Ze Tian Ji - Chapter 919 – Seeing An Old Friend In A Small Tavern

Advertisement

Capítulo 919 - Viendo a un viejo amigo en una taberna pequeña

Traducido por: Hypersheep325

Editado por: Michyrr

Los ojos de la señora Mu se volvieron increíblemente profundos y serenos, y uno tuvo la sensación de que en el fondo del mar, una ballena tan grande como una montaña estaba nadando lentamente, y esta ballena estaba a punto de sacudir la cola y agitar una ola furiosa eso sorprendería a los cielos.

De repente, ella cerró los ojos. Cuando los abrió de nuevo, estaban desprovistos de ira, conteniendo solo una serenidad inductora de miedo.

Todavía era el fondo del mar. Aunque no hubo olas furiosas, hubo una presión masiva que ninguna persona común podría soportar.

"En aquel entonces, cuando abrí los ojos y vi ese pequeño punto blanco en esas olas aterradoras, pensé que era una gaviota que representaba una vida de libertad".

Se quedó en silencio por un momento, luego continuó: "Muchos años después, todavía pensaba lo mismo, incluso cuando fui exiliado del Gran Continente Occidental por el Tío Imperial, así que no me sentí abatido. Al contrario, este fue el cumplimiento de mis deseos, y sin embargo fue en ese mismo día que supe que el pequeño punto blanco que vi hace tantos años no era una gaviota, sino una vela.

"Zhou Dufu había venido solo en un barco pero regresó por aburrimiento. Fue cuando supe la verdad de esta historia que comprendí que mi vida nunca había sido de libertad. La vela blanca simbolizaba ir y venir, significaba que teníamos para regresar a nuestra patria, que esta era la verdadera vocación de mi vida ".

El pequeño Dragón Negro no entendía lo que Madam Mu quería decir con estas palabras.

La señora Mu no siguió explicando su pensamiento, pero se despidió de este acantilado.

Innumerables años atrás, el tío Imperial había encontrado una excusa para exiliarla del Gran Continente Occidental, comenzando sus viajes en este continente. Ella había llegado a conocer a muchas personas sobresalientes y finalmente convertirse en la Emperatriz de la raza Demi-humana.

Confiando en su inteligencia y habilidades, ganó la confianza y el amor del Emperador Blanco, ganó la confianza y la amistad de la Emperatriz divina Tianhai. Sin embargo, en la trascendental batalla entre el Emperador Blanco y el Señor de los Demonios en las llanuras nevadas al norte del Monte Han en el que ambos bandos se alejaron pesadamente heridos, inesperadamente apareció Shang Xingzhou, oculto por largo tiempo.

Su juicio sobre la situación permaneció correcto. Sin dudarlo, ella optó por ponerse de parte de Shang Xingzhou, obteniendo una promesa de él.

Justo cuando la situación estaba cayendo gradualmente bajo control, y la gran empresa de muchos años estaba al borde del éxito, el Tío Imperial en quien había confiado, incluso idolatrado, desde que ella era una niña murió de repente.

Los eventos en la meseta de Holy Maiden Peak ya habían llegado a sus oídos.

El esquema del Gran Continente Occidental había quedado al descubierto y muchas personas ahora estaban mirando hacia la Ciudad del Emperador Blanco, mirándola. Bie Yanghong y Wuqiong Bi quizás ya hayan llegado.

Lógicamente hablando, debería haber estado muy nerviosa, o al menos algo desconcertada. Pero ella no estaba. Al igual que en el pasado, ella estaba calmada, tranquila, segura de sí misma.

La vela blanca ondeaba en el viento, particularmente en las turbias aguas rojas.

La gran nave rompió las olas y aterrizó en la orilla opuesta.

Ella subió los escalones de piedra, hasta el Palacio Imperial en la parte superior.

Los varios miles de oficiales semi-humanos y soldados alineados en los escalones se inclinaron mientras ella ascendía.

En las calles cercanas, los innumerables plebeyos semihumanos también se arrodillaron en el suelo, con todo tipo de saludos y buenos deseos saliendo de sus bocas.

Cuando llegó al Palacio Imperial, acarició suavemente su vientre a través de sus mangas.

Y luego se dio la vuelta, mirando hacia abajo a esta metrópoli de blanco, una sonrisa de confianza en su rostro apático.

Esta era su ciudad.

Incluso si Bie Yanghong y su esposa, Chen Changsheng y los Prefectos de la Ortodoxia, y Wang Po se unieran, todos morirían.

......

......

Las leyes de los semidioses eran muy simples, constaban de solo diecisiete páginas.

En la primera página, estaba escrito muy claramente: White Emperor City pertenece al White Emperor.

La segunda página dio un lindo suplemento: White Emperor City también pertenece a cada semihumano que vive dentro de ella.

En realidad, aunque la primera página se había aplicado a fondo durante innumerables años, las palabras en la segunda página continuaron existiendo solo en el papel.

Para los plebeyos semihumanos, era la gloria de la raza Demi-humana que m?los enorgullece vivir en White Emperor City, pero convertirse en el verdadero maestro de White Emperor City? Eso solo existía en la imaginación, si uno siquiera se atrevía a imaginarlo, lo que no era posible a menos que ya estuvieran completamente ebrios.

