Ze Tian Ji - Chapter 1060 – An Ordinary And Trifling Matter

Advertisement

Capítulo 1060: una cuestión ordinaria y trivial

Traducido por: Hypersheep325

Editado por: Michyrr

?Por qué Shang Xingzhou tenía tanto miedo de la reunión de Chen Changsheng y Yuren?

Si uno trabajaba al revés, tal vez era porque lo que Shang Xingzhou más temía era que sus dos alumnos trabajaran juntos.

Desde esta perspectiva, las palabras de Xu Yourong podrían haber expuesto el secreto más importante de este mundo.

El pasillo estaba muy tranquilo.

Una mata descansaba tranquilamente en el borde de una piedra como un remo de un barco atracado en la orilla.

Yuren usó su mano para tomar una toalla de algodón empapada. Apretó y desabrochó la toalla varias veces, una acción que podría considerarse como lavarse la mano.

Él no respondió a la proposición de Xu Yourong. En cambio, tomó el pincel.

La punta del pincel revoloteó sobre el mar de tinta, levantando una pequeña ola negra. Luego voló en el aire, rompió las nubes y dejó un trazo claro de tinta en el papel blanco como la nieve.

Después de escribir una línea de palabras, Yuren dejó el pincel y usó sus dedos para girar el papel y hacer frente a Xu Yourong.

"?Qué clase de persona era ella?"

......

......

"Ella" se refiere naturalmente a la emperatriz divina Tianhai.

Desde que ella había ingresado al Palacio Imperial, Xu Yourong no había mencionado un tema relacionado con la divina Emperatriz.

Ella podría haber hecho un problema de esta relación, diciendo algo como "Si Su Majestad está dispuesta o no a admitirlo, la Emperatriz divina todavía era su madre".

Podría haberse comprometido con Yuren en una discusión sobre naturaleza versus nutrición.

O podría haber hablado en un tono lloroso sobre su propia vida en el Palacio Imperial, usando esto como un trampolín natural para hablar sobre las muchas marcas que la Emperatriz divina había dejado en este lugar.

Pero ella no hizo nada de esto, porque no estaba segura de cuáles eran las impresiones de Yuren sobre la divina Emperatriz, qué sentía por ella.

Además, Yuren era el senior más respetado de Chen Changsheng. Ella no quería usar estos métodos demasiado crueles que apuñaló directamente al corazón.

Cuando vio la pregunta en el papel, confirmó que no estaba equivocada, y luego se sintió un tanto conmovida y aliviada, con las pestañas temblando.

Ella rápidamente recuperó la compostura y le sonrió a Yuren. "Esta es realmente una pregunta que soy el mejor para responder".

Nadie entendió a la Emperatriz divina Tianhai más que a Xu Yourong.

La Princesa de Ping era solo su hija nominal y el Príncipe Chen Liu era alguien a quien confiaba sus esperanzas, solía consolarse. En cuanto a Mo Yu y Zhou Tong, al final, todavía eran solo subordinados.

Solo la Emperatriz divina Tianhai y Xu Yourong fueron verdaderamente maestros y discípulos. En términos de pensamiento y alma, eran un linaje, y en términos de afecto, eran madre e hija.

Ahora que el alma de la emperatriz divina Tianhai había regresado al mar de estrellas, solo Xu Yourong comprendió realmente su forma de pensar y su objetivo.

Ella sintió que tenía la responsabilidad de que Yuren y este mundo entendieran qué clase de persona era la Emperatriz divina Tianhai.

"La emperatriz tenía el más amplio de los corazones: el sol y la luna, las montañas y los ríos, la gran tierra y el mar, e incluso el otro lado del mar de estrellas: podía contener todo".

Esta fue la declaración de apertura de Xu Yourong.

Yuren pensó por un momento, y luego usó la palma de su mano para dar vuelta lentamente el papel.

Con el giro de la mano, uno era una nube, y al girarlo hacia el otro lado, uno era la lluvia1. Él estaba hablando aquí de sus métodos.

