Ze Tian Ji - Chapter 1046 – She Says

Advertisement

Capítulo 1046 - Ella dice

Traducido por: Hypersheep325

Editado por: Michyrr

Una taza de té había sido colocada sobre la mesa. Su contenido se había enfriado hace mucho tiempo.

Chen Changsheng tranquilamente se sentó en la silla. Él claramente no tenía la intención de hablar primero.

Fue justo como ese año. Parecía que nada había cambiado.

En verdad, todo había cambiado hace siglos.

Ese joven taoísta que ingresaba a la capital por primera vez para poder terminar su compromiso era ahora el Papa.

Afortunadamente, al igual que en el pasado, Xu Shiji no estaba presente, o el estado de ánimo sería aún más incómodo.

La cortina de cuentas crujió ligeramente cuando Xu Yourong la atravesó.

Al regresar a la propiedad del divino General, Xu Yourong le había prestado poca atención. Después de dejarlo en el pasillo, ella se fue a limpiar ella misma.

Esta fue una acción muy informal, al igual que el cabello negro ahora casualmente detrás de ella.

Se podían ver algunas gotas de agua en su cabello húmedo. Junto con su rostro inmaculado, tan hermosa como una flor, presentaba una vista muy conmovedora.

Chen Changsheng estaba muy contento por la belleza de su prometida, y amaba aún más la manera casual en que lo trataba. Quería seguir mirándola así, pero esta seguía siendo la finca Xu. Y además, tenía muchas más cosas que necesitaba hacer.

Se levantó y le dijo a Xu Yourong: "Entonces iré primero".

Sorprendido, Xu Yourong preguntó: "?No vas a comer?"

Esta era su casa y Chen Changsheng era su prometido. Ella trató a ambos muy casualmente, por lo que hizo esta pregunta muy naturalmente. Solo cuando notó el extraño aire de la sala de recepción comprendió su razón. Ella no pudo evitar sonreír y dijo: "Entonces puedes irte".

"Iré a recogerte mañana", dijo Chen Changsheng.

Se volvió y se despidió de Madam Xu, y no se olvidó de saludar a Nanny Hua y Shuang'er.

No había nada que criticar por él, ni en cortesía ni en actitud.

Este tipo de compostura hizo que Madam Xu y los demás recordaran esa visión de varios años atrás.

Estos últimos años no parecieron afectarlo. Tanto el joven taoísta del pasado como el Papa del presente trataban al mundo y a las personas que lo rodeaban con el mismo tipo de compostura e indiferencia.

Después de salir de la finca del divino General y caminar a lo largo de esa corriente poco notable, uno llegaría rápidamente al tosco arco del puente de piedra.

Cuando Chen Changsheng caminó hacia este puente, no se volvió, como lo había hecho hace varios años, para mirar la hermosa finca.

Al regresar a la capital después de tres años, no fue al Li Palace ni a la Academia Ortodoxa, sino al Estado Xu. No era porque quisiera hacer nada, sino porque su prometida quería que la acompañara a casa. La razón había sido así de simple.

Con los años, había jugado el invitado dos veces en el Xu Estate. ?Se sentía orgulloso y eufórico? No. ?Sintió que fue hace toda una vida? No.

Él y Xu Yourong eran aún muy jóvenes, con largas vidas por delante. Todavía tenían muchas cosas que hacer, muchos lugares a donde ir.

Comparado con el futuro, el pasado carecía de importancia.

Por lo tanto, él dejaría que fuera el pasado. Tal vez eso siempre fue por qué el pasado existió.

Un copo de nieve descendió repentinamente.

Chen Changsheng abrió el Paraguas de Papel Amarillo y desapareció entre la multitud.

......

......

'Deja que el pasado sea el pasado.' Esta era una frase simple y un principio simple, pero no todos podían hacerlo.

Como Xu Shiji.

Al regresar a la propiedad y escuchar lo que había sucedido durante el día, obtuvo una expresión anormalmente desagradable. Al final, sin embargo, no hizo nada.

Ni siquiera rompió una copa de vino de porcelana.

Porque Xu Yourong estaba descansando en el patio trasero.

Todos los bienes del divino General eran tan silenciosos como una antigua y remota cordillera.

En los últimos años, Xu Shiji ya había admitido el hecho de que su estado en la Gran Dinastía Zhou se debía completamente a su hija.

Ya sea con la Emperatriz divina Tianhai o ahora, nada había cambiado.

Era un hecho difícil de aceptar, pero aún así lo había aceptado.

Simplemente no tenía idea de cómo enfrentar a su hija.

Madame Xu tampoco podía olvidar esos asuntos del pasado. Abatido, ella dijo: En aquel entonces, ?cómo podría haber imaginado que él se convertiría en el Papa?

XuShiji respondió severamente: "?Y qué pasa? !Al final, sigue siendo el yerno de Xu Shiji!"

......

......

"Ver al yerno partir en un asunto tan tranquilo, es realmente difícil saber lo orgulloso que estaba en su corazón".

