Ze Tian Ji - Chapter 889 – A Storm Descends Upon The Mountain

Advertisement

Capítulo 889 - Una tormenta desciende sobre la montaña

Traducido por: Hypersheep325

Editado por: Michyrr

Las montañas estaban en silencio.

Los discípulos de South Stream Temple se miraron el uno al otro, sin saber qué decir, especialmente las chicas jóvenes como Ye Xiaolian.

Aquellos discípulos que nunca antes habían interactuado con Chen Changsheng eran, por el contrario, bastante calmos.

En su opinión, el Papa fue la persona más venerada en el mundo, imbuida de majestad y audacia. Incluso contra estos grandatas marciales, ?qué importaba si decía algunas palabras duras?

Pero Ye Xiaolian y sus compañeros sabían que Chen Changsheng tenía una personalidad tranquila y gentil, así que ?por qué estaba tan inquebrantable hoy?

?De verdad era que la posición cambia a la persona? ?O era el poder del tiempo?

......

......

No tenía nada que ver con la posición o el tiempo.

Tang Treinta y Seis y Hu Treinta y Dos sabían perfectamente que Chen Changsheng no había sido así la noche anterior. En su conmoción, se preguntaron, ?qué pasó en la cumbre?

El mal augurio que había sentido frente al muro de piedra en la cima de Holy Maiden Peak y ese comentario casual del Príncipe de Xiang fueron los motivos del cambio de actitud de Chen Changsheng.

Además, la conducta de estos tres grandatas marciales ya había superado el nivel que él podía aceptar, ya fuera en su tratamiento de los discípulos del templo o la posibilidad de alarmar a Xu Yourong para que dejara su aislamiento a través de su intento de cerrar el templo. !Este último incluso podría ser deliberado!

"El asunto de cerrar el templo termina aquí por el momento. Todo esperará hasta que salga la Santa Doncella".

Le dijo a Huai Ren: "Ya sea por malicia o amabilidad, mi respuesta al respecto sigue siendo 'no'".

No importaba cuán elevada era la antigüedad, cuán grande era el prestigio de uno, o que las personas que administraban el templo eran sus discípulos, o que uno se emocionaba, actuaba con razón y se veía obligado a seguir este camino.

No importaba si la Corte Imperial lo apoyaba de todo corazón, si el venerable taoísta había hecho el plan él mismo, o si innumerables personas querían ver el templo cerca, que a través de la unidad llegó la fortaleza.

Si él dijera "no", entonces tal cosa no sucedería. Fue 'no', incluso si todos los demás dijeron 'sí'.

Porque él era el Papa.

......

......

"?Esperar a que salga la Santa Doncella?

"?Cuándo saldrá ella?

"?Diez años? ?Veinte años? ?Cincuenta años?

"?Qué pasa si ella nunca sale?

"?Qué pasa si ella está muerta?"

Una voz aguda repentinamente vino de las montañas.

Al principio, todos pensaron que el dueño de esta voz estaba haciendo una pregunta, pero luego se dieron cuenta de que algo andaba mal.

Esta voz estaba impregnada de odio, rebosante de malicia. Estas no fueron preguntas sinceras, solo maldiciones que se clavaron directamente en los huesos.

!Esta persona estaba maldiciendo a Xu Yourong para que nunca emergiera, incluso para morir de muerte repentina!

Al escuchar esto, incluso Huai Ren y sus hermanas marciales mostraron sorpresa, y mucho menos esos discípulos debajo.

Clangclangclangclang. Estos sonidos resonaron en el aire cuando se desenvainó espada tras espada. La intención de la espada llenó el aire sobre la meseta, con cautela y furiosamente apuntando al camino de la montaña.

Innumerables miradas siguieron estas intenciones de espada hacia el camino de la montaña.

Dos figuras aparecieron gradualmente en la intersección entre la meseta y el camino de la montaña.

Uno era un erudito, el otro una monja daoista.

La aparición de este par causó que muchas personas se levantaran repentinamente, con sus rostros afectados por la conmoción. El Príncipe de Xiang frunció ligeramente el ceño, miró al divino General a su lado y luego también se levantó lentamente.

Había muy pocas personas en este continente que pudieran hacer que el Príncipe de Xiang se levantara y los recibiera, y este erudito y la monja Daoista eran dos de ellos.

Bie Yanghong y Wuqiong Bi de las tormentas de las ocho direcciones.

Sus identidades se extendieron rápidamente a los miles y miles de cultivadores en la meseta.

La multitud se puso de pie y se inclinó como una marea, y luego se sintieron desconcertados.

?Por qué aparecerían aquí de repente estos dos expertos del continente?

Muchas sectas sabían que Wuqiong Bi guardaba rencor contra Chen Changsheng y la Academia Ortodoxa, ?pero fue en la medida en que tuvo que maldecir a Xu Yourong con palabras tan llenas de odio? E incluso si ella era tan viciosa y grosera como se rumoreaba que era, ?qué tipo de persona era Bie Yanghong??Podía dejar a su esposa tan fuera de control?

?Podría haber ocurrido algo recientemente que haya provocado que se agregue un nuevo rencor a la antigua?

