Ze Tian Ji - Chapter 1034 – Broken Feathers

Advertisement

Capítulo 1034 - Plumas rotas

Traducido por: Hypersheep325

Editado por: Michyrr

Cuando el taoísta vestido de azul miró hacia el cielo, también lo hizo el Emperador Blanco.

Sin embargo, él no estaba mirando a esos dos Ángeles de Luz Sagrada, sino a ese lado de las nubes, al oeste.

"Este es el mayor cambio que ha experimentado el mundo en los últimos años. Estás seguro de que controlas todo en el mundo, puedes ignorar a todos los seres vivos entre los cielos y la tierra, y también a mí, pero hay otro cielo y tierra. más allá de este mundo. ?Puedes continuar siendo tan tranquilo?

Madame Mu indiferentemente le dijo: "Quizás no haya nadie en este mundo que pueda ir en tu contra, así que tomé prestadas fuerzas de más allá de los cielos. No pensaste en esto, así que aún terminaste perdiendo el control de la situación. ?Qué harás?"

El Emperador Blanco miró a las nubes y preguntó fervientemente: "?Estás seguro de que tienes el control completo de la situación?"

Madame Mu respondió: "Por supuesto que eres poderoso, pero por el bien de engañar a todo el continente, te has vuelto mucho más débil ... Hay un dicho que dice 'engañando a los demás, uno termina engañándose a ti mismo'. ?No está hablando? ?Precisamente sobre alguien como tú, un hombre aburrido con demasiadas sospechas? Incluso si no puedo ganarte, al menos puedo mantenerte aquí por un tiempo ".

Si podía retrasar al Emperador Blanco por un tiempo, los dos Ángeles podrían matar a Chen Changsheng, Xu Yourong y un grupo de expertos de la Ortodoxia, después de lo cual masacrarían a esos expertos semihumanos leales al Emperador Blanco. Una vez hecho esto, la situación se resolverá.

El Emperador Blanco sonrió. "Yun'er, ya que sabes lo sospechoso que soy, ?no te preocupa que tenga otras preparaciones?"

El apodo 'Yun'er' provocó un profundo odio a aparecer en los ojos de Madame Mu. "Bai Xingye, guarda estos pequeños trucos tuyos. Me siento disgustado solo de escucharlo. Han pasado varios siglos, y ahora que ha llegado a esto, ?no podemos hablar en serio?"

La sonrisa del Emperador Blanco se desvaneció y se volvió sincero. "Hablas, voy a escuchar".

"En aquel entonces, Shang Xingzhou te engañó para que pensaras que podrías arrancar fácilmente la fruta que era el Demon Lord. Al final, tú y el Demon Lord salieron con heridas terribles. Todo lo que podías hacer estos últimos años era sentarte en tu una montaña de rocas y observa cómo su fama se disparó, así que, ?cómo pudiste ser feliz? Desde que te engañó, ?cómo podía atreverse a venir aquí? ?Cómo podía no tener miedo de que lo engañaras? "

Madam Mu se burló, "Hay un dicho que dice 'las personas sospechosas seguramente morirán en sus sospechas', y se refiere exactamente a personas como usted y Shang Xingzhou".

El Emperador Blanco respondió con calma: "Tus palabras son razonables, pero también sabes que la situación actual es diferente".

Madam Mu respondió: "Incluso si Shang Xingzhou quiere venir, es demasiado tarde. Y si él pudiera venir, ?por qué no me has matado todavía?"

El Emperador Blanco suspiró tristemente, "?Todavía no crees que nunca pensé en matarte?"

Después de decir esto, los ojos del Emperador Blanco cambiaron de repente.

Sus pupilas desaparecieron, dejando solo el blanco. Fue una visión horrible, casi diabólica.

Todo entre los cielos y la tierra era blanco. Podría ser el mar de nubes, y también podría ser una llanura de nieve.

Los signos de una feroz ventisca aparecieron en sus ojos.

Las nubes alrededor de Madam Mu de repente comenzaron a moverse y extenderse en todas direcciones, apareciendo como una fuerte nevada.

Una fuerza extremadamente condensada viajó desde las nubes hasta el suelo.

Con un estruendo masivo, innumerables árboles dentro de la Ciudad Imperial se derrumbaron mientras los salones de piedra se partían.

La plataforma de observación, que recibió directamente esta fuerza, !incluso se hundió medio pie en el suelo!

La plataforma de observación se hundió en la montaña, pero no colapsó.

Porque el Emperador Blanco estaba en la plataforma.

Sus manos se mantuvieron detrás de él, silenciosamente miró hacia el cielo.