Tal vez por esta razón, o tal vez solo por su personalidad, a la gran mayoría de los semihumanos les gustaba beber, con una particular preferencia por el alcohol duro.

El distrito ribereño de la ciudad exterior de White Emperor City estaba lleno de todo tipo de pequeñas tabernas. Estas tabernas vendían alcohol barato pero fuerte y comida de sabor terrible pero increíblemente cara. Saquearon el dinero de los ciudadanos de clase baja y de los jóvenes que vinieron a vender los bienes de sus tribus.

Lugares como estos estaban envueltos en el hedor de la piel de los animales, los pies y el vómito, y naturalmente olían horrorosamente. Si no fuera por el hecho de que la proximidad de estas tabernas al río se reunía para que la oficina de salud pudiera enviar a la gente todos los días a un áspero lavado de las calles, el olor habría sido tan malo que ni siquiera los cazadores tribales habrían sido capaz de soportarlo

Una pequeña taberna común junto al río era tan estridente como sus compañeros tabernas, con la puerta trasera tan triste y desierta. Aquí se amontonaba una pequeña montaña de cuencos y tazas, y la única diferencia de esta taberna con respecto a sus compatriotas era la figura gigante agachada junto a esta pila, lavando los platos frente a una bañera.

Esta montaña de hombre tenía la cabeza baja mientras lavaba silenciosamente los cuencos, como si el ruidoso mundo detrás de él no tuviera ninguna conexión con él.

La puerta trasera de la taberna crujió cuando la empujaron, y dos clientes borrachos se tambalearon. Aparentemente no viendo el lavavajillas, desataron sus pantalones y comenzaron a orinar. El lavavajillas movió apresuradamente la bañera un poco más, al mismo tiempo reprendiendo a los dos borrachos.

La pareja finalmente tomó nota de la existencia del lavaplatos, uno de ellos maldiciendo, "?Estás ciego? !Muévete un poco más rápido!"

Su compañero estaba un poco menos borracho. Le dio unas palmaditas en el hombro, señaló al hombre que lavaba los platos y le susurró una explicación. El maldito borracho se puso serio y se echó a reír cariñosamente. "Oh, este es el legendario oso cachorro"

Su compañero se rió entre dientes e indicó que deberían terminar rápidamente sus negocios y volver a beber. Su compañero borracho dio algunas burlas antes de irse.

El hombre que lavaba los platos tomó una gran jarra de agua y limpió la pared. Después de negar con la cabeza, continuó lavando los platos.

Era evidente que él era muy hábil para lavar los platos. La montaña de platos en la bañera bailaba en sus manos aparentemente torpes y se limpió rápidamente. Movió los cuencos y platos limpios a la cocina trasera de la taberna. Justo cuando estaba preparado para limpiar la estufa, el dueño lo llamó. Aparentemente, el negocio era demasiado bueno hoy y estaba demasiado ocupado en el frente, por lo que necesitaba ayudar a servir alcohol.

Cuando llegó a la zona de beber, la conversación estridente se detuvo de repente, y los ojos de todos se fijaron en él.

La luz en la taberna era bastante oscura, pero fue suficiente para ver su rostro. Aunque este hombre fornido tenía una cara barbuda, sus ojos eran brillantes y limpios, clara evidencia de su corta edad. Cuando uno consideraba el rumor de que la tribu Bear era directa y pasada de moda, esta persona probablemente todavía era un joven.

El silencio repentino en la taberna había sido causado por la fuerza del brazo exhibida por este joven oso.

Doce ollas de alcohol duro colgaban de su brazo izquierdo como frutas maduras. Parecían muy firmes, sin temblar en lo más mínimo.

"Realmente se merece su reputación como el cazador joven más sobresaliente de la tribu Bear de aquel entonces. Esta es realmente una fortaleza impresionante".

"?Él es Xuanyuan Po?"

Sí, él era Xuanyuan Po.

El joven oso en esta taberna junto al río era Xuanyuan Po.

Después de cinco años, su ser sencillo y honesto parecía estar haciendo el mismo trabajo.

Todo el continente había olvidado por completo el nombre de Xuanyuan Po, pero para los clientes frecuentes de esta taberna y los negocios de los alrededores, este era un nombre bastante famoso, ya que una vez había ido a la capital. Para las tribus semihumanas, el mundo humano era incomparablemente distante, y cualquiera que fuera tenía el derecho de jactarse.

El borracho que había vuelto a orinar se rió y dijo: "?No es un lisiado?"

Con estas palabras, muchas miradas cayeron sobre el brazo derecho de Xuanyuan Po.

El brazo izquierdo de Xuanyuan Po era tan grueso como el tronco de un árbol, pero por alguna razón, su brazo derecho estaba algo marchito, parecía la rama de un árbol muerto.

La diferencia entre los dos brazos era bastante dura, mhaciendo que la imagen general sea aún más trágica.


Advertisement

Share Novel Ze Tian Ji - Chapter 919 – Seeing An Old Friend In A Small Tavern

#Read#Novela#Ze#Tian#Ji#-#Chapter#919#–#Seeing#An#Old#Friend#In#A#Small#Tavern