Ze Tian Ji - Chapter 705 – The Desire Of A Metal Blade (II)

Advertisement

Capítulo 705 - El deseo de una cuchilla de metal (II)

Traducido por: Hypersheep325

Editado por: Michyrr

El segundo maestro Tang tenía una cara hermosa.

Pero cuando hizo una de sus risas habitualmente silenciosas, su rostro siempre parecía exagerado y cómico.

A Wang Po no le gustó esta forma de reír ya que lo encontró como un velo, ocultando muchas emociones.

Hace muchos años, cuando fue por primera vez a Wenshui y conoció al Segundo Maestro en el santuario ancestral del clan Tang, al instante no le gustó.

En ese momento, el segundo maestro Tang vio al pobremente vestido Wang Po, rodo ligeramente los ojos y silenciosamente se rió. Miró a Wang Po como si fuera un perro callejero en la carretera o algún pariente indigente que se refugiara de la lluvia bajo una cerca.

En ese momento, Wang Po vio su rostro y desarrolló un intenso impulso, un deseo.

Quería agitar la hoja de metal en su mano y romper la cara sonriente del segundo maestro Tang en pedazos.

Sin embargo, por respeto al viejo maestro Tang, por respeto a su trabajo como contable, no llevó a cabo este deseo.

Por lo tanto, este deseo permaneció en el fondo de su corazón, pero incluso después de muchos años, no se debilitó en lo más mínimo.

Este estado persistió hasta hoy, cuando vio al segundo maestro Tang salir de la casa de té y ese hermoso rostro una vez más hizo esa risa descarada y sin vergüenza. Wang Po ya no pudo reprimir este impulso.

La amabilidad era realmente tan pesada como una montaña, pero su espada tenía hambre y sed por demasiado tiempo.

Por lo tanto, él había agitado su hoja de metal.

En Wenshui, cuando todavía eran jóvenes, no pudo destrozar la sonrisa burlona de Tang Second Master. Eso fue porque no quería, porque era duradero.

Ahora, ya no quería soportar, quería aplastar, por lo que naturalmente se rompió.

Era realmente difícil rastrear la técnica de movimiento secreto del clan Tang, el Myriad Golden Leaves. Era una técnica extremadamente profunda, pero no era nada en los ojos de Wang Po.

En su segundo mes en Wenshui, el segundo maestro Tang había ido a la casa de contabilidad y personalmente le enseñó esta técnica de movimiento.

Él no necesitó desenvainar su espada. Con su espada aún en su funda, aún podía vencer al segundo maestro Tang hasta que no pudiera hablar.

El segundo maestro Tang estaba sentado en la nieve, su rostro cubierto de sangre, sus ojos ardían con un odio indescriptible.

"Mi clan Tang quiere preservar tu vida ... ya que no te importa y quieres cortejar la muerte, ve a morir entonces".

Wang Po se puso de pie, agarró su espada e incluso lo golpeó. Esto naturalmente significaba que había rechazado la petición del clan Wenshui Tang.

Quería matar a Zhou Tong junto con Chen Changsheng, por lo que tuvo que pelear una batalla adecuada con Tie Shu.

"Ni siquiera ha comenzado, ?cómo puedes llamarlo cortejar a la muerte?"

Wang Po miró al Segundo Maestro Tang y dijo: "Este es un aspecto en el que no se puede comparar conmigo, Xun Mei o Xiao Zhang".

En la apertura de esta joven generación de flores silvestres en flor, se han escrito varios nombres extraordinarios.

Wang Po, Xun Mei, Xiao Zhang, Liang Wangsun, Xiao De ...

Muy pocas personas recordaron que al principio, también había alguien con el apellido 'Tang' en esta lista.

"Todos ellos son como tú, nunca capaces de alcanzarme, ya sea con talento o con destino. Pero ninguno de ellos se dio por vencido, ninguno de ellos dejó de perseguirme".

La mirada de Wang Po descansaba en el extremo de la calle nevada.

Sabía que Xiao De estaba allí, y que Xiao Zhang también podría aparecer.

Liang Wangsun se había refugiado en la ciudad de Xunyang, y Xun Mei ya no podría aparecer.

"Cultivar el Dao y luchar son los mismos: hasta que se llegue al momento final, el éxito y el fracaso no pueden decidirse. Al final, Xun Mei logró alcanzarme en el Mausoleo de Libros. Xiao Zhang también tiene una oportunidad".

Wang Po volvió su mirada hacia el segundo maestro Tang mientras continuaba, "Mientras peleabas un partido conmigo en Wenshui, sentí que nunca serías un rival para mí, y pasé a adivinar la mente humana, estudiando cómo planear ... eso fue una admisión de derrota. Desde ese momento, te convertiste en basura, perdiendo toda esperanza de vencerme, haciéndose inferior a mí por el resto de tu vida ".

El segundo maestro Tang tenía una mirada vacía, parecía un poco perdido.

La voz de Wang Po era muy tranquila, sin ningún sentimiento de deliberado desprecio. Era una voz de juicio frío y objetivo.

Pero unaNadie sentiría de cierta manera al escuchar estas palabras, la sensación de que estaban siendo menospreciadas.

Porque escrito en todas estas palabras era la palabra "invencible".

Este era un experto.

Contra aquellos oponentes que también gozaban de una reputación famosa, tal vez Wang Po tenía un cultivo un poco más alto, pero no fue suficiente para aplastarlos.

Dichos oponentes incluyen a Xiao Zhang y Liang Wangsun.

Sin embargo, en una verdadera pelea, nunca había perdido una vez, y a menudo obtendría la victoria a través de un impulso aplastante.

Esto fue porque en términos de comportamiento, voluntad, mentalidad y comprensión de sí mismo y de este mundo, él estaba demasiado por encima de ellos.