Junto con esa fuerza, innumerables nubes tenues fueron derribadas a la plataforma de observación.

Estas eran nubes del mar occidental, cargadas de humedad y peso inimaginables.

Pero cuando esas nubes se encontraron con el cuerpo del Emperador Blanco, al instante perdieron todo el peso, dejando solo el color más puro.

Innumerables volutas blancas de nubes comenzaron a rodear el cuerpo del Emperador Blanco. Con una velocidad inimaginable, se convirtieron en una bola viscosa de nubes.

Esta bola de nubes estaba llena de luz y calor. Ni siquiera los vientos rápidos y afilados como navajas podrían alterar su forma en tel mas ligero

Esta reunión de nubes no parecía un pirata, ni como el Gran Erudito Tungus.

Un estruendo como un trueno estalló sobre White Emperor City.

La bola de nubes blancas se movió hacia ese patio en la parte occidental de la ciudad, dejando una clara figura de luz en el cielo azul.

Era un tigre blanco aún más masivo que las Montañas Starfall.

......

......

La vista de este tigre blanco en el cielo provocó innumerables vítores extáticos de White Emperor City.

El Ángel de la Luz Sagrada que acababa de salir de la formación del Palacio de Li y se estaba preparando para matar a todos los sacerdotes humanos y todos los semihumanos de la ciudad miraban hacia el cielo.

Fue el Ángel de la Guerra. Entre los siervos de Dios, era el más despiadado y asesino, y nunca había temido nada.

Pero cuando vio esa imagen de luz en el cielo, vio que la nube blanca se precipitaba hacia ella, aún sentía un intenso peligro. Incluso pensó en huir.

Podía sentir claramente que este era el oponente más fuerte al que se había enfrentado en este continente.

Era incluso más poderoso que el experto humano que había matado hace varios días.

En un lapso de tiempo extremadamente breve, el Ángel de la Luz Sagrada tomó una decisión.

Empujó su intento de combate a su punto más alto, soltó un atronador bramido, agarró su pistilo de luz y lo estrelló contra la nube.

Si el Emperador Blanco estaba usando su verdadero cuerpo para atacar, el Ángel podría haber elegido una retirada temporal, pero dado que esto era solo un alma, confiaba en su victoria.

El tigre blanco formado por nubes llegó al patio. Abrió su boca, mostrando sus afilados dientes, y mordió la mano del almirez de la luz.

!Grieta!

Incontables rayos diminutos pero peligrosos de relámpagos surgieron de la colisión entre los colmillos de tigre y el pistilo de luz.

El trueno estalló en el cielo cuando vientos brutales dispersaron la oscuridad y la luz sobre el patio.

Una presión monstruosa aplastó todos los edificios en el patio. !Incluso la arena en el suelo estaba comprimida en ladrillos!

Los sacerdotes no pudieron soportar más y comenzaron a dispersarse.

Tang Treinta y Seis, custodiado por el ciego jugador de cítara y el resto del Hombre de la Humanidad, vomitó sangre, su tez palideció aún más.

El Señor de los Demonios quería lanzarse hacia adelante y matarlo, pero de repente sintió algo.

Volteó hacia el cielo, con una expresión de sorpresa e incredulidad absoluta en su rostro.

......

......

En el cielo.

Un taoísta vestido de azul apareció silenciosamente detrás del Ángel.

El Ángel de la Luz Sagrada se enfrascó en la batalla con el alma del Emperador Blanco, por lo que toda su atención se centró en la mano del almirez de la luz.

Pero era un ángel nacido de las leyes del mundo. Para que no se notara, la apariencia del hombre detrás de ella era prácticamente impensable.

Era una escena extraña, una escena aterradora.

El taoísta vestido de azul extendió sus manos y agarró las alas del Ángel.

El Ángel finalmente lo sintió, y el miedo infinito floreció en sus ojos como el abismo.

Era demasiado tarde para que hiciera algo, incluso voltear la cabeza.

DEP.

Fue suave.

Como una doncella destrozando un ventilador.

Un joven maestro desgarrando sus libros.

!El taoísta vestido de azul arrancó las alas del Ángel!

Un grito desgarró el aire.

Era un grito de infinita angustia, rabia infinita, desesperación infinita. Como verdadero trueno, reverberó en los cielos sobre la Ciudad del Emperador Blanco.


Advertisement

Share Novel Ze Tian Ji - Chapter 1034 – Broken Feathers

#Read#Novela#Ze#Tian#Ji#-#Chapter#1034#–#Broken#Feathers