Ze Tian Ji - Chapter 803 – Come, Soldiers And Warriors

Advertisement

Capítulo 803 - Ven, soldados y guerreros1

Traducido por: Hypersheep325

Editado por: Michyrr

Tres arzobispos del Salón Sagrado y dos mil caballeros escoltadores constituyeron una imponente y gran fuerza.

Por supuesto, este era el campo de batalla en la frontera norte, y el cuartel general del Ejército Mount Song comandaba varios miles de caballería con armadura negra. Si realmente había una batalla, había un ejército allí que podría luchar contra ella.

El problema era que Ning Shiwei y sus subordinados y oficiales más confiables habían muerto esa noche en las montañas. El asiento del divino General en la sede del Ejército Mount Song estaba vacío. Los varios miles de caballería de armadura negra y los soldados ordinarios aún más numerosos estaban nerviosos, desconcertados con respecto a las órdenes que debían seguir.

Lo más importante, incluso si había alguien que se atrevió a comandar a las tropas, ?quién se atrevería a asumir la responsabilidad?

El divino General Cheng Tao y el divino General Jian Xi pertenecían a diferentes facciones, y Snowhold Pass y Blue Pass nunca habían podido verse cara a cara. Pero ahora, con la ortodoxia derribando esta presión formidable, no tenían sentido para esos viejos rencores. Se miraron a los ojos, buscando ayuda y apoyo.

El Príncipe de Zhongshan y Tianhai Chenwen, sin embargo, no eligieron este momento para mirarse el uno al otro, ya que la posibilidad de la que habían estado preocupados y recelosos ya se había convertido en realidad.

Hace tres años, Zhou Tong fue ejecutado a través de la muerte de mil cortes en la calle nevada, el Papa anterior regresó al mar de estrellas, Chen Changsheng lo sucedió, y luego desapareció en la nieve.

La capital volvió rápidamente a la tranquilidad, y la situación avanzaba constantemente. Mucha gente había adivinado que esto había sido un acuerdo entre la Ortodoxia y la Corte Imperial, entre Chen Changsheng y Shang Xingzhou, estudiante y maestro. Mientras Chen Changsheng no permaneciera en la capital, no pasaría nada.

El Papa no estaba en el Palacio de Li, sino que comprendía y cultivaba en el mundo. Esta fue la primera vez que tal cosa había sucedido en toda la historia.

Todos sabían que, en realidad, el Papa había sido exiliado.

Pero nadie subestimaría, y mucho menos ridiculizaría, al joven Papa por este motivo.

A los ojos de la gente, él solo estaba dispuesto a ir por el bien de la situación general, por el bien de todos los seres vivos, por el bien de resistir a los demonios.

En los próximos tres años, Chen Changsheng realmente no regresó a la capital.

Aparte de cuando apareció una vez en el nevado campo de batalla del norte, nadie sabía dónde estaba.

En estos tres años, la Ortodoxia también había sido extremadamente sometida.

El Palacio Li había sido extremadamente silencioso, sus famosos pilares de piedra envejecían mucho, la hiedra verde en sus paredes estaba empañada de polvo.

El Pasillo de la Luna de la Hierba estaba en silencio en el crepúsculo, y mientras las casias del Palacio de la Pura Casia soltaban su fragancia de miel, ninguna abeja vino a probarlas. El Moss Institute todavía estaba sombrío, la Clearwater Tower emanaba una tranquila belleza similar a la porcelana después de ser lavada por la lluvia, y muchos de los árboles de arce fuera de la Oficina de Educación Eclesiástica habían sido trasladados a la Residencia de Otoño. Mientras tanto, el Salón del Dao Celestial parecía increíblemente desolado en la nieve.

Daoist Baishi, Arzobispo del Salón de la Gloria Literaria; Mao Qiuyu, Arzobispo de la Sala de Personas Ilustres; Daoísta Siyuan, Arzobispo de la Sala de Subyugación; Un Lin, Arzobispo del Edicto divino; y Linghai Zhiwang, Arzobispo del Salón de las Nubes a la deriva; cada uno guardó guardia sobre su tesoro respectivo de la ortodoxia y permaneció en sus cinco salas, haciendo caso omiso de los asuntos seculares y rara vez aparece ante el público. Solo el Grass Moon Hall permaneció sin un maestro.

La Academia Heavenly Dao y las otras cinco Ivy Academies mantuvieron estrictamente sus reglas de la academia, y las iglesias taoístas en todas las provincias y condados mantuvieron un perfil extremadamente bajo.

La Exposición Marcial de Toda la Escuela se había desvanecido en nada, e incluso el Festival de la Ivy y el Gran Examen se habían detenido por tres años.

La invasión hacia el sur del Ejército Demon fue la explicación pública dada por la Corte Imperial, la tensión de la situación en el campo de batalla resultó en su suspensión temporal, pero todos conocían la verdadera razón.

El Pabellón Lingyan había sido convertido en una ruina por la Emperatriz divina y la Ortodoxia no aceptó abrir el Palacio Li. Bajo estas circunstancias, ?tenía algún sentido celebrar el Gran Examen?

Solo afEsa noche sangrienta en un día de otoño en las montañas nevadas y este día de invierno el mundo finalmente escuchó algunas noticias sobre el Papa. En este momento, tres prefectos de la ortodoxia que lideraban a dos mil caballeros ortodoxos abandonaron repentinamente la capital y, sin que nadie lo supiera, visitaron el cuartel general del ejército Mount Song en el lejano norte.