Xu Yourong entendió lo que quería decir y respondió: "Una persona no ordinaria naturalmente no puede ser juzgada de acuerdo con asuntos ordinarios".

Yuren giró una vez más y miró por la ventana del oeste en la distancia, en la Academia Ortodoxa en la oscuridad.

Cuando la gente tiene demasiado miedo de hablar e intercambiar sentimientos solo a través de sus ojos, ?dónde existen los virtuosos? Él se refirió aquí a su Dao y su virtud.

Xu Yourong indiferentemente dijo: "También es un asunto ordinario, y también trivial".

Yuren estaba algo sorprendida por esta respuesta. Arqueando sus cejas, golpeó ligeramente con el dedo el borde del plato, haciendo un crujiente aferramiento.

La placa contenía ciruelas azucaradas.

Esta acción de Yuren fue bastante vaga. Otra persona probablemente lo habría encontrado difícil de entender.

Pero tal vez porque ella había interactuado con Chen Changsheng durante mucho tiempo, Xu Yourong rápidamenteentendió lo que estaba preguntando.

'Si no hubiera Chen Changsheng, te hubieras convertido en este tipo de persona?'

"Quizás me hubiera convertido en este tipo de persona. Después de todo, la emperatriz me crió".

Xu Yourong pensó un poco más, y luego agregó, "Pero nadie puede saber la verdadera respuesta, porque ... él ya apareció".

Una leve sonrisa apareció en su rostro cuando dijo esto. Parecía muy tranquila, pero en realidad estaba ocultando un rastro de timidez, especialmente cuando dijo la última parte.

Yuren sonrió débilmente, algo aliviado.

......

......

Hoy fue el día después de que la misión diplomática de la Ortodoxia regresó a la capital.

En un día, Xu Yourong se había encontrado con muchas figuras importantes, y ya avanzada la noche, ella había ido al Palacio Imperial y se había encontrado con el joven emperador.

Cuando esta conversación nocturna avanzaba lentamente hacia el tema principal, la primera persona que había conocido durante el día ya estaba a varios cientos de liras de distancia.

Ocho caballos dragones de las mejores existencias cayeron cansinamente sus cabezas, el agua clara y los pasteles de soja puestos ante ellos completamente incapaces de atraer su interés. Gotas de sudor del tamaño de granos brotaron de su piel brillante y cayeron al suelo, donde el frío viento que soplaba por las calles congelaron rápidamente en hebras de hielo.

Uno tenía todo el derecho de creer que Luoyang debería ser un poco más cálido que la capital, pero por alguna razón, Luoyang estaba inusualmente frío este año.

El príncipe Chen Liu miraba las calles oscuras. Al recordar la gran batalla de Daos que tuvo lugar aquí hace tres años, comenzó a sentirse bastante extraño.

Después de reunirse con Xu Yourong en la Academia Ortodoxa, dejó la capital y se dirigió a Luoyang.

Sólo cuando entró en la metrópolis más próspera del Gran Zhou, de repente pensó que podría haber llegado demasiado rápido.

El Príncipe Chen Liu ignoró la toalla caliente ofrecida por uno de sus asistentes. Él solo miró en silencio al monasterio frente a él.

Este monasterio fue el famoso Monasterio de la eterna primavera.

Un taoísta vestido de azul se fue. Después de agradecerle por sus problemas, el Daoísta lo dejó entrar.

El Príncipe Chen Liu alejó esos pensamientos y caminó tranquilamente hacia adelante.

En este punto, Xu Yourong ya había ingresado al Palacio Imperial, y esa persona dentro del monasterio probablemente ya lo sabía.

Para él, esta fue una excelente oportunidad, o tal vez un excelente punto de avance.

Al llegar a una habitación aparentemente simple en las profundidades del Monasterio de la Eterna Primavera, el taoísta vestido de azul se retiró en silencio, dejando solo al príncipe Chen Liu.

El príncipe Chen Liu respiró hondo para calmarse y luego abrió la puerta de la habitación.

Shang Xingzhou estaba en esta habitación, organizando casos médicos con una expresión extremadamