Ze Tian Ji - Chapter 742 – Embers And Cold

Advertisement

Capítulo 742 - Brasas y frío

Traducido por: Hypersheep325

Editado por: Michyrr

Cuando el artefacto mágico se hizo añicos, un hilo de Qi emergió de la mano del líder del escuadrón, extendiéndose con notable velocidad por todo el acantilado.

Los cadáveres de los soldados humanos, ya sea en el suelo, o en las lanzas de los soldados demoníacos, o en la boca de sus lobos, respondieron a este Qi, y un Qi más débil, casi como un aroma, emergió de sus cuerpos.

Este Qi era como una llama invisible que ahora estaba encendiendo un leño escondido por mucho tiempo.

Los soldados demoníacos parecieron sentir algo, y una mancha de sorpresa apareció en sus ojos verdes. Con un conjunto de agudos gritos, agitaron sus lanzas para arrojar esos cadáveres humanos muy lejos, al mismo tiempo tirando de las riendas de cuero alrededor de los cuellos de sus lobos, con la intención de dar media vuelta y retirarse.

Pero fue demasiado tarde.

Estos extraños lobos eran muy tontos y no tenían idea de lo que estaba sucediendo, por lo que no estaban dispuestos a tirar los cadáveres humanos en sus bocas. En este momento, una brillante bola de luz amarilla emergió de los humanos fallecidos. Simultáneamente, más bolas de luz amarilla se encendieron en todo el acantilado.

Boomboomboomboom!

Terribles explosiones retumbaban a través de las montañas como un trueno. Luego, un fuego comenzó a arder, transformando casi instantáneamente el área en un mar de llamas.

La roca dura explotó en pedazos y luego se derritió por las llamas ardientes en lava que se derramó sobre los soldados demoníacos.

Los lobos se encontraron con un destino aún más miserable. Sus cabezas fueron voladas en pedazos, transformándose en montones destrozados de carne y carne sin ningún parecido con su apariencia original.

Los aullidos de la miseria se elevaban continuamente desde las desordenadas montañas, pero no podían atravesar el mar de llamas y las oleadas de Qi, y rápidamente desaparecían.

Justo como este, los soldados demoníacos y sus monturas de lobos murieron.

Las oleadas de Qi formaron una suave pendiente en los acantilados de la montaña antes de mezclarse con el cielo y la tierra.

El mar de llamas, sin embargo, persistió durante mucho tiempo a medida que las llamas perdían gradualmente su energía.

El líder del escuadrón liberó su agarre del objeto negro quemado en su antebrazo que una vez fue un pequeño escudo, y comenzó a arrastrarse lentamente hacia atrás.

Su brazo derecho había sido completamente destruido por la fuerza explosiva del artefacto mágico y su cofre también era un desastre sangriento, con huesos débilmente visibles. Había sufrido heridas graves, pero todavía no estaba muerto.

Antes de morir, todavía tenía una tarea que tenía que completar: matar al maestro de la matriz.

Respetaba profundamente al joven maestro de cuadrillas, que sin duda habría tenido las mejores perspectivas si sobrevivía, y un humano tan sobresaliente no debería congelarse ni morir de hambre. Y también ... anteayer, había recibido una orden. De ninguna manera podría dejar que este joven maestro de cuadras cayera en manos de los demonios. Si fuera necesario, podría matarlo.

Con cierta dificultad, se arrastró hasta la camilla. Mientras jadeaba algunas respiraciones cansadas, miró al joven maestro de arsenal en la camilla con una expresión bastante compleja y triste.

El artefacto mágico que había usado para matar a los cinco soldados demoníacos, naturalmente, no había sido un artefacto mágico ordinario, sino un tipo muy extraño que era más similar a una matriz. Este tipo de artefacto mágico que usaba el poder de una matriz era extremadamente raro, y su método de uso era excesivamente cruel. El Gran Ejército Zhou esencialmente nunca los había usado antes.

Se dijo que este conjunto de artefactos mágicos provenía de los Wenshui Tangs. Podía poseer este tipo de artefacto mágico porque era el subordinado de confianza del general, y también porque el pequeño escuadrón del Ejército Monte Song que dirigía a menudo se le confiaba misiones muy importantes, como proteger o matar a este joven maestro de arsenal.

