Ze Tian Ji - Chapter 778 – A Spot Of Brightness Amongst The Black Mountain And White Waters

Advertisement

Capítulo 778 - Un punto de brillo entre la montaña negra y las aguas blancas

Traducido por: Hypersheep325

Editado por: Michyrr

El pilar de luz no vino de las estrellas, sino del mundo desconocido aún más lejos. Cuando tocó el suelo, solo tenía un zhang en radio. A partir de esto, uno podría decir cuán condensado estaba.

Solo las energías más puras y poderosas, tal vez provenientes de uno de los dioses de la leyenda, podrían producir un haz de luz tan condensado.

Este rayo de luz se parecía mucho a la Luz Sagrada de la Ortodoxia, pero el Señor de los Demonios sabía que no lo era, al igual que Chen Changsheng. Ambos sabían de dónde había venido esta luz.

Dentro de la columna de luz sagrada, las ropas del Señor de los demonios revolotearon. Los paisajes destrozados en el rostro del Señor de los Demonios desaparecieron por completo cuando el Señor de los Demonios comenzó a envejecer rápidamente.

En algún momento, el sello de piedra que era un Monolito del Tome Celestial había salido de los límites del pilar de luz, y flotaba en silencio en el aire.

El sello parecía enfrentarse al Señor de los Demonios en la columna de luz como si estuviera lleno de tristeza, recordando muchas cosas, despidiéndose de un viejo amigo.

El pilar de luz desapareció.

Nada cambió en las montañas o en las ruinas del patio. Las montañas no colapsaron y la nieve no se derrumbó; no había fenómeno en el mundo, no descenso de algún abismo. Todo fue como antes, como si nada hubiera sucedido.

El Señor de los Demonios estaba en su posición original.

Nanke estaba apresurándose.

El joven maestro de arreglos tenía una expresión extremadamente compleja en su rostro.

Miró al Señor de los Demonios, abrió la boca y la cerró tres veces como si quisiera decir algo, pero finalmente permaneció en silencio.

El Señor Demonio apartó su mirada del cielo estrellado y miró al joven maestro de cuadras, silencioso y pensativo.

Nanke llegó y calló en la escena frente a ella.

El silencio que solo buscaba tiempo finalmente tuvo que romperse.

"Señor está a punto de terminar, ?verdad?"

El joven maestro de arreglos le preguntó suavemente al Señor de los Demonios, apareciendo muy cauteloso e incluso un poco tímido.

El Señor de los Demonios respondió: "Si ni siquiera puedes confirmar esto y te arriesgas a ir hacia el sur de todos modos, entonces eres un tonto".

El joven maestro de arreglos estaba muy seguro de que no era tonto, así que comenzó a reírse.

Fue una risa abundante.

En el momento siguiente, la sonrisa satisfecha en su rostro desapareció, transformándose en lágrimas de dolor.

Fue un lamento lloroso.

Se rió y lloró, estaba feliz y luego triste, dolido y luego alegre, humilde y luego arrogante.

Era como un niño temperamental, apareciendo agraviado y un tanto orgulloso. Mientras lloraba, le dijo al Señor de los Demonios: "Esta vez está bien, ?verdad?"

El Señor de los Demonios suspiró, "Está bien".

El joven maestro de cuadras lloró: "?Entonces finalmente morirás esta vez?"

El Señor Demonio dijo con calma: "Sí".

La expresión del maestro de matriz se volvió algo tensa. Se pasó la lengua por los labios secos y preguntó: "?No me fue muy bien esta vez?"

El Señor Demonio lo miró con alabanza. "Esta trampa fue realmente excelente".

Al escuchar esta alabanza, la cara del joven maestro de arreglos instantáneamente se iluminó, e incluso sus pasos se iluminaron.

Caminó hacia el Señor de los Demonios, agitando las manos y los pies, saltando como una piedra cayendo por una montaña.

Con el rostro bastante pálido, Nanke quería acercarse, pero fue detenida por la mirada del Señor de los Demonios.

El joven maestro de cuadras se acercó al lado del Señor Demonio y cuidadosamente lo ayudó a sentarse como si no quisiera que el Señor de los Demonios sintiera algo de dolor.

Miró muy seriamente al Señor de los Demonios y dijo: "Padre, ?duele?"

El Señor Demonio miró al maestro de la matriz, sus ojos llenos de amor y satisfacción. "Está bien."

El maestro de arreglos usó su muñeca para limpiarse algunas lágrimas de las pestañas y dijo: "Yo tampoco quiero hacer esto".

Mientras hablaba, su mano derecha cayó como un relámpago negro sobre el abdomen del Demon Lord.

Era una daga negra que parecía absorber toda la luz.

Esta daga apuñaló profundamente en el abdomen del Señor Demonio, y la sangre dorada brotó de la empuñadura de la daga.

