Ze Tian Ji - Chapter 993 – Quietly

Advertisement

Capítulo 993 - Silenciosamente

Traducido por: Hypersheep325

Editado por: Michyrr

Todavía hay algunas cosas que Chen Changsheng no entendió.

En esa noche en el Mausoleo de los Libros, el monje del otro continente no había venido con su verdadero cuerpo. Él había usado algún tipo de método para enviar su alma.

Los dos Ángeles del Continente de Luz Sagrada que Bie Yanghong había encontrado claramente tenían cuerpos corporales. ?Cómo vinieron?

Si era tan fácil viajar entre los dos continentes, ?por qué nunca antes había aparecido alguien del Continente de la Luz Sagrada?

Planteó esta pregunta con Bie Yanghong, y también preguntó sobre el método que los imperiales habían usado para escapar al Continente de Luz Sagrada.

Y más importante aún, ?cuál era la relación entre la raza Demon y el Continente de Luz Sagrada?

Bie Yanghong no dio respuestas concretas a estas preguntas, porque no estaba seguro de si sus especulaciones eran correctas, por lo que no quería afectar el juicio de Chen Changsheng.

Le dijo a Chen Changsheng: "Por estos asuntos, deberías preguntarle a tu maestro".

No había nada de malo en esta respuesta. En este mundo, Shang Xingzhou fue seguramente la persona con la comprensión más profunda del Continente de Luz Sagrada.

Recogió a Chen Changsheng de la corriente, alejó al Dragón Dorado e invitó al monje de los imperiales exiliados a venir a este mundo y atacar a la Emperatriz divina Tianhai.

Su sombra estaba detrás de cada asunto relacionado con el Continente de Luz Sagrada, o su participación directa.

Y esos asuntos estaban relacionados con Chen Changsheng.

El no supo que decir.

Bie Yanghong advirtió solemnemente: "Su Santidad debe tener cuidado".

Chen Changsheng entendió su significado.

La batalla entre los divinos hace varios días fue un ataque desnudo contra Madam Mu y la raza Demon contra un experto humano. Lo que era aún más digno de su cautela era que este asunto ahora involucraba a la otra raza en el otro extremo del cielo estrellado. La raza humana necesitaba hacer la respuesta más fuerte en la que Chen Changsheng, como el Papa, también tenía el deber de soportar. Al mismo tiempo, también tendría que soportar una presión masiva.

Crucialmente, tenía que dejar en claro lo que estaba pensando Shang Xingzhou.

Esos eran todos los asuntos para el futuro, ya que había muchos asuntos en el presente que necesitaban su atención.

Chen Changsheng miró a Wuqiong Bi.

Wuqiong Bi ferozmente devolvió la mirada.

Chen Changsheng desvió la mirada y le preguntó a Bie Yanghong: "?Realmente no necesitas decir nada?"

Bie Yanghong negó con la cabeza.

Chen Changsheng una vez más se volvió hacia el comatoso Xuanyuan Po.

Xuanyuan Po tenía un cuerpo robusto y una cara cubierta de bigotes, lo que lo hacía parecer bastante viejo. En realidad, sin embargo, él era el más joven en la Academia Ortodoxa.

Chen Changsheng, Tang Treinta y Seis, Su Moyu y Zhexiu adoraban engañar a Xuanyuan Po, pero también adoraban a él.

No tenía idea de cuándo se despertaría Xuanyuan Po.

......

......

Chen Changsheng salió del patio y ordenó al Arzobispo de los Desiertos Occidentales que no se le permitiera a nadie entrar en el callejón.

El arzobispo gruñó en reconocimiento. No hizo una pregunta tonta como '?qué hago si tal y tal viene?' Como a nadie se le permitía entrar en el callejón, incluso si venían el Emperador Blanco y la Señora Mu, o si Shang Xingzhou y el Emperador venían, ninguno de ellos podría entrar.

Al percibir el Qi de las varias docenas de expertos en las calles y el Qi increíblemente claro del conjunto del Li Palace, Chen Changsheng se relajó un poco.

La Grulla Blanca lanzó un grito cuando lo montó y voló en el aire. Los varios cientos de espadas alrededor del pequeño patio volaron por el aire con él.

Aunque sabía que todo estaba bien por ese lado, todavía estaba bastante preocupado y nervioso.

Así que no se dio cuenta de que, antes de irse, la Grulla Blanca había echado un vistazo al templo Celestial Tree como si saludara a alguien.

......

......

Tras confirmar que Chen Changsheng se había ido, Wuqiong Bi recuperó instantáneamente su compostura. Corrió hacia Bie Yanghong y gritó: "!Hay algo mal en tu cerebro! ?Qué pasa si algo sucedió?"

Ella se refería a que Bie Yanghong usó su dedo para transmitir su experiencia en la batalla de lo divino y su sabiduría a Chen Changsheng.

Era una técnica de transmisión secretamente transmitida en Xiel Pabellón de los Diez Mil Años de ling, durante siete mil años, llamado 'One Point of Red'.

