Ze Tian Ji - Chapter 922 – The Reason Young People Live

Advertisement

Capítulo 922 - La razón por la cual los jóvenes viven

Traducido por: Hypersheep325

Editado por: Michyrr

Por 'carta a los humanos', Guardian Li estaba diciendo naturalmente que deberían enviar una carta a Chen Changsheng.

Guardian Li creía que dada la relación maestro-alumno entre el Papa y la princesa, mientras Chen Changsheng supiera de este matrimonio, encontraría la manera de resolverlo. Ya sea una carta escrita personalmente o algún otro método, podría ejercer una presión significativa sobre la Emperatriz, haciéndola pensar un poco antes de actuar. Sin embargo, por alguna razón, la Princesa Luoluo nunca había estado de acuerdo. Si esto fue hace tres años, uno podría decir que el Papa era demasiado difícil de encontrar, pero todo el continente ahora sabía que el Papa había comenzado a involucrarse en los asuntos del continente una vez más e incluso había participado en muchos eventos trascendentales.

"Maestro ... es difícil decir si ha tenido un buen momento estos últimos años".

Luoluo añadió suavemente: "Todavía tiene muchas cosas que hacer. No puedo ayudarlo como su alumno, ni puedo aumentar sus problemas".

Guardian Li estaba algo ansioso. "?Cómo se está sumando esto a sus problemas? Y además, de vuelta en la capital ..."

Luoluo sabía lo que quería decir y negó con la cabeza. "De vuelta en la capital, desde el Gran Examen al Mausoleo de Libros al Jardín de Zhou, tú y yo parecíamos el mejor defensor de la Academia Ortodoxa, pero en realidad, las limitaciones de mi estado significaban que nunca podríamos dar ninguna fortaleza. Además, al igual que ahora, Shifu nunca me pidió nada ".

Guardian Li estaba algo perpleja sobre lo que quería decir.

"Esta es la razón por la cual Shifu nunca me envió ninguna carta excepto para hacer la tarea".

Luoluo abrió mucho los ojos y dijo seriamente: "Ninguno de ustedes entiende las intenciones del Maestro. Él ... él me mima".

Guardian Li se sobresaltó, y luego preguntó: "Entonces, alteza, ?cómo es posible que entiendan?"

Luoluo dijo con naturalidad, "porque soy estudiante de Shifu".

Guardian Li originalmente tenía la intención de continuar sus persuasiones, pero al ver la expresión de Luoluo, lo único que hizo fue suspirar.

Luoluo la consoló, "No importa lo que mamá piense, ella no me quiere hacer daño. Después de todo, soy su hija de sangre".

Guardian Li pensó, este es realmente el caso. La emperatriz solo tiene a esta hija atesorada; ?Cómo podría ella no adorarla?

"Pero ... ?y si la Emperatriz realmente planea casarse contigo ante el Segundo Príncipe?"

"?Estás hablando de mi primo del Gran Continente Occidental? Lo conocí una vez cuando aún era muy joven".

Luoluo recordó esos años de infancia y soltó una risita. "Ciertamente no querrá casarse conmigo".

Guardian Li pensó que ese segundo príncipe no tiene forma de heredar el trono del Gran Continente Occidental, pero si se casa con usted, puede convertirse en el próximo Emperador Blanco. ?Por qué no estaría dispuesto?

"?Quién está dispuesto a casarse con una tigresa?"

Luoluo estiró sus pequeñas manos y asumió una postura agachada. "Si realmente se ha vuelto tan valiente e insiste en casarse conmigo, lo morderé hasta la muerte".

Después de decir esto, ella abrió la boca y gruñó. Ella no parecía un tigre, sino un pequeño gato, casi increíblemente adorable.

Guardian Li no pudo resistirse, abrazando a Luoluo en su seno y diciendo con una cara radiante: "?A quién no le gustaría un bebé como mi princesa?"

Entonces ella recordó algo y resopló, "Es solo el Papa que no está bendecido con esta felicidad".

Luoluo no pudo evitar reírse ante este gruñido, luego parpadeó y le susurró unas palabras al oído.

Guardian Li se congeló ante estas palabras, y luego preguntó: "?Así que esto es lo que estaba pensando Su Alteza?"

Luoluo abrió mucho los ojos y inocentemente regresó, "No estoy pensando en nada".

......

......

Más allá del acantilado, las nubes se demoraron.

Tang Treinta y seis se quedó mirando las pálidas mejillas de Zhexiu, su propia tez algo pálida cuando dijo: "No me asustes así".

Zhexiu se dio cuenta de que su broma no había sido efectiva, por lo que había vuelto a su silencio habitual.

Tang Treinta y seis se volvió hacia Chen Changsheng y le preguntó: "?Qué está pasando aquí?"

Chen Changsheng respondió: "Tal como lo vio".

Tang Treinta y seis estaba bastante indignado y respondió: "Todavía estaba rebosante de energía ayer, ?cómo fue posible decir que está a las puertas de la muerte?"

Ayer, en la meseta, Chen Changsheng y Zhexiu habían trabajado juntos para matar al General Tícino divino.

