministros de la corte de Tianhai habían muerto, pero la gran mayoría de los que habían sido encarcelados ya habían sido liberados. Solo unos pocos intransigentes resistieron amargamente. Si continuaran resistiendo más allá del otoño, tal vez serían ejecutados.

Tal vez porque la emperatriz divina de Tianhai había usado la verdadera llama del Fénix celestial para quemar vivo a Chen Guansong, y porque Han Qing había salido de la capital después de revelar su verdadera identidad, la gran dinastía Zhou no pudo encontrar a un solo general experimentado. lo suficiente para estabilizar la situación. De vez en cuando, una batalla feroz tendría lugar entre los ejércitos de los condados y provincias. Como resultado, la purga del ejército fue correspondientemente mucho más cruel y feroz.

Siete generales demoníacos habían muerto en la rebelión de la ciudad de Xuelao, pero la dinastía Zhou ya había perdido ocho generales divinos, y varios generales divinos se habían desanimado y se habían retirado a sus campos. Lo que más enfrió la sangre de la gente fue que, de acuerdo con un decreto emitido desde el palacio, el divino General Xue Xingchuan y los oficiales de la Guardia Imperial leales a la Emperatriz divina Tianhai exhibieron públicamente sus cadáveres en la vía pública y se les prohibió ser enterrados .

El mundo entero sabía que el divino General Xue Xingchuan y el divino General Tian Chui eran los brazos izquierdo y derecho de la Emperatriz divina Tianhai, sus subordinados más leales.

El cuerpo del divino General Tian Chui ya era humo, volviendo a los cielos junto con la Emperatriz divina Tianhai. Xue Xingchuan no había recibido un tratamiento similar.

Sin siquiera mencionar el hecho de que Xue Xingchuan había resistido enérgicamente al Ejército de Demonios en el norte y una vez había logrado un gran mérito para la Gran Dinastía Zhou, incluso si solo era un general ordinario, ?qué necesidad había de que sufriera tal desgracia después de ?muerte?

Mucha gente sintió que esto no era correcto, pero nadie se atrevió a oponerse, ya que era un decreto del Palacio Imperial. Además, sabían que esta era la respuesta inflexible que algunas figuras importantes habían hecho a cierto rumor en la capital.

En este rumor, Xue Xingchuan había muerto bajo los esquemas de Zhou Tong.

Zhou Tong había traicionado a la emperatriz divina Tianhai, y también había traicionado a su único amigo.

Con la difusión de este rumor, el nivel de odio y vergüenza que la gente sentía por Zhou Tong alcanzó nuevas alturas.

En ese momento, el decreto fue emitido desde el palacio, y los cuerpos de Xue Xingchuan y los oficiales de la Guardia Imperial quedaron expuestos.

Esas figuras importantes querían utilizar esta pantalla cruel para decirle al mundo que mientras uno esté dispuesto a cortar los lazos con la Emperatriz divina de Tianhai, esa persona recibirá su benevolencia y la protección más inflexible. Ni siquiera dudaron en usar este método de deshonrar a los muertos para mostrar su voluntad, para apoyar a Zhou Tong.

Hubo un dicho en el continente: si Zhou Tong muriera, solo una persona estaría dispuesta a enterrarlo. Esa persona se llamaba Xue Xingchuan.

Ahora, Xue Xingchuan había muerto, murió a manos de Zhou Tong, e incluso debido a Zhou Tong murió sin una tumba.

Este asunto hizo reír a la gente con desprecio, y mucha gente estaba furiosa, pero toda la capital todavía permanecía completamente en silencio.

Tal vez fue porque la noticia de la muerte del Anciano de los Secretos Celestiales había hecho que la gente común recordara las palabras del Papa en la noche del golpe en el Mausoleo de los Libros. Él era viejo y estaba a punto de morir.

Si incluso el Papa murió, ?quién podría soportar la ira de ese maestro del Dao?

Una persona podría soportarlo, tal vez porque nunca había pensado si podría soportarlo o no, porque era la esposa de Xue Xingchuan.

En las primeras horas de la mañana, Madam Xue salió por cuarta vez de la puerta de la ciudad.

Llegó al camino oficial y miró esos cadáveres colocados al azar al costado, pero aún no podía distinguir cuál era el cuerpo de su esposo.

Luego se dirigió al supervisor del puesto de guardia del Ministerio de Justicia y le dijo: "Mi señor, saludos, deseo ayudar a mi difunto esposo ..."

Su cara estaba algo pálida, su expresión cansada, sus labios secos, pero todavía estabaSoy dueño de una resolución firme.

El supervisor del Ministerio de Justicia no la dejó terminar.

!El crujido de un látigo!

Una esquina del vestido de Madame Xue fue arrancada.

Tal vez porque se había sentido intimidado por la compostura y la severidad de la señora Xue y, por lo tanto, se sentía algo avergonzada, la voz del supervisor era algo chillona e increíblemente desagradable para el oído.

"Xue Xingchuan siguió a la Emperatriz Demon en cometer el mal. Para conspirar contra el estado, su castigo es tener su cadáver expuesto durante diez días, !y luego alimentar a los perros!"


Advertisement

Share Novel Ze Tian Ji - Chapter 681 – Matters Of Death

#Read#Novela#Ze#Tian#Ji#-#Chapter#681#–#Matters#Of#Death