Un maestro podría usar esta técnica para transmitir directamente su comprensión de la cultivación a su discípulo.

Esta técnica taoísta era muy mística e igualmente peligrosa. La menor falta de precaución provocaría una reacción violenta de la técnica.

En el pasado, fue solo antes del Gran Examen o la apertura del Jardín de Zhou que el Pabellón de los Diez Mil Años de Xiling eligió a unos pocos estudiantes excepcionales que carecían de experiencia para usar este método.

Si uno quisiera usar esta técnica taoísta para transferir sus habilidades y energía a un discípulo, había incluso más peligro, esencialmente resultando en muerte tanto para el emisor como para el receptor. Por esta razón, tal evento solo había sucedido dos veces en la existencia de siete mil años de esta técnica en el Pabellón de los Diez Mil Años.

Wuqiong Bi estaba realmente preocupada cuando vio que el dedo de Bie Yanghong tocaba la frente de Chen Changsheng. Su enojo ahora era bastante razonable.

Bie Yanghong silenciosamente la miró, sin decir nada.

Wuqiong Bi de repente recordó que en estos dos últimos días, a menudo la había mirado en silencio, sin decir nada. Luego recordó que en los últimos dos años, a menudo miraba en silencio a las montañas distantes. Después de eso, recordó lo que la gente común a menudo diría sobre ella y su esposo, lo que esa gente, Wang Po y los de su clase, a menudo dirían con sus ojos ... De repente se sintió aturdida y contuvo la lengua.

Ella y Bie Yanghong habían estado casados ​​por muchos años, por lo que él naturalmente sabía lo que estaba pensando. Él sonrió levemente y se frotó la cabeza.

Wuqiong Bi estaba aún más nerviosa, porque aunque Bie Yanghong la había respetado y protegido en los últimos años, habían pasado años desde la última vez que había hecho un gesto tan íntimo.

Para disipar la ansiedad en su corazón, ella cambió el tema torpemente, preguntando, "?Por qué no le dijiste que Xu Yourong había visitado?"

"Que la Doncella Santa no apareció indicó que no quiere que Chen Changsheng lo sepa. Naturalmente, no diré más".

Bie Yanghong pensó por unos momentos, y luego dijo con sincera sinceridad: "En el futuro, debes tratar a Su Santidad el Papa y la Santa Doncella con más respeto".

Wuqiong Bi contestó airadamente: "Ciertamente no tengo la energía para desperdiciar esos gestos vacíos. En cualquier caso, por tu bien, no me harán nada, ?o estás planeando tirarme?"

Bie Yanghong no dijo nada, solo suspiró.

Wuqiong Bi recordó su acción anterior y una vez más se inquietó. Ella murmuró: "Si lo peor llega a ser peor, cambiaré mi temperamento en el futuro, mataré a menos personas".

Bie Yanghong todavía no dijo nada.

La expresión de Wuqiong Bi se volvió desagradable. "?Estás realmente preparado para echarme a un lado?"

Cuanto más pensaba en eso, más sentía que era cierto. Ambas, ansiosas y enojadas, comenzó a llorar y luego a maldecir.

Para Bie Yanghong, no había nada nuevo o nuevo en sus maldiciones. Una y otra vez, seguían siendo las mismas frases: "viejo tonto sin conciencia", "desalmado y pobre erudito", "si no hubiera sido por mí en aquel entonces, esto y aquello habría sucedido". Y sin embargo, justo cuando realmente estaba empezando a enojarse ...

Wuqiong Bi, con la cara bañada en lágrimas, dijo: "Ahora no tengo mano, ni siquiera un hijo. Si te vas, ?qué me sucederá?"

Bie Yanghong suspiró y la abrazó, acariciándola ligeramente en la espalda para evitar que llorara demasiado.

Su temperamento siempre había sido tan malo. Él siempre lo supo, pero nunca pudo hacer nada al respecto.

Después de un tiempo, Wuqiong Bi se cansó de sus llantos y maldiciones. Apoyándose en su pecho, cayó en un profundo sueño.

Incluso mientras soñaba, su mano izquierda estaba apretada con fuerza en su cuello, como si temiera que él se fuera silenciosamente.

Bie Yanghong no durmió. Él silenciosamente miró su rostro, sus pensamientos imposibles de leer.

......

......

Las brumas en la montaña se dispersaron.

El sonido de las olas se podía escuchar desde muy abajo en el fondo del acantilado.

Chen Changsheng bajó de la Grulla Blanca y caminó hacia adelante.

Frente a él había un Árbol Celestial, cuyo tronco se extendía hasta las nubes.

En la base del árbol había un gran hueco.

Dentro había una pequeña casa.

Una chica vestida de negro calladamente estaba parada frente a ella.


Advertisement

Share Novel Ze Tian Ji - Chapter 993 – Quietly

#Read#Novela#Ze#Tian#Ji#-#Chapter#993#–#Quietly