Aunque el esgrima de Chen ChangshengSin dudas fue extremadamente poderoso, Zhexiu fue quien realmente determinó el resultado.

Todos los que habían presenciado esa vista probablemente encontrarían imposible olvidarla.

Zhexiu se había acercado en silencio al General divino del Tigre Blanco como si fuera un fantasma real.

El General divino del Tigre Blanco había sido el General divino segundo clasificado del Gran Zhou y había estado en la cima de la Condensación Estelar. Podría haberse contado entre los diez primeros individuos debajo del Dominio divino.

Sin embargo, incluso cuando Zhexiu estaba a su espalda, !todavía estaba completamente ajeno!

Este asunto en sí mismo era increíblemente extraño y aterrador.

Y eso ni siquiera estaba considerando cómo las garras de Zhexiu habían abierto un agujero en el Dominio Estelar casi perfecto del General Tigre Blanco.

El nivel de fortaleza que Zhexiu había mostrado en la meseta era mucho más grande y aterrador de lo que había demostrado hace varios años en la capital.

Tang Treinta y Seis se había sentido profundamente conmocionado y pensó que Zhexiu había tenido algún tipo de encuentro afortunado en las llanuras del norte, o tal vez había avanzado a pasos agigantados a través de la lucha contra los expertos en demonios. En cuanto a la enfermedad, pensó que se había curado.

No tenía idea de que no solo no se había curado la enfermedad de Zhexiu, sino que incluso había empeorado.

La oleada de sangre de la marea era una extraña enfermedad que Zhexiu había sacado del útero. A medida que envejecía, la enfermedad se agravó y comenzó a aumentar con la frecuencia.

Acompañado por un dolor inimaginable, sus meridianos se ampliarían, su mar de conciencia se ensancharía, su fuerza subiría a velocidades impactantes.

Esto no fue necesariamente algo bueno. Era como un gran río que se eleva gradualmente, a punto de atropellar los diques. Si bien parecía feroz e imparable, una vez que los diques colapsaron, ?quedaría algo de agua?

El aumento en la velocidad a la que se fortaleció significaba que su cuerpo estaba cada vez más cerca del colapso.

En función de su estado actual, Zhexiu se estaba volviendo más fuerte a velocidades inimaginables, lo que también era una prueba de que el día se acercaba cada vez más. En este día, una oleada furiosa de verdadera esencia saldría de sus meridianos, mientras que su fulgor estelar que se eleva rápidamente desgarraría su cuerpo. El resultado sería su muerte.

Tang Treinta y seis miró a Chen Changsheng a los ojos y dijo: "Hace cuatro años, dijiste claramente que podías curar su enfermedad".

Chen Changsheng se quedó en silencio por unos momentos, y luego dijo: "No pensé que vendría tan rápido, y también ..."

No terminó su oración, porque no pudo soportar terminarla. En los últimos años, Zhexiu había peleado con los expertos en demonios en la frontera norte con demasiada frecuencia, ejerciendo una severa presión sobre su cuerpo. Además, él no había tomado su medicina rápidamente. Estos factores llevaron a la grave condición actual de Zhexiu.

Tang Treinta y Seis continuó mirando a Chen Changsheng.

Chen Changsheng entendió a qué se refería y negó con la cabeza. "Le envié uno desde la primera botella, pero no hizo nada".

Tang Treinta y Seis preguntó: "?Realmente no hay otro método?"

Chen Changsheng respondió: "Las técnicas medicinales normales no tienen mucho efecto. En mi opinión, el método más simple y efectivo es el que la Emperatriz divina usó en la cima del Mausoleo de Libros, rompiendo mi cuerpo y alma y reforgándolos "

La Emperatriz divina de Tianhai estaba muerta, y sería increíblemente difícil encontrar un segundo experto del Reino de divinidad Oculto.

El reclusivo Wang Zhice podría haber llegado a este reino legendario, pero en la inmensidad del mundo, ?dónde podría uno buscarlo?

"Otro método es obtener una cantidad suficiente de Luz Sagrada e insertarla en su cuerpo".

Chen Changsheng continuó: "Si podemos encontrar una manera de alcanzar el Continente de Luz Sagrada, entonces aún hay esperanza".

La complexión de Tang Treinta y Seis mejoró ligeramente.

Aunque todavía era difícil de alcanzar, la esperanza todavía era esperanza.

Y de las palabras de Chen Changsheng, él podía decir que la vida de Zhexiu no era tan corta como los diez días a medio mes que Zhexiu había mencionado en broma.

Tang Treinta y Seis preguntó: "?Cuánto tiempo realmente tiene?"

Chen Changsheng lo pensó pero no dio una respuesta precisa.

"Pensaré en una manera de extender este período".

Él realmente necesitaba un período de tiempo más largo, ya que no era fácil encontrar un camino o método para llegar al Continente de Luz Sagrada.

Más importante aún, antes de hacerlo, primero tenían que resolver los asuntos en este continente.

Zhexiu dijo: "Me esforzaré por vivir unos años más".


Advertisement

Share Novel Ze Tian Ji - Chapter 922 – The Reason Young People Live

#Read#Novela#Ze#Tian#Ji#-#Chapter#922#–#The#Reason#Young#People#Live