Incluso en el momento de su muerte, los soldados debajo de él nunca supieron que este artefacto mágico había sido plantado en sus cuerpos hace mucho tiempo.

Cuando pensó en la orden que el general le dio antes de la batalla, el líder del escuadrón reveló una expresión bastante perpleja.

Para esta persona, las figuras importantes del Ejército Mount Song claramente habían hecho muchos arreglos por adelantado, incluso preparándose para enterrar a este pequeño escuadrón.

"?Quién eres?" le murmuró al inconsciente joven maestro de arreglos en la camilla.

Antes de matar a esta persona, tenía un profundo deseo de saber su nombre y apellido. Quizás solo así podía sentir un poco de consuelo.

Lamentablemente, estola persona sufrió una reacción violenta en el campo de batalla y resultó gravemente herida. Era completamente imposible para él despertar y responder a su pregunta.

Sacó laboriosamente una daga, la apuntó a la garganta del joven maestro de cuadras y luego cerró los ojos. Después de tomar una respiración profunda, empujó hacia abajo.

Pero no escuchó el sonido de la garganta al romperse, ni sintió la daga atravesar la carne.

Abrió los ojos y vio con asombro que la daga estaba sujeta entre dos dedos, completamente incapaz de avanzar.

Aún más asombrosamente, estos dos dedos pertenecían al joven maestro de arreglos.

En algún momento, el maestro de la matriz se había despertado y abrió los ojos, y ahora estaba mirando en silencio.

Sus ojos estaban muy fríos, completamente desprovistos de emoción. Eran como el hielo que cubría estas montañas, pero debajo de este hielo había manchas de sangre que exhalaban un leve hedor a sangre.

El líder del escuadrón recobró el sentido y sintió un inexplicable temor al mirar los ojos del maestro de cuadras.

El joven maestro de cuadras sacudió ligeramente los dedos, tomando la daga, pero sin hacer nada después de eso.

El líder del escuadrón explicó rápidamente lo que acababa de ocurrir.

El joven maestro de arreglos parecía estar sumido en profundos pensamientos.

El líder del escuadrón no tenía más fuerza. Agotado, se sentó en el suelo y dijo en agradecimiento: "Todavía estás vivo, por lo que la muerte de mis hermanos no se habrá desperdiciado".

La voz del joven maestro de arreglos parecía particularmente fría. "?De verdad crees que cualquiera de tus piezas de basura puede decidir si vivo o muero? Simplemente no quería actuar".

"?Qué?" El líder del escuadrón se congeló, sin atreverse a creer lo que acababa de oír.

?Qué significa esto? Después de pasar unos momentos en estupefacción estupefacta, se enfureció, señalando a los cadáveres quemados en los acantilados y queriendo regañar al maestro de la matriz.

El joven maestro de arreglos no le dio una oportunidad. De esos ojos fríos y crueles surgió un terrorífico Qi, que instantáneamente lo sacudió hasta la muerte, transformándolo en un cadáver cubierto de sangre. Entonces, este cadáver comenzó a brillar de las llamas restantes dejadas por el artefacto mágico, produciendo un olor desagradable.

"Sin importar si fue por amabilidad o por llevar a cabo una orden, todavía intentaste matarme".

El joven maestro de cuadrillas miró apáticamente al cadáver en llamas y declaró: "Así que necesitabas morir".

El aullido del viento frío gradualmente extinguió las brasas en el acantilado, dispersando esos olores mezclados y desagradables.

Los soldados demoníacos y sus monturas de lobos habían estado en el centro de los ataques de diez y algunos artefactos mágicos, y fueron quemados por un mar de llamas. Lo único que quedaba de ellos era un esquema aproximado, y era imposible distinguir sus apariencias originales. Luego, diez cuerpos de los soldados humanos también estaban en un estado horrible. En resumen, fue una escena deprimente, un ambiente cruel.

Pero el joven maestro de arreglos no se fue, sino que se recostó en la camilla.

Cerró los ojos como si no pudiera ver la infernal ladera de la montaña, incapaz de oler los cuerpos carbonizados, incapaz de sentir el frío del viento. Solo así, se durmió.


Advertisement

Share Novel Ze Tian Ji - Chapter 742 – Embers And Cold

#Read#Novela#Ze#Tian#Ji#-#Chapter#742#–#Embers#And#Cold