En el patio trasero, Shuang'er estaba sosteniendo un tazón de carne de langosta azul frente a Xu Yourong mientras ella hablaba algo con resentimiento.

Xu Yourong respondió suavemente: "En aquel entonces, en su carta mencionó que se fue de la misma manera. ?De qué se debía enorgullecer entonces?"

Shuang'er reflexionó sobre la pregunta, y luego dijo: "El de atrás ... ?era demasiado falso, o tal vez irrazonable?"

Xu Yourong levantó la cabeza y le dio a Shuang'er una mirada ligera.

Shuang'er se puso nervioso y rápidamente dijo: "Jovencita, me equivoqué".

Xu Yourong preguntó: "?Sabes cómo te equivocaste?"

Cuando Shuang'er pensó en sus evaluaciones extremadamente insatisfactorias de Chen Changsheng desde ese momento y pensó en el profundo afecto que su jovencita sentía por él, se puso cada vez más nerviosa. Con voz temblorosa, dijo: "No pude ver los buenos puntos de mi yerno, y también hice muchos comentarios sobre él".

"Tu idea realmente no puede considerarse buena, pero ?cuántas personas en ese momento pudieron ver sus puntos buenos?"

Xu Yourong de repente recordó cómo, a su regreso a la capital, había visitado la Academia Ortodoxa por la noche y había conocido inesperadamente a Mo Yu en su habitación.

Luego recordó cómo Mo Yu estaba a punto de casarse, pero también le exigió que fuera a oficiar. No pudo evitar arquear la frente y pensar, esto cuenta como una persona con visión.

"?Cuáles son sus puntos buenos?"

Xu Yourong respondió con ligereza: "Me encanta cómo, sin importar lo que encuentre, incluso si es el terror a la muerte, nunca se deprime, y ciertamente no perderá toda restricción como alguien que se da por vencido. Permanece concentrado y dedicado, persistente y tranquilo ".

Shuang'er no podía entender, pero podía escuchar el verdadero amor en las palabras de su joven dama, lo cual la sorprendió.

El matrimonio de Chen Changsheng y Xu Yourong era ahora una certeza, pero incluso ahora, todavía no creía que su joven amara realmente a Chen Changsheng.

Porque en su opinión, su joven dama era como el Fénix: innatamente noble, orgullosa y distante. ?Cómo podría amar a un humano?

En este momento, una doncella vino con un informe: Xu Shiji había llegado.

La puerta del patio se abrió y apareció un conjunto de huellas en la nieve.

Los dos se sentaron uno frente al otro, dos tazas de té preciosas colocadas en la mesa entre ellos.

Todo fue cortés y cortés. No parecían padre e hija, sino como alguien que recibe un invitado.

Xu Shiji miró a su hija. Quería hablar pero no tenía idea de qué decir, por lo que dudó.

Al final, solo expresó su preocupación por cómo estaba comiendo y por sus habitaciones antes de irse. Solo que, antes de irse, no pudo ocultar su ansiedad.

Xu Yourong sabía lo que su padre quería decir, o quizás lo que quería que le dijera a Chen Changsheng.

Cuando era pequeña, su padre tenía la misma apariencia cada vez que quería entrar en el palacio para ver a la divina Emperatriz.

Ella no quería escuchar, porque no tenía intención de decirle nada a Chen Changsheng.

Era lo mismo cuando era pequeña. Ella nunca había estado dispuesta a hablar con la divina Emperatriz sobre estos asuntos.

Desde el momento en que la sangre del Fénix celestial se despertó y comenzó a cultivar, descubrió que estos asuntos eran muy aburridos y molestos.

Esta noche, se sintió molesta, así que trepó al techo, puso sus manos detrás de su espalda y comenzó a observar las estrellas.

Nubes oscuras yacen gruesas sobre el cielo nocturno, lo que hace imposible ver las innumerables estrellas de arriba. Pero no pudieron mantener su sentido espiritual.

Ella observó el mar de estrellas, comparándolos con las calcas de los Monolitos del Libro Celestial. Ella comprendió en silencio, calmando gradualmente su corazón Dao.

En un remolino de viento y nieve, una niña vestida de negro aterrizó junto a Xu Yourong.

La luz era bastante tenue, pero la marca de nacimiento de cinabrio entre sus cejas todavía era brillante y llamativa.

Xu Yourong lo miró y vio dos ojos.

La chica vestida de negro preguntó con fastidio, "?Tienes curiosidad?"

Xu Yourong con sinceridad respondió: "Por supuesto. Cuando era pequeño, fui a New North Bridge para una excursión de un año. Realmente tenía la intención de saltar al pozo y encontrarte".

La chica vestida de negro se burló, "?Por qué no te vi entonces? Y todavía estásviva."

Xu Yourong miró la nieve que caía del cielo y sonrió. "La emperatriz me salvó".


Advertisement

Share Novel Ze Tian Ji - Chapter 1046 – She Says

#Read#Novela#Ze#Tian#Ji#-#Chapter#1046#–#She#Says