Ze Tian Ji - Chapter 748 – Observations On The Medicine

Advertisement

Capítulo 748 - Observaciones sobre la medicina

Traducido por: Hypersheep325

Editado por: Michyrr

La pequeña bolsa era larga y delgada. Cuando todavía estaba en el cuerpo del experto del Gran Ejército Zhou, la mitad superior de la bolsa probablemente estaba en el esófago, la abertura en la garganta, y también parecía haber algún tipo de mecanismo oculto en la abertura. Los Wenshui Tangs habían podido hacer el Paraguas de Papel Amarillo, por lo que probablemente también tenían métodos para cortar todo lo que se colocaba en el bolso del mundo exterior.

El gerente de la posada no abrió la bolsa de inmediato. En lugar de eso, él se lavaba las manos con mucha seriedad y meticulosidad hasta que estaban tan limpios que parecían nuevos. Luego usó cuatro toallas para secarse las manos, asegurándose de que no hubiera humedad persistente. Finalmente, abrió la bolsa y sacó el objeto que contenía.

Era una pastilla del tamaño de un guisante. Tenía un brillo rojo oscuro similar a la sangre. Tal vez porque se había visto afectada por la humedad en el cadáver, su superficie estaba ligeramente arrugada. Al ver esto, el gerente pareció un poco angustiado y el rostro del Décimo Séptimo Maestro Tang se volvió sombrío.

"Debería estar bien", dijo el gerente con voz temblorosa, luego apresuradamente colocó la píldora roja como la sangre en una olla que había sido preparada de antemano.

La olla estaba llena de cáscaras de trigo, y ciertamente no había cáscaras de trigo comunes. Habían sido filtrados y secados muchas veces, y ahora eran de color blanco marfil. Estaban absolutamente secos sin la más mínima humedad.

El gerente cubrió la píldora con las cáscaras de trigo y luego usó su mano para frotar ligeramente las cáscaras contra la píldora. Sus dedos se movieron con particular dulzura, como si acariciara a su amante. La píldora rodó sobre las cáscaras de trigo, y con el paso del tiempo, gradualmente se volvió completamente limpia, su color rojo oscuro cada vez más vívido, excitando y atrapando el alma.

La comprensión del clan Wenshui Tang de esta píldora no fue completa. Solo sabían que se derretiría al encontrar agua y se volvería muy difícil de preservar. En este punto, el gerente finalmente confirmó que no había ningún problema con este método de limpieza, por lo que la mirada que dirigió a la píldora también se volvió suave y cálida. Por supuesto, aún era inferior a la mirada que dirigía al Tang Decimoséptimo Maestro.

Radiante, dijo: "La sabiduría de la Decimoséptima Maestra es realmente excepcional. Este método realmente funciona".

El Decimoséptimo Maestro Tang ignoró esta adulación. Sacó una toalla nueva, blanca como la nieve, de su manga y acolchó su mano con ella, tomando la píldora. Después de examinarlo durante mucho tiempo, sus ojos comenzaron a brillar con fervor. De repente notó este cambio en el estado de ánimo y ligeramente frunció el ceño. Él dijo sombríamente: "?Es esta píldora realmente tan maravillosa?"

El gerente no había notado el cambio sutil en las emociones del Decimoséptimo Maestro al responder: "Realmente lo es, o de lo contrario no habríamos tenido problemas para que el estimado Maestro Decimoséptimo viniera personalmente".

Estaba pidiendo favores a su amo, pero mientras hablaba, no pudo evitar mirar la píldora en la palma de la mano del maestro y lamerle la comisura de los labios.

Esta acción subconsciente reveló que estaba algo nervioso y también reveló la codicia y el anhelo en su corazón.

El Maestro de la Décimo Séptima Tang notó esto y sus labios se iluminaron en una sonrisa. "?Sabes lo que es esto?"

La expresión del gerente cambió ligeramente al pensar, ?no es esta la legendaria píldora de cinabrio?

"Esto no es píldora ni riqueza, sino poder".

El Maestro decimoséptimo Tang entonó: "El poder de decidir la vida y la muerte es el poder más grande del mundo".

El gerente elogió: "Las palabras de la Decimoséptima Maestra son extraordinarias".

El Decimoséptimo Maestro dijo impasible: "Si alguien codiciara este poder pero careciera de la fuerza correspondiente, solo buscaría su muerte".

El cuerpo del gerente se puso rígido, y luego bajó la cabeza, sin atreverse siquiera a mirar la píldora.

......

......

Una sucesión de personas entró en la habitación secreta y rodeó la mesa negra. Una de estas personas era un Guardián del Pabellón de los Secretos Celestiales que se especializaba en medicina, dos de ellos eran los médicos más reconocidos del condado de Fengyang, uno era un clérigo de origen desconocido que el clan Tang había contratado por una enorme cantidad de dinero, y también había un médico que trató los meridianos de Tang Old Master.

Independientemente de su estado, todos tenían la misma expresión en sus caras.

Era una expresión que era tranquila en la superficie, pero en realidad extremadamente nerviosa, y por lo tanto parecía bastante rígida.

Todos mirabanen la pastilla roja sobre la mesa, y no fue solo una mirada. Ya lo habían mirado varias veces, y durante mucho tiempo.

Estaban nerviosos porque sabían lo que era esta píldora, por lo que naturalmente desarrollaron el deseo de arrebatárselo, pero sabían que no podían hacerlo.

Uno de los médicos del condado de Fengyang, temeroso de no poder resistir esta tentación, bajó la cabeza por la fuerza.

Mirar, oler, preguntar y cortar eran cosas que los médicos tenían que hacer para tratar la enfermedad. En este momento, el tema de su observación no era una enfermedad, sino un medicamento, sin embargo, todavía no podían escapar de estos métodos.

Habían examinado esta medicina durante mucho tiempo, así que, luego, era hora de olerla.

El médico de Wenshui echó un vistazo al Tang Decimoséptimo Maestro.

Este viejo médico fue específicamente diseñado para tratar los meridianos de Tang Old Master. Si este asunto no hubiera sido tan urgente hoy, el Decimoséptimo Maestro Tang habría sido incapaz de pedirle que venga de la ciudad de Wenshui.

El Decimoséptimo Maestro fue naturalmente más cortés con este médico, diciendo: "Por favor, doctora Yang, haga lo que quiera".

Al escuchar esto, el viejo médico, a quien Yang le dio el nombre de Wenshui, inmediatamente bajó la cabeza, llevándola sobre la píldora roja, y aspiró profundamente.

En el momento siguiente, la cara del doctor Yang se puso roja inmediatamente y sus ojos se volvieron borrosos, como si estuviera ebrio. Era como si estuviera en una fiesta rica y agradable y se hubiera emborrachado tanto que no supiera dónde estaba.

The Guardian del Pavilion of Heavenly Secrets frunció el ceño ligeramente y dio dos toses.

El doctor Yang recobró el juicio y dijo: "El ingrediente principal es realmente el cinabrio. También hay hierba de ojos dorados, canela, angélica, gouji, clavo, azúcar cristal ..."

Con un solo olfateo, había sido capaz de distinguir tantos ingredientes. La habilidad de este médico como médico fue realmente extraordinaria.

Al escuchar estos ingredientes, el Maestro decimoséptimo Tang frunció el ceño, pensando: ?es esto para hacer estofado de ternera? ?Por qué necesita azúcar cristal?

No tenía idea de que estos ingredientes relativamente comunes que la gente común usaría para preparar estofado de ternera, con su naturaleza moderada, también eran perfectos para servir como ingredientes complementarios en medicina. Se pueden encontrar en la gran mayoría de los medicamentos del mundo. En cuanto al azúcar cristal, era como freír arroz, catalizando la efectividad de las hierbas y también ... contrarrestando la amargura.

The Guardian del Pavilion of Heavenly Secrets y los dos médicos del condado de Fengyang eran profesionales médicos, por lo que naturalmente no se sintieron perturbados por esto. También olieron la pastilla, informando que había ñames, clavos de olor y cistanche.

Mientras miraban la tinta todavía húmeda en el papel, los doctores murmuraron por un momento, luego charlaron entre ellos. Finalmente, le dijeron al Tang Decimoséptimo Maestro: "Todavía tenemos que trabajar en eso directamente".

Hasta ahora, solo habían mirado y olido, pero nadie se atrevió a tocarlo. Todos sabían lo preciosa que era esta píldora.

Todos los doctores estuvieron de acuerdo en que necesitaban trabajar directamente, pero el que hablaba para todos era el Doctor Yang. Él era parte del clan Wenshui Tang, por lo que era más conveniente para él hablar.

Cuando apareció por primera vez la Píldora Cinnabar, las reglas establecidas por esa persona todavía no habían sido completas. El Gran Ejército de Zhou y el Salón de Personas Ilustres habían trabajado en secreto juntos para interceptar algunas píldoras para analizar la composición de la píldora. Sin embargo, desperdiciaron tres píldoras enteras, pero aún no pudieron producir la receta completa. Los doctores presentes en esta habitación secreta eran individuos extraordinarios, pero ?cómo podían realizar esta hazaña con sólo mirar y oler?

El Maestro de la Décimo Séptima Tang hacía tiempo que se había preparado mentalmente, pero aún no podía reprimir su desilusión, ya que sabía que esta Píldora de Cinabrio se arruinaría muy rápidamente.

"Ten cuidado de no desperdiciarlo", advirtió con una expresión sombría; "esta es la vida de dos personas".


Advertisement

Share Novel Ze Tian Ji - Chapter 748 – Observations On The Medicine

#Read#Novela#Ze#Tian#Ji#-#Chapter#748#–#Observations#On#The#Medicine