Tie Shu sintió admiración y arrepentimiento al ver a Wang Po.

Las personas talentosas aparecieron de los ríos y las colinas con cada generación, cada una con sus propias obras que durarían décadas, pero ?cuál de estos expertos sería capaz de establecer tal dominio sobre sus pares, para poseer un comportamiento tan imponente?
(TN: Para el comienzo de esta línea, vea la nota de traducción para el capítulo 100).

Y esto ni siquiera estaba considerando el hecho de que en estas décadas durante las cuales persistió la joven generación de flores silvestres florecientes, innumerables cultivadores rebosantes de talento se habían disparado como brotes de bambú después de una lluvia.

Sin embargo, Wang Po había confiado solo en su única espada para reprimir a estos expertos y genios hasta que les resultaba difícil respirar, difícil de destacar.

Nadie más además de Zhou Dufu había sido capaz de lograr algo similar.

La admiración y el arrepentimiento finalmente llevaron al mundo entero a ser cada vez más cauteloso e inquieto.

Esta era la razón por la cual Zhu Luo estaba dispuesto a ofrecer su muerte para que Wang Po muriera.

Como Wang Po no tenía la intención de seguir el consejo del clan Wenshui Tang, Tie Shu mataría a Wang Po, e incluso estaba algo apurado por hacerlo.

Tal como lo había querido hacer en el templo de Tanzhe.

Porque era solo ahora que él, o Bie Yanghong, o Wuqiong Bi, todavía tenían la capacidad de matar a Wang Po.

Si fueran un poco lentos, si pasasen unos días más, si la nieve cayera una o dos veces, ?qué pasaría?

En unos pocos días, después de otros dos períodos de nieve, tal vez ya no podrían matar a Wang Po.

Este tipo de conocimiento realmente lo incomodaba.

Incluso el cielo estrellado que encapsulaba el mundo temblaría de inquietud.

En ese momento, ?aparecería un segundo Zhou Dufu en el mundo de los humanos?

No, incluso si solo fuera una suposición, no se podía permitir que sucediera.

Tie Shu miró a Wang Po y dijo: "Mis disculpas".

Había muchas razones por las que debería disculparse, ya fuera el juramento al cielo estrellado, el fuerte acoso a los débiles, el viejo acoso a los jóvenes o la muerte de un futuro gigante de la humanidad.

Wang Po no respondió a sus disculpas, ya que en su opinión, su pérdida en la batalla de hoy no estaba garantizada.

Sí, quizás todo el continente no creía que pudiera ganar, incluso si era Wang Po.

Sin embargo, él mismo creía que era posible.

Debido a que la lluvia oscura que había caído sobre la ciudad de Xunyang había sido muy rápida, las hojas caídas del templo Tanzhe habían sido muy hermosas, una capa tras otra de sauces de invierno crecían junto al río Luo, y todo esto había sido como niebla, pero era imposible para cualquiera de ellos oscurecer sus ojos.

Wang Po levantó su espada y apuntó a Tie Shu, sus acciones constantes y simples.

Pero su espada se estremeció un poco.

No era miedo, sino un deseo de batalla, el coraje para desafiar.

Habían pasado muchos días desde el Templo Tanzhe, y todavía no había desenvainado su espada.

Cualquiera podría decir que esta espada sería la más fuerte con la que se había enfrentado en su vida.

Fue separado de Tie Shu por una sola mesa. Lógicamente hablando, esta espada elevada debería haber tocado la ropa de Tie Shu.

Sin embargo, cuando levantó la espada, parecían estar separados por un vasto río, la distancia entre ellos era enorme. Simplemente era imposible que la espada tocara la ropa de Tie Shu.

?Era esta enorme distancia entre el mundo mortal y el Dominio divino?

?Su hoja metálica podría ignorar esta distancia y caer sobre el cielo estrellado?

Nadie lo sabía

Antes de que Wang Po desenvainara su espada, las posibilidades eran ilimitadas.

Cuando desenvainara su espada, las posibilidades ilimitadas colapsarían en una sola verdad.

El mundo entero estaba esperando ver esta única verdad, sin saber quién se encontraríapara soportar esta verdad.

En este momento, Tie Shu hizo una elección.

Esta elección fue muy simple, pero representó una experiencia que abarca siglos.

Él eligió atacar.

No permitiría que Wang Po desenvainara su espada.

Decidió no darle a Wang Po la oportunidad de desenvainar su espada.

No importa qué tipo de verdad tuviera esta espada, no deseaba verla.

Su propósito siempre había sido matar a Wang Po, no ver la espada de Wang Po.

Cuando decidió atacar, nadie podría moverse más rápido.

Solo si su oponente fuera también un experto del Dominio divino, Xu Yourong en su forma divina, o Nanke podrían comparar.

Wang Po no era ninguno de estos.

Por lo tanto, las manos de Tie Shu cayeron primero sobre la espada de Wang Po.

En este punto, la espada de Wang Po aún estaba envainada.

La nieve que caía del cielo de repente se congeló en su lugar.

Un trueno retumbó por la calle.

Los edificios de pie a ambos lados de la calle se convirtieron instantáneamente en polvo.

Los incontables copos de nieve congelados en el cielo también se transformaron en polvo.

El polvo se asentó y las nubes se dispersaron. La calle estaba desprovista de gente, tanto Wang Po como Tie Shu desaparecían sin dejar rastro.

Sin embargo, el trueno continuó, persistiendo y retumbando sin fin.

Finalmente, se estrelló contra el río Luo.


Advertisement

Share Novel Ze Tian Ji - Chapter 705 – The Desire Of A Metal Blade (II)

#Read#Novela#Ze#Tian#Ji#-#Chapter#705#–#The#Desire#Of#A#Metal#Blade#(II)