Bajo innumerables ojos, Wuqiong Bi caminó hacia el centro de la meseta.

Ella usó su mirada fría y venenosa para mirar a su alrededor, y, como era de esperar, finalmente miró a Chen Changsheng.

"?Dónde está la princesa demoníaca? ?Oculta en el jardín de Zhou?"

Mucha gente en el mundo de la cultura sabía que el Jardín de Zhou estaba en manos de Chen Changsheng, aunque la mayoría de la gente creía que él solo tenía la llave del Jardín de Zhou.

La Princesa Demonio Nanke estando al lado de Chen Changsheng también era un secreto a voces.

Pero ni siquiera la persona más desenfrenada y avara se atrevería a apoderarse del Jardín de Zhou de Chen Changsheng.

La persona más inflexible y cachonda no se atrevería a exponer ese secreto frente a las masas y cuestionar así la virtud de Chen Changsheng.

Porque Chen Changsheng era el Papa.

Y aunque no era su intención original, su prestigio había aumentado cada vez más después de que se conociera la historia detrás de la Píldora Cinnabar.

En la frontera norte, ahora había muchos creyentes que lo miraban como la encarnación de la benevolencia y el sacrificio, adorando sin fin a él.

Incluso en el sur, su relación con Su Li y Wang Po significaba que la gente sentía que era incluso más digno de confianza que el Papa anterior.

Hoy, Wuqiong Bi había revelado repentinamente este secreto. ?Qué quería ella hacer?

La meseta estaba anormalmente quieta.

Wuqiong Bi miró fijamente a Chen Changsheng a los ojos y dijo: "Esa Princesa Demonio ha matado a muchos expertos humanos. ?Qué pretende Su Santidad al alojarla?"

Chen Changsheng había sabido por mucho tiempo que enfrentaría esta pregunta y se había preparado mentalmente. Él dijo: "En la batalla en las montañas, Nanke sufrió heridas en su mar de conciencia para ayudarme a escapar y actualmente no tiene buena salud. En ese momento, le prometí que la curaría. Una vez que se haya curado, lo haré naturalmente. ahuyentarla, ser enemigos cuando nos encontremos ".

"?Una vez que se cure? ?Y si su enfermedad nunca se cura? ?Si ella sigue siendo una imbécil hasta su muerte?"

Las palabras de Wuqiong Bi seguían siendo tan maliciosas, sonando como maldiciones.

No importa cuán suave fuera la personalidad de Chen Changsheng, no pudo evitar levantar las cejas y pensar: ?qué pasó exactamente que la hizo parecer casi una locura?

"No estás dispuesto a entregar a Nanke, pero al menos deberías poder entregar ese maldito Black Dragon, ?no?"

Wuqiong Bi lo miró a los ojos, con una leve sonrisa en los labios. Sin embargo, su expresión era tan triste que, en lugar de sonreír, parecía estar llorando, creando una cara fea.

Su sonrisa se desvaneció gradualmente y declaró inexpresivamente: "Quiero pelarle la piel, sacarle los músculos, cortarle la carne poco a poco. Tal vez lo comeré crudo, o tal vez haga sopa, pero yo" Me lo comeré todo, sin dejar ni una sola pieza, ni una sola gota. Incluso los platos y los cuencos serán masticados y tragados ".

Su voz era tan fría como el aire gélido que se alzaba desde el abismo detrás de la ciudad de Xuelao.

Sus palabras fueron rencorosas hasta el extremo, y también crueles. Hicieron eco en la meseta, soplando como vientos malvados que hicieron que todos temblaran de miedo.

Por ahora, incluso la persona más lenta podía ver que el odio de Wuqiong Bi hacia Chen Changsheng se elevaba hasta los cielos.

Chen Changsheng calló por un momento, luego se volvió hacia Bie Yanghong y preguntó: "Sir Bie, ?qué ha pasado?"

El golpe del Mausoleo de Libros había causado la muerte de muchos de los expertos del continente, y las Tormentas de las Ocho Direcciones se habían marchitado. Incluso si se añadiera el Príncipe de Xiang, el Maestro de la Secta del Monte Li y Wang Po, todavía no podrían alcanzar el número original. Entre estas personas, Bie Yanghong siempre tuvo una buena reputación y fue profundamente admirado. Él y su esposa Wuqiong Bi crearon un marcado contraste.

La emperatriz divina Tianhai había admirado mucho a Bie Yanghong, y Chen Changsheng también estaba dispuesto a confiar en él.

Bie Yanghong permaneció en silencio, sin responder a su pregunta.

"?Lo que ha sucedido?"

Wuqiong Bi gritó con dureza: "Santidad, tuviste a ese malvado dragón que mataste a mi hijo, !y tienes la cara para preguntar qué ha sucedido!"

Estas palabras causaron que la meseta explotara repentinamente con gritos de choque.


Advertisement

Share Novel Ze Tian Ji - Chapter 889 – A Storm Descends Upon The Mountain

#Read#Novela#Ze#Tian#Ji#-#Chapter#889#–#A#Storm#Descends#Upon#The#Mountain