Ze Tian Ji - Chapter 751 – Nothing More Than Playing House (I)

Advertisement

Capítulo 751 - Nada más que jugar a la casa (I)

Traducido por: Hypersheep325

Editado por: Michyrr

El camino de los mercaderes siempre se estableció en un realismo frío y duro, de modo que solo cuando el premio cayera en su bolsa sentirían paz y felicidad. Además, cualquier tipo de niebla desconcertante sería completamente inútil cuando se lo arranque.

El Decimoséptimo Maestro Tang decidió dejar de pensar en la identidad de esa persona, decidiendo que primero la encontraría y luego pensaría en ello. Su mirada se movió de la cara del gerente al obispo, y dijo: "Las órdenes del Segundo Maestro esta vez fueron excepcionalmente claras. Esta persona debe ser encontrada y luego puesta bajo nuestro control. Si eso no es posible, moriré, y el el resto de ti morirá. Y morirás el más miserable de todos ".

Este obispo era un espía que el clan Tang había colocado en la ortodoxia. Ahora que había sido expulsado de la capital, aunque había logrado escapar con su vida, era inútil. Si no pudiera mostrar su lealtad, habilidad o uso en este asunto de la Píldora Cinnabar, entonces su final probablemente sería muy poco glorioso.

La cara del obispo palideció ante estas palabras y la espalda del gerente estaba empapada en sudor frío. La pareja era muy consciente de que este asunto involucraba la competencia interna por el poder dentro del clan en Wenshui. Aunque sus condiciones no eran suficientes para conocer todos los hechos, ambos sabían que la ciudad de Wenshui había sido devastada por no pocas tormentas en los últimos dos años.

La lucha entre las ramas se hacía cada vez más feroz, incluso bastante amarga. Aunque nadie había muerto todavía, todo el conflicto estaba impregnado por el leve olor a sangre. El signo más importante fue que la enfermedad del maestro de la rama principal había recaído, y a principios de este año, el segundo maestro Tang, cuya reputación había ido creciendo y creciendo ... engendró un hijo.

El clan Wenshui Tang había existido durante innumerables generaciones, por lo que tenía sus propias reglas.

Hace muchos años, el Viejo Maestro decidió que la rama principal heredaría el clan, convirtiendo a Tang Treinta y Seis en el único heredero y nieto del clan Tang.

En el período anterior a Tang Treinta y seis, heredó formalmente el clan, el Viejo Maestro había prohibido a cualquiera de las otras ramas de dar a luz a una tercera generación de hijos varones.

Esta era una regla extremadamente cruel, pero afortunadamente, los maestros de las diversas ramas habían tenido algún éxito en su cultivo y tenían vidas de siglos. Podrían ser pacientes.

A principios de este año, esta regla finalmente se rompió.

El segundo maestro Tang engendró un hijo.

Además de Tang Treinta y Seis, era el único descendiente varón de la tercera generación del clan Tang.

?Qué significa esto? ?Al fin el Viejo Maestro había cambiado de opinión sobre quién heredaría el clan? ?La rama principal iba a caer en desgracia? ?O fue que el segundo maestro Tang ya no tenía la paciencia para seguir esperando y decidió expresar clara y audazmente sus ambiciones de tomar el poder?

Las ambiciones naturalmente tenían que establecerse en la fuerza. Por el momento, las otras ramas del clan Tang, lideradas por el Segundo Maestro, habían obtenido una clara ventaja en este conflicto.

En el golpe masivo de hace dos años en la capital y en los pocos años que lo precedieron, el segundo maestro Tang había desempeñado un papel extremadamente importante. Como representante de Shang Xingzhou, había viajado por todo el continente, sirviendo de enlace con las diversas facciones para que pudieran trabajar juntas para revertir el gobierno de Tianhai. En el golpe mismo, él había desempeñado un papel irremplazable al romper el Diseño Imperial de la capital.

En esta gran empresa, el segundo maestro Tang había desempeñado su papel a la perfección, y también de una manera muy discreta. Había traído beneficios inimaginables a los Wenshui Tang mientras también actuaba de acuerdo con el estilo del clan Tang. Como resultado, había recibido el apoyo, incluso la adoración, de muchos de sus miembros del clan.

Si no hubiera fallado en matar a Wang Po en el invierno de ese año, tal vez ya habría reemplazado al padre de Tang Treinta y Seis ...

Al enterarse de que esta era la orden del Segundo Maestro Tang, el administrador y el obispo disiparon instantáneamente cualquier idea de pedir perdón o escapar por casualidad.

Solo podían encontrar rápidamente a esa persona, y si no podían controlarlo, tenían que matarlo.

Tal vez porque la frialdad del segundo maestro Tang era demasiado conocida, o tal vez porque el decimoséptimo maestro Tang estaba sentado en el patio y vigilándolos todo el tiempo, los médicos realizaron su análisis de los ingredientes mucho más rápido de lo que imaginaba. En el crepúsculo de ese día,los médicos y los gerentes del clan Tang a cargo del transporte y productos locales finalmente obtuvieron una conclusión preliminar.

Dónde se produjeron los ingredientes, dónde se transportaron, dónde pasaron, qué lugares se pudieron encontrar, cuánto se usaron en el condado de Tianliang en el transcurso de un solo año: se juntaron innumerables piezas de información. Acompañados por el ruido del ábaco, se convirtieron en números en el papel. Finalmente, señalaron un lugar extremadamente notable en el mapa.