Parecía que esta daga era en realidad hueca.

El Señor Demonio tosió dolorosamente, "Tú ... no deberías estar usando ... esta espada".

"?Porque este es el objeto precioso del amigo de Sir?" El joven maestro de arreglos sacó la daga negra del abdome del Señor de los Demoniosn, echó un vistazo a la tierra cercana, y luego dijo en un bufido, "Incluso ese tipo puede usar una barba de dragón como una espada, y yo soy el hijo de Sir, entonces ?por qué no puedo usarlo?"

Chen Changsheng estaba tirado en el suelo allí.

El maestro de la matriz sacó la mano del Señor de los Demonios de debajo de su cuerpo y rompió enérgicamente cada dedo, extrayendo un objeto del interior.

La expresión del Señor Demonio era tan serena como siempre, como si simplemente no pudiera sentir el dolor de tener sus dedos rotos.

El objeto en su mano parecía ser algo así como un peine de cuerno de cabra. Lo que sea que haya sido, fue probablemente el último movimiento del Señor de los Demonios para salvar su vida.

Si el joven maestro de cuadras no hubiera golpeado y cortado su último hilo de vida, tal vez el Señor de los Demonios realmente haya encontrado la oportunidad de contraatacar.

"La tía abuela me advirtió que cuando me enfrentara a Sir, tenía que tener cuidado, y luego incluso más cuidado".

El joven maestro de cuadrillas miró el peine de cuerno de cabra y con temor dijo: "Pero no importa cuán cuidadoso pudiera ser, nunca me hubiera imaginado que el Cuerno de Demonio Celestial estaba en manos de Sir".

Con cuidado, guardó el peine de cuerno de cabra en su seno y sonrió al Señor de los Demonios. "?No dijo el señor que cuando la pequeña tía dejó la ciudad de Xuelao hace veinte años, se escapó con este objeto divino? Padre, usted es realmente astuto. Todos pensamos que era en el Monte Li".

El Señor de los Demonios sonrió, "Tu pequeña tía era tan tonta que la engañaron para que se fuera poco a poco, pequeña Su. Tuve que disciplinarlo un poco".

El maestro de cuadras pensó en el sangriento incidente que había tenido lugar en la Secta de la longevidad y, con tristeza, dijo: "?Qué necesidad había de una disciplina tan excesiva? Afortunadamente, el señor ya no podrá seguir disciplinándome".

En este momento, el destino del Señor Demonio estaba sellado y no tenía más cartas para jugar. El contraataque ahora era imposible.

Solo después de confirmar todos los detalles el maestro de la matriz finalmente se relajó. Se sentó junto al Demon Lord y se secó el sudor frío de la frente, solo se calmó después de recuperar el aliento por unos momentos. De repente, se rió del cielo estrellado y negó con la cabeza, aparentemente presa de una emoción indescriptible.

"En verdad, también tenía miedo, pero ?qué podía hacer? Todavía tenía que hacerlo. Afortunadamente, al final gané".

Ya sea en el silencio al principio o en la locura al final, ya sea de pie, sentado o acostado, el Señor de los Demonios, el joven maestro de arreglos y Nanke eran todos bastante similares. Quizás eran bastante diferentes por fuera, pero eran completamente idénticos en términos de esencia y personalidad, especialmente cuando estaban juntos.

Eran como esa montaña negra en el extremo norte, el agua blanca y esa luna sangrienta, que exuda crueldad, sangre y misterio, pero también una armonía incomparable.

Si hubieran permanecido inalterados, tal vez esta escena hubiera persistido por más tiempo, pero todavía había un humano en esta pintura.

Y fue precisamente porque era humano que no podía pararse en esta pintura.

Chen Changsheng se puso de pie y esta pintura ganó instantáneamente algunos tonos brillantes de color.

Un brillo increíblemente firme se elevó desde sus ojos y su voz.

"Desde el campo de batalla hasta la sede del Mount Song Army hasta aquí, muchas personas han muerto para protegerte y salvarte. Si has ganado, ?qué hay de ellos?"

Miró al joven maestro de cuadras y le regañó: "Independientemente de quién eres o por qué has venido aquí, todo está mal".

El maestro de arreglos lo miró, algo sorprendido de que aún pudiera mantenerse en pie. La esquina de sus labios se convirtió en una sonrisa burlona y burlona.

"Su Santidad el Papa es realmente tan extraño como se rumorea, pero ?puedes hacer algo al respecto?"


Advertisement

Share Novel Ze Tian Ji - Chapter 778 – A Spot Of Brightness Amongst The Black Mountain And White Waters

#Read#Novela#Ze#Tian#Ji#-#Chapter#778#–#A#Spot#Of#Brightness#Amongst#The#Black#Mountain#And#White#Waters