?Qué querían hacer?

Esto era lo que más preocupaba y preocupaba al Príncipe de Zhongshan y Tianhai Chenwen.

Después de tres años, el Palacio Li finalmente cesó su silencio. La ortodoxia estaba preparada para hacer oír su voz una vez más en el continente. ?Qué significa esto?

"?Su Santidad el Papa finalmente está pensando en el hogar?"

El Príncipe de Zhongshan se levantó, con un tono burlón en su voz. "Si esto significa una guerra civil en la Gran Dinastía Zhou, entonces esto realmente es espléndido".

No dudó en fingir locura y comer heces para que la divina Emperatriz perdonara su vida. Incluso estaba dispuesto a tratarse así de malvado, entonces, ?a qué tenía que temer?

Pero su oponente hoy también era una persona muy inflexible.

Linghai Zhiwang era actualmente el más joven de los prefectos de la ortodoxia, uno de los escasos arzobispos del Sacro Salón que tenía experiencia en el ejército. Si no fuera por el hecho de que el Papa lo había llamado de vuelta a la capital, ya sería un divino General del Gran Zhou, su antigüedad incluso mayor que la de los Generales divinos Cheng Tao y Jian Xi.

De hecho, si Chen Changsheng no hubiera aparecido, mucha gente pensó que él o Daoist Siyuan tenían la mayor posibilidad de ser el próximo Papa.

?A qué tenía que temer una persona así? Y acababa de llegar de esperar en silencio en los confines sombríos y húmedos del Instituto Moss durante tres años enteros, lo que no solo había logrado pacificar su personalidad violenta, sino que la había empujado hasta el punto de la explosión.

"!Su alteza está confundida!"

La voz dura e insensible de Linghai Zhiwang hizo eco en todo el cuartel general del ejército Mount Song.

Algunas personas en la multitud y en la sede central con cultivos algo superficiales se sintieron como un trueno que explotó al lado de sus oídos, y no pudieron evitar sentirse mareados.

Miró fijamente a los ojos del Príncipe de Zhongshan y entonó fuertemente: "Se intentó un asesinato contra Su Santidad el Papa: ?no debería responder la ortodoxia?"

El Príncipe de Zhongshan, su mirada aguda, respondió: "?Movilizar en secreto a la caballería ortodoxa y llegar a la frontera norte es tu respuesta?"

"Correcto." Linghai Zhiwang levantó la barbilla y proclamó arrogantemente: "Porque debo llevar a cabo una investigación".

Un intento de asesinato contra el Papa fue naturalmente un caso masivo, pero ?cómo se investigó tal caso?

Eran las cuatro demandas que había hecho antes de ingresar a la sede del Ejército Mount Song.

!El clan Tianhai debería entregar personas!

!Nadie del clan Zhu o la Secta Severionista de las Emociones debería siquiera pensar en correr!

!Todos los oficiales del cuartel general del Monte Mount Song deberían ser arrestados y llevados a la capital para interrogar al Li Palace!

!La corte imperial debe dar una explicación clara!

Si todas las demandas de Linghai Zhiwang fueran realmente cumplidas, el Gran Zhou sería inevitablemente lanzado a la agitación.

El Príncipe de Zhongshan permaneció inmóvil, preguntando impasible: "?Y si acepto tus cuatro condiciones?"

El asunto en las montañas nevadas no tenía nada que ver con él, y aunque había planeado apoderarse de la Píldora Cinnabar, no había tenido tiempo de actuar.

"!Eso solo debería esperarse de la Corte Imperial!" Linghai Zhiwang no tenía intención de echarse atrás, diciendo con dureza: "Pero antes de que el Palacio de Londres investigue completamente este caso, nadie debería pensar en convertirse en comandante general de la sede del Ejército Mount Song, ya que esto podría afectar mi investigación".

Tianhai Chenwen suspiró y preguntó: "?A menos que sea una persona designada por Su Santidad el Papa?"

Hablaba naturalmente de Chen Chou.

La complexión del Príncipe de Zhongshan se volvió aún más desagradable cuando exclamó: "!Verdaderamente absurdo!"

La cara de Linghai Zhiwang permaneció inexpresiva, fría y apática, al igual que su voz.

"Su Santidad el Papa preparó la Píldora de Cinabrio por compasión para los seres vivos del mundo, pero sorprendentemente hay personas en la corte lo suficientemente presuntuosas como para pensar en apoderarse de este tesoro e incluso dañar a Su Santidad. ?De verdad crees que necesitas pagar? ?Nada más por esto? Además, ?de qué sirve si acepta estas cuatro condiciones? ?El príncipe de Xiang también se atreve a aceptar?

______________

1. El título chino es '临 兵 斗,', que es parte del dicho '临 兵 斗 皆 皆 皆'. Este dicho se traduce como 'Desciende soldados y guerreros, y ponte en fila delante de mí'. Se originó como una especie de oración en el texto taoísta 'Baopuzi' por Ge Hong para invocar a dioses taoístas para proteger al devoto mientras escala una montaña.


Advertisement

Share Novel Ze Tian Ji - Chapter 803 – Come, Soldiers And Warriors

#Read#Novela#Ze#Tian#Ji#-#Chapter#803#–#Come,#Soldiers#And#Warriors