Este lugar estaba en el noreste del condado de Tianliang. Era un lugar escasamente poblado y gélido. Entre las montañas había un pequeño pueblo llamado Gaoyang que prácticamente había sido abandonado.

......

......

Al otro lado de la pared de la posada, dentro del Hospital Sagrado, a medida que las heridas de los heridos mejoraban gradualmente, la atmósfera se relajaba gradualmente.

El ambiente en la habitación de la parte trasera era opresivo y sombrío.

El joven maestro de arreglos aún no se había despertado. Su piel antes oscura era ahora de un blanco pálido, su respiración corta y débil.

Una Hua se sentó junto a la ventana, profundamente agotada, con los ojos cerrados en reposo.

Bajo las órdenes del cuartel general del Ejército Mount Song, ella y los clérigos y doctores del Hospital Sagrado se habían esforzado mucho en tratar al maestro de arsenal. De lo que podían estar seguros ahora era de que el joven maestro de arreglos podía durar siete días, dos días más que la evaluación inicial del clérigo. Naturalmente, ella era la razón de esto.

La técnica de Luz Sagrada de las Trece divisiones de Verde Radiante no era más débil que las artes divinas del Palacio Li, de lo contrario, la Santa Doncella Xu Yourong no habría elegido las Trece divisiones de Verde Radiante como su lugar de estudio.

Pero aún no era suficiente, porque ... la Píldora Cinnabar solo aparecería después de diez días.

El joven maestro de arreglos ocupó el primer lugar en la lista de prioridades de pacientes en la sede del Ejército Mount Song para recibir el medicamento. Mientras la sede recibiera la píldora, la obtendría y podría sobrevivir.

Pero An Hua sabía que no importaba lo duro que ella, los clérigos o los médicos militares trabajaran, no podían ayudarlo a durar hasta ese momento.

La esperanza parecía estar delante de sus ojos y parecía estar cada vez más cerca, pero tras un examen cuidadoso, todavía estaba muy lejos.

Siempre hubo un día en que la mano de obra se agotaría. Este era un hecho que fácilmente podría causar angustia, incluso desesperación.

Después de concluir su meditación, An Hua abrió los ojos y caminó hacia la cama para examinar el estado actual del maestro de la matriz.

Tal vez porque se había ido por días sin descansar mientras constantemente cuidaba a los demás, sentía que la cara del joven maestro de cuadras se volvía cada vez más clara.

?Cómo podría ayudarlo a sobrevivir? ?Había alguna otra esperanza? ?Quizás podría pedirle ayuda a un arzobispo del Palacio Li?

No, incluso si esos grandes personajes estuvieran dispuestos a ayudar al joven maestro de arreglos, no podrían llegar a este lugar a tiempo. Además, aparte de enviar a un número considerable de clérigos y médicos a las líneas del frente, el Palacio Li pasó el resto de su tiempo actuando muy moderado. Desde la mañana hasta el anochecer, desde la primavera hasta el otoño y luego hasta el invierno, sus puertas estaban cerradas y bajo una fuerte vigilancia.

Y Mao Qiuyu, un prefecto de la ortodoxia, nunca saldría tan a la ligera del Palacio Li.

Este estado ya había persistido durante dos años.

Porque el Papa dejó la capital hace dos años.

Nadie sabía dónde estaba el joven Papa en ese momento, o incluso si estaba vivo.

A Hua no le importaban los asuntos del mundo exterior, ni sabía de las circunstancias actuales de la dinastía o la ciudad de Xuelao. Ella solo sabía que los dos habían estado en guerra durante los últimos dos años y muchas personas habían muerto.

Las sectas y las familias nobles del sur habían jugado un papel extremadamente importante en esta guerra. Tanto la emperatriz divina Tianhai como el venerable maestro Shang Xingzhou habían considerado la confluencia del norte y el sur con particular importancia por esta razón exacta. La nueva generación de cultivadores también había comenzado a dar un paso formal en la etapa de la historia, con los jóvenes de la Secta de la espada del Monte Li, Scholartree Manor y las Seis Ivies teniendo la actuación más sobresaliente.

Por supuesto, en comparación con la primera aparición de esa persona en el campo de batalla, el resto de esos jóvenes solo podía decirse que jugaban en casa y simplemente no valían la pena mencionarlo.

Aunque todos eran jóvenes, todavía había una diferencia.

Esa fue la primera vez que apareció ante los ojos de la gente después dedejando la capital, y también la última vez.

Había sido un refrescante día de otoño. La caballería cargaba de un lado a otro y el humo se elevaba por todos lados.

Sus mil espadas atacadas como una sola. Innumerables demonios sangraron su sangre verde y murieron, transformando las llanuras en un mar de sangre.

Entre la confusión, un pesado Qi como las montañas o los mares emergieron cuando el Demonio General Hai Di golpeó con todo su poder, destrozando las nubes y la tierra, causando que todo el mundo cambiara.

El joven Papa, fuertemente herido, colapsó y luego desapareció.

Era como si hubiera hecho esta acción, apareció ante tanta gente, asumió un riesgo tan grande, mató a tantos demonios, sangró tanta sangre, recibió heridas tan graves, todo para decirle a algunas personas en el mundo una sola cosa: ' Todavía estoy vivo.'

Esto fue realmente como un niño jugando a la casa.


Advertisement

Share Novel Ze Tian Ji - Chapter 751 – Nothing More Than Playing House (I)

#Read#Novela#Ze#Tian#Ji#-#Chapter#751#–#Nothing#More#Than#Playing#House#(I)