Ze Tian Ji - Chapter 936 – The Wind Blows The Shadow Of The Tree Into The Shape Of A Black Robe

Advertisement

Capítulo 936 - El viento sopla la sombra del árbol en la forma de una túnica negra

Traducido por: Hypersheep325

Editado por: Michyrr

Cuando Madam Mu habló, su rostro era sereno e indiferente, haciéndola parecer incomparablemente segura y poderosa.

Ella era una princesa del Gran Continente Occidental, la Emperatriz de los Demihumanos, y había sido santa por muchos años.

Tianhai había muerto en la cima del Mausoleo de los Libros, Yin había regresado al mar de estrellas, y la Santa Doncella del sur había seguido a Su Li hasta el lejano Continente de Luz Sagrada. De los Cinco Santos, solo ella y el Emperador Blanco permanecieron.

Ella y el Emperador Blanco fueron indiscutiblemente dos de las personas más fuertes del mundo.

A pesar de que el Emperador Blanco estaba recluido en el cultivo y tuvo que luchar solo contra Bie Yanghong y Wuqiong Bi, su pérdida no estaba garantizada.

Y esto ni siquiera estaba considerando que este lugar estaba a lo largo del Río Rojo, con innumerables expertos semihumanos que residían en White Emperor City. Con una orden de ella, se abrirían como una marea.

"Emperatriz, has malentendido".

Bie Yanghong dijo: "Nunca hemos tenido la extravagante esperanza de matarte. Solo deseamos llevar a Mu Jiushi y interrogarla".

La pequeña cara de Mu Jiushi palideció ante estas palabras y no se atrevió a responder.

Madame Mu sonrió. "Ustedes dos quieren llevarse a mi hermana menor y preguntarle cuáles fueron las últimas palabras del joven maestro Bie, y luego?"

Wuqiong Bi ya no podía reprimir sus sentimientos mientras exclamaba duramente: "!Si no puede dar una explicación, este viejo cuerpo naturalmente le arrancará la extremidad de la extremidad!"

La sonrisa de Madam Mu se desvaneció mientras miraba a Bie Yanghong. "?Crees que estaré de acuerdo?"

Bie Yanghong respondió: "Debes entender muy bien que tengo la capacidad de retrasarlo por un tiempo. Este período es suficiente para que mi esposa termine lo que quiere hacer".

Madame Mu lo miró con calma durante mucho tiempo. De repente, ella comenzó a reír.

Las montañas y las nubes se hicieron eco con su risa sin alegría, impregnada de determinación y apatía.

"Creo que Sir Bie también ha malentendido".

La risa de Madame Mu se desvaneció cuando dijo: "Nunca he pensado en proteger a Little Shi".

La mirada de Bie Yanghong se volvió severa. "?El significado de la emperatriz es?"

"Todo el mundo dice que el Tío Imperial me exilió del Gran Continente Occidental. Durante siglos, innumerables personas pensaron que era una injusticia contra mí, como Tianhai o el Viejo Yin. Sin embargo, ninguno de ellos sabía que era mi ardiente deseo de irme. y que todas mis habilidades me las enseñó el tío imperial. Para mí, el tío imperial era a la vez maestro y padre, el que más respeto ".

Madam Mu inexpresivamente declaró: "Lo han matado, así que, naturalmente, tengo que vengarme y matarlos a todos. Nunca he pensado en hacer otra cosa".

Bie Yanghong se calló.

Con su fuerza y ​​la de Wuqiong Bi, aunque era muy difícil para ellos matar, o incluso detener, a Madame Mu, lo contrario también era cierto.

A menos que ella tuviera un ayudante.

?Pero quién la ayudaría?

El visitante vestido de azul estaba muerto, el esquema del continente del Gran Oeste expuesto.

Él y Wuqiong Bi eran Tormentas de la raza humana y venían a vengar a su hijo. Incluso Shang Xingzhou no aparecería en estas circunstancias.

Además, habían venido tan rápido que estaban seguros de que White Emperor City simplemente no había tenido tiempo de poner trampas.

La brisa del mar llegó en un flujo interminable desde el más allá, haciendo que las nubes, tanto en el cielo como entre las montañas, se retuercen y se retuerzan, pero no se dispersen.

El agujero que Bie Yanghong y Wuqiong Bi habían rasgado a través de las nubes se cubrió gradualmente y la luz del sol se cerró, arrojando el acantilado a la oscuridad.

Un árbol estaba en el borde del acantilado, extremadamente pequeño en comparación con el enorme árbol en el que el pequeño Dragón Negro estaba preso.

El árbol tenía una sombra.

En una luz tan tenue, este árbol debería tener una sombra muy débil, pero solo se estaba oscureciendo.

La pequeña flor roja que flotaba junto a su dedo meñique detectó algo. Aulló en el aire, apuntando a ese árbol en vigilancia.

Bie Yanghong miró a Madame Mu y dijo: "La ambición y audacia de la emperatriz son realmente aterradoras".

"El tío imperial insistió en asesinar a Chen Changsheng para provocar la discordia interna en la dinastía Zhou, pero sabía que no era una tarea fácil y que era muy probable que fallara".

Madame Mu concluyó tranquilamente, "ThiSiendo este el caso, naturalmente hice algunos planes de respaldo ".

Bie Yanghong suspiró.

Se había preparado para innumerables trucos de antemano, utilizando la voluntad de los cielos durante mucho tiempo para hacer muchas predicciones, pero para su sorpresa, aún no podía superar a Madame Mu.

Le dijo a Wuqiong Bi: "Dentro de poco, si puedo abrir un camino, te irás. Lo seguiré luego".

El corazón de Wuqiong Bi se enfrió con estas palabras. ?Qué fue lo que pasó?

No importa cuán fuerte fuera Madame Mu, su trabajo en conjunto debería haber sido suficiente para pelear una batalla. ?Por qué tenía que ser tan pesimista, hablando de la derrota incluso antes de haber comenzado a luchar?

Si este fuera realmente el caso, ?por qué habían recorrido una distancia tan grande para venir a White Emperor City?

Wuqiong Bi tenía un temperamento crudo y despiadado, pero todavía era una experta en el Dominio divino. Solo un poco de pensamiento fue suficiente para que ella entendiera lo que estaba pasando. Su mirada también cayó en el árbol al borde del acantilado.

La sombra proyectada por el árbol se oscurecía cada vez más, y gradualmente se volvía como el color de la tinta, o tal vez una cortina negra.

La brisa del mar occidental agitaba las hojas del árbol, moviendo la sombra en el suelo como si soplara contra una manga.

Era una manga real.

La bata era negra.

Estaba temblando en el viento.

Una persona apareció debajo del árbol, su figura completamente envuelta en una túnica negra.

Wuqiong Bi palideció.

Bie Yanghong se volvió extremadamente serio, con una expresión de solemnidad sin precedentes en su rostro.

Sabía que este era el momento más peligroso que los dos habían encontrado en sus vidas.

Estaban a punto de enfrentar a su oponente más aterrador desde la emperatriz divina Tianhai.

Las montañas estaban completamente silenciosas, sin ni siquiera el sonido del viento.

La túnica negra que se movía en el viento daba una sensación anormalmente siniestra.

Al ver a este legendario Asesor Militar Demon, Mu Jiushi sintió un miedo terrible y se escondió muy lejos.

Bie Yanghong miró a Madame Mu y dijo: "?Te atreviste a coludir con los demonios? ?Sabe el Emperador Blanco? ?Los ancianos semihumanos?"

Madame Mu respondió con calma: "Tú eres el primero en verlo".

Bie Yanghong preguntó: "?Alguna vez pensaste que si alguien se entera de esto, ya no serás la Emperatriz?"

Madame Mu respondió: "No hay necesidad de que te preocupes por los asuntos de White Emperor City".

Bie Yanghong dijo: "?Estás diciendo que estás seguro de que ningún transeúnte se enterará de esto?"

Sería muy difícil para él y Wuqiong Bi matar o incluso derrotar a Madam Mu, pero de la misma manera, también era muy difícil para Madam Mu matar a esta pareja.

A pesar de que Madame Mu era una Santa, a pesar de que había invitado al Asesor Militar Demon más misterioso y aterrador para ayudarla hoy.

Matar a un experto del Dominio divino no fue tarea fácil.

En la meseta del Templo South Stream, el visitante vestido de azul solo había muerto porque la situación había cambiado demasiado abruptamente, con él cambiando del trampero al atrapado, lo que resultó en una grave falta de preparación.

Pero incluso en estas circunstancias, Bie Yanghong y Wang Po pagaron un alto precio por matarlo.

Madame Mu era verdaderamente poderosa y Black Robe también era aterradora, pero Bie Yanghong había sido iluminado por sus experiencias en el golpe del Mausoleo de los Libros, lo que le hizo avanzar con fuerza.

Estaba seguro de que podría resistirse por unos momentos.

Solo necesitó unos momentos o la grieta más pequeña para enviar una advertencia al exterior.

Los semihumanos podrían estar trabajando con los demonios. Esta noticia seguramente aturdiría al mundo entero.

No importa cuán tenso fuera el enfrentamiento entre la Gran Corte Imperial de Zhou y la Ortodoxia, cuán feroz era el conflicto, tendrían una sola postura sobre este tema: una supresión decidida.

Todos los expertos se apresurarían, ya fueran las cabezas de los clanes nobles, el Sect Master de Mount Li Sword Sect o Wang Po.

Incluso el venerable maestro taoísta Shang Xingzhou podría tomar medidas personalmente.


Advertisement

Share Novel Ze Tian Ji - Chapter 936 – The Wind Blows The Shadow Of The Tree Into The Shape Of A Black Robe

#Read#Novela#Ze#Tian#Ji#-#Chapter#936#–#The#Wind#Blows#The#Shadow#Of#The#Tree#Into#The#Shape#Of#A#Black#Robe