Ze Tian Ji - Chapter 747 – Rare Product

Advertisement

Capítulo 747 - Producto raro

Traducido por: Hypersheep325

Editado por: Michyrr

La medicina más maravillosa, si no se puede usar, no era diferente de la basura. Para el joven maestro de arreglos en su último aliento acostado en la cama, la Píldora Cinnabar era precisamente este tipo de existencia. El general salió de la habitación sin mirarlo. Al pasar junto a An Hua y al clérigo, se detuvo y le pidió que lo cuidaran, luego pronunció una dura frase.

"No diré que esa persona busca fama, pero esa persona debe tener un gran plan".

Ellos entendieron lo que el general quería decir. Independientemente de si esa persona encontró esta medicina divina mediante el estudio de libros antiguos o la desarrolló a través de su propia investigación, si realmente se preocupaban por la seguridad de la humanidad, si realmente lamentaban el destino de la humanidad, entonces lo más apropiado para hacer fue revelar la receta.

Al confirmar que la Píldora Cinabrio realmente tuvo un efecto tan maravilloso e incluso salvó a muchas personas que deberían haber muerto, An Hua había formado una muy buena impresión de esa persona enigmática que ella, o cualquier otra persona, nunca había conocido. No quería creer que esta persona fuera una intriga o tuviera motivos ocultos, pero no podía refutar las palabras del general.

Esa persona solo envió una botella de píldoras de cinabrio cada mes. Para los soldados en primera línea, varias docenas de píldoras aún eran insuficientes, pero ella creía que esa persona ya había hecho todo lo posible. Tal vez porque no pudieron reunir suficientes ingredientes raros o estaban limitados por su capacidad, no pudieron aumentar el número de píldoras. Pero si estuvieran dispuestos a distribuir la receta, estos problemas se resolverían fácilmente. Tal como ella pensó al principio, no importa cuán valiosos y raros fueran los ingredientes necesarios, la Ortodoxia y la Corte Imperial seguramente podrían encontrarlos.

La Ortodoxia y la Corte Imperial podrían producir esta medicina en grandes cantidades, otorgando a la raza humana una ventaja extraordinaria en esta guerra e iluminando el futuro del continente. Por supuesto, esto también sería de gran beneficio para esa persona. Recibirían gratitud e innumerables recompensas del mundo entero. Incluso si no pudieran cultivarse, aún se convertirían en un verdadero santo.

Entonces, ?por qué esta persona no estaba dispuesta?

......

......

El hombre de mediana edad sorbió té tranquilamente en su silla. El gerente de la posada se paró frente a él, sin atreverse a moverse.

Escuchó las voces que venían de detrás de la pared, y sus labios se convirtieron en una sonrisa burlona. "?Un santo? No son más que un acaparador".

El gerente de la posada presionó su cuerpo aún más bajo, sin atreverse a decir nada.

Acaparar un producto raro era la estrategia comercial de un comerciante.

?Cuánto dinero valía la píldora Cinnabar? En términos de eficacia médica, podría regenerar los huesos y salvar a los moribundos, por lo que es un tesoro inestimable. Pero en realidad, desde el momento en que la píldora Cinnabar apareció por primera vez en Blue Pass, nunca se había vendido por un precio. No se podía obtener con dinero, solo a través de la espera, si el destino de uno iba a sobrevivir hasta ese momento.

Ya fuera el maestro de la Píldora Cinnabar, el Salón de Personas Ilustres o el clan Wenshui Tang, ninguno de ellos había obtenido ningún beneficio de la Píldora Cinnabar. Algunas personas pensaron que era completamente irrazonable para los Wenshui Tang ofender a tantas facciones y personas poderosas por el bien de esta píldora de la que no obtuvieron ningún beneficio. Pero el verdadero sabio pensó que esta vista era incuestionable e increíblemente idiota. El maestro de la Píldora Cinnabar había establecido reglas, pero las leyes estaban muertas, y siempre había áreas que podían aprovecharse. Por ejemplo, si había dos maestros de la matriz gravemente heridos que eran increíblemente similares tanto en el cultivo como en el logro militar, ?cómo se decidió qué era lo primero?

En estos momentos, era el clan Tang el que detentaba el poder.

Aunque este poder no siempre aparecía y parecía insignificante, la pieza más pequeña utilizada en su extensión absoluta seguía siendo tan vasta como el océano, y no había límite en cuanto a cuánto debería valorarse. El clan Tang nunca se daría por vencido con tal recurso, y para asegurarse de que lo mantuvieran por un largo tiempo, haría todo lo posible por satisfacer las demandas de ese hombre, incluyendo el cumplimiento de sus reglas.

Después del golpe del Mausoleo de Libros, el estatus del clan Tang en el mundo humano había aumentado aún más, dejando al clan Tianhai muy atrás de ellos para convertirse en el clan noble número uno de la Gran Dinastía Zhou. Ahora que habían obtenido el poder de distribuir la Píldora Cinnabar, tenían másconsolidó su estado, incluso haciendo que muchas facciones teman.

Un clan noble normal muy probablemente habría estado satisfecho con este tipo de posición, pero los Wenshui Tangs no eran un clan normal. Eran los primeros clanes mercantes del continente, y los mercaderes nunca estaban contentos, siempre codiciosos y nunca satisfechos. Independientemente de cuán sentenciosa fuera esta frase, los negocios eran un negocio, y el clan Tang no podía ser satisfecho por las ganancias que traía la Píldora Cinnabar.

En comparación con los efectos místicos de la píldora Cinnabar, las ganancias que traía eran excesivamente pequeñas, y además ... no jugaban el papel principal.

El enigmático individuo era el verdadero jefe aquí, un hecho que el clan Tang encontró imposible de aceptar.

Ya sea en armas militares, provisiones del ejército, murallas y fosos, tesoros o medicinas, cualquier aventura comercial en la que el clan Tang participe en el continente solo podría tenerlos como el único jefe, o al menos como el accionista mayoritario.

Comenzando desde hace muchos miles de años, la codicia por el beneficio y un deseo abrumador de control habían sido los aspectos más definitorios de los Tang de Wenshui, incluso convirtiéndose en las razones de su existencia. Estos dos puntos hace tiempo que se mezclaron en la sangre de cada miembro del clan Tang, transformándose en una obsesión. Por lo tanto, incluso después del sangriento incidente del Salón de Personas Ilustres, aún querían obtener más de la Píldora Cinnabar.

Y querían, más que nadie, saber quién era el verdadero maestro de la Píldora Cinnabar.

En comparación con los otros poderes del mundo, sin duda fueron los más cercanos a este individuo. Quizás todavía quedaban algunas capas de niebla entre ellos y esa persona, pero casi podían distinguir la verdadera apariencia.

De hecho, esta posada era propiedad del clan Wenshui Tang.

El hombre de mediana edad era el decimoséptimo maestro de los Wenshui Tangs.

Había recorrido grandes distancias desde Wenshui hasta la sede del Ejército Mount Song para encontrar el secreto oculto por la Píldora Cinnabar.

Una voz respetuosa, apenas disimulando su miedo, vino desde más allá de la puerta.

"El producto de Black Mountain ha llegado".

El Maestro de la Décimo Séptima Tang alzó levemente las cejas ante la noticia, con los ojos brillantes.

Se levantó de la silla y, guiado por el gerente de la posada, llegó a una habitación secreta en el patio trasero de la posada.

En el centro de esta habitación secreta había una enorme mesa hecha de piedra negra. Sobre la mesa había un producto que los Wenshui Tangs habían pagado a un precio masivo para transportarlo desde la sede del Black Mountain Army.

Fue un cadáver.

El fallecido era un hombre que había sufrido la más grave de las lesiones. Su cara y cuello estaban carbonizados, claramente quemados por llamas tóxicas altamente tóxicas. Las ropas medio desatadas eran claramente de estilo militar. Sus dedos eran extremadamente largos y delgados, sus nudillos ligeramente abultados. La horripilante herida en su pecho todavía brillaba con vestigios de resplandor estelar que no se había dispersado por completo.

A partir de este detalle, uno podría decir que este era un cultivador de Condensación Estelar que había muerto en batalla con un experto en demonios. Había muchas posibilidades de que fuera general del Gran Ejército Zhou.

El Decimoséptimo Maestro se quitó una toalla blanca pura de la manga para cubrirse la nariz y la boca, y usó sus ojos para ordenar al gerente de la posada que avanzara.

El gerente se acercó a la mesa negra y tomó un cuchillo pequeño y afilado. Cortó el pecho del cadáver, comenzando por la herida existente y cortando hacia abajo.

Con un pequeño desgarro, el cuchillo le cortó el estómago al difunto. Un líquido verde y maloliente estalló y goteó sobre la mesa.

El Maestro de la Décimo Séptima Tang ligeramente frunció el ceño, un tanto disgustado, sosteniendo la toalla aún más cerca de su rostro, pero no desvió su mirada.

Antes de él, el gerente de la posada parecía un sirviente particularmente mediocre, pero en este momento, parecía un forense extremadamente experimentado.

Sin dudarlo, el gerente de la posada metió las manos en el estómago del cadáver. Después de rebuscar por unos momentos, sacó una pequeña bolsa.

Esta bolsa estaba hecha de un material desconocido, no de cuero o papel. Su superficie era muy brillante y se sentía muy delgada y suave al tacto. Se podía ver débilmente que había algo en el interior.

Podría ser una piedra o una perla.

También podría ser una píldora.


Advertisement

Share Novel Ze Tian Ji - Chapter 747 – Rare Product

#Read#Novela#Ze#Tian#Ji#-#Chapter#747#–#Rare#Product