Ze Tian Ji - Chapter 711 – Two Kites (II)

Advertisement

Capítulo 711 - Dos cometas (II)

Traducido por: Hypersheep325

Editado por: Michyrr

Cualquiera podía ver que Chen Changsheng solo estaba forzando una discusión, forzando una sonrisa, forzando su compostura. Xiao De también pensó esto, por lo que el desprecio en su rostro se hizo más y más fuerte.

Chen Changsheng explicó: "Naturalmente, sería mejor si pudiera matarlo, pero incluso si no puedo, no está mal si puedo expulsarlo de este lugar".

Xiao De no entendió su razonamiento, ni las docenas de expertos presentes.

Incluso si era como Chen Changsheng había dicho, que la trampa que Zhou Tong le había puesto lo había convertido en un perro callejero, ?por qué un perro callejero estaba tan cerca de la muerte?

En el pico del verano o en las profundidades del invierno, se podían ver perros callejeros en cualquier parte de la capital. Aunque vivieron vidas bastante amargas, no fue tan fácil para ellos morir. Y si Zhou Tong era un perro, no era un perro ordinario. Tenía los dientes más afilados en el mundo, y también estaban cubiertos con los venenos más aterradoras.

Pero fue precisamente porque Zhou Tong era un perro callejero que Chen Changsheng creía que su muerte estaba cerca.

Un perro callejero viviría en un constante estado de ansiedad. Después de todo, una repugnante plaga que cruzara la calle seguramente conmovería toda la calle para llamar a su cabeza.

Xiao De entendió y luego miró a Chen Changsheng como si fuera un niño. "?De verdad crees que alguien realmente ayudará a los dos a matar a Zhou Tong?"

En su opinión y en muchos otros, la insistencia de Wang Po y Chen Changsheng en matar a Zhou Tong era la materia más insana del mundo. ?Podría haber más de esos locos en el mundo?

Chen Changsheng muy seriamente respondió: "No sé quién vendrá para ayudarnos a matar a Zhou Tong".

Luego agregó: "Pero tengo fe en que habrá alguien".

Demasiadas personas querían a Zhou Tong muerto.

Una vez que Zhou Tong abandonó este patio de árboles de manzano, abandonó el callejón del Departamento Militar del Norte, no había lugar en la vastedad del mundo que pudiera ocultarlo.

Aquellas personas que lo querían muerto sin duda aprovecharían esta oportunidad y le entregarían un ataque fatal.

La existencia de Shang Xingzhou significaba que la gran mayoría de las personas que deseaban la muerte de Zhou Tong no se mudarían, pero algunas personas sí lo harían.

Y la llamada 'gran mayoría' no se extendería a Zhou Tong una mano amiga. Ellos mirarían fríamente desde los lados mientras Zhou Tong moría.

Era exactamente como lo que Su Li experimentó en su viaje de regreso al sur, lo que experimentó en la ciudad de Xunyang.

Pero Xiao De no creía en esta conclusión. Dijo con pena: "Cuando una persona está a punto de morir, su mente se vuelve desordenada. ?Qué sentido tiene decir más palabras como esa?"

......

......

Contra Xiao De, un experto de la Proclamación de Liberación, y varias decenas de expertos en Condensación Estelar, Chen Changsheng parecía tener muerte en su futuro. La situación de Wang Po fue aún más desastrosa. A pesar de que acababa de abrirse paso, su brazo amputado y sus pesadas heridas habían causado graves daños a sus meridianos. Por no hablar de luchar en otra batalla, incluso caminar por el río helado fue una tarea increíblemente difícil. Además, enfrentaba a varios cientos de caballería de élite, dos Generales divinos, el Segundo Maestro Tang, y una lluvia torrencial de ballestas que cubrían el cielo.

El cielo estaba hecho jirones por la lluvia de flechas y el frío viento soplaba locamente. Wang Po estaba en el río, su expresión aún tan calmada como siempre, incluso algo de madera.

Cuando el mundo entero quiso matarlo, llevó su espada a la capital. En la calle nevada, luchó contra lo divino, aturdió al mundo al abrirse paso en el río Luo cortándose el brazo. Luego, con una cuchilla, mató al experto supremo que era Tie Shu. En todos los aspectos, lo había llevado al pico. Al empuñar su espada, también había alcanzado el pico de la trayectoria de la espada.

No había nada más que lamentar, y no tenía la capacidad de realizar más hazañas impactantes en el mundo.

Abrió los ojos para mirar tranquilamente los rayos de ballesta que bajaban del cielo porque no había nada más que pudiera hacer.

De repente, un vendaval frenético de nieve desgarró el río Luo.

Este vendaval fue tan feroz que los pernos de la ballesta extremadamente rápidos se desordenaron, se despoblaron de toda su fuerza y ​​luego cayeron del cielo.

Varios cientos de flechas cayeron en las frías aguas del río. Se tambalearon tristemente arriba y abajo como tantas ramas de árboles cortadas.

El segundo maestro Tang repentinamente levantó sus ojos al nevadocielo, su expresión cambiante, una aspereza brillando en sus ojos.

Wang Po tuvo que morir.

Esta fue la promesa hecha a Zhu Luo por Shang Xingzhou, el Emperador Blanco y catorce príncipes rebeldes.

Esta era, obviamente, la mejor posibilidad de que la Corte Imperial matara a Wang Po, y era muy probable que fuera la última oportunidad.

Cuando ese vendaval frenético enrolló la lluvia de flechas, esos dos divinos Generales comenzaron a moverse.

Estos dos divinos Generales no estaban clasificados como los más altos en el Gran Ejército Zhou, pero tenían profundos cultivos que sobrepasaban mucho a los de Xue He. Habían alcanzado el nivel superior de Condensación Estelar hace muchos años.

Los diez sauces de invierno en el dique del río fueron instantáneamente estrellados, dos caballos con dragones relincharon mientras eran sacudidos hasta la muerte, y los dos Generales divinos se lanzaron hacia el río Luo.

!Dos lanzas que brillan con luz fría atravesaron a Wang Po!

!Whoosh! Un sonido extremadamente claro resonó desde el cielo nevado.

Era como si el hielo en el río Luo se hubiera derretido por completo y hubiera sido arrojado a lo alto, y luego hubiera caído como una cascada.

No, era el sonido de una cometa en lo alto del cielo que soplaba con el viento helado.

Una línea estaba atada a la cometa, el otro extremo atado a una persona.

Esta persona saltó del cielo con un zumbido.

Este fue el sonido del viento frío que sopla contra el papel blanco en la cara de esta persona.

Cayó como una piedra en el río Luo, apareciendo frente a esos dos divinos Generales.

Esas dos poderosas lanzas llegaron.

Esta persona levantó su propia arma, también una lanza.

Esta lanza era naturalmente inferior a la Lanza del Dios Escarchado que se sostenía en el Palacio Imperial, y no podía compararse con una lanza en las manos del divino General Han Qing, o incluso con una lanza sostenida por Xue Xingchuan.

Pero esta lanza era similarmente una de las lanzas más famosas del mundo. Desde cierta perspectiva, era aún más famoso que las lanzas de Han Qing o Xue Xingchuan.

Porque su portador era demasiado famoso.

Ahora, Han Qing había regresado al reino de los demonios, y Xue Xingchuan fue enterrado en los suburbios de la capital, entonces, ?qué otra lanza podría ser tan tiránica como la lanza de esta persona, tan desenfrenada?

La lanza ferozmente apuñaló para bloquear las lanzas de los dos divinos Generales.

Dos golpes extremadamente fuertes resonaron sobre el río Luo, y el agua se extendió desde el epicentro.

Los guardias imperiales que ya habían sido empujados hacia el río ahora fueron enviados de un lado a otro por las réplicas mientras los caballos de guerra entre los sauces relinchaban de dolor.

Los dos Generales divinos fueron enviados de regreso a la costa, tosiendo sangre, sus heridas significativas.

Esa persona todavía estaba de pie en el río Luo, sin haberse retirado ni medio paso.

Otra lluvia de flechas descendió del cielo, una lluvia torrencial, una nube oscura. El río Luo se atenuó al instante.

La persona sostuvo su lanza horizontalmente sobre las frías aguas, una cuerda de hierro inamovible.

El poder de la lanza causó que una pared de agua de un centenar de zhang de ancho saliera del río Luo.

Las flechas golpearon la pared y fueron destruidas al instante.

Inmediatamente, echó hacia atrás su lanza y la volvió a bajar.

El extremo de la lanza cayó dentro del agua y el río se convirtió en una cascada en reversa, un manantial que brotaba. El agua se disparó en todas las direcciones, dirigida a los expertos del ejército.

Se escucharon gemidos en todo el río Luo y los trozos de hielo en el río estaban manchados de sangre.

En un instante, diez-algunos expertos del ejército resultaron gravemente heridos y perdieron toda la capacidad de luchar.

El mundo ganó un momento de paz.

Whoosh.

La cometa voló alto en el cielo.

La pared de agua cayó hacia atrás en el río.

El libro blanco sobre la cara de esa persona temblaba constantemente.

Un chorro de sangre salió de su boca y tiñó el papel blanco con una flor chillona.

Solo en el último momento había decidido finalmente atacar, por lo que se había precipitado bastante. Además, sus oponentes no eran personas comunes, sino la Corte Imperial.

Había usado una lanza para hacer retroceder a dos Generales divinos, una lanza para bloquear una lluvia de flechas, una lanza para herir gravemente a diez expertos del ejército. Incluso alguien como él tuvo que pagar un alto precio.

Pero a él no le importaba, porque en este momento, ya podía ver que su elección era correcta, porque en este momento, se sentía muy fresco.

Una voz algo ronca rebosante de crueldad penetró a través del papel teñido de sangre y cayón las orejas de las innumerables personas en las dos orillas del río Luo.

"?Quién más?"

Estas fueron palabras de arrogancia desenfrenada.

Esta persona había vivido toda su vida con arrogancia desenfrenada.

Un buen Xiao Zhang.


Advertisement

Share Novel Ze Tian Ji - Chapter 711 – Two Kites (II)

#Read#Novela#Ze#Tian#Ji#-#Chapter#711#–#Two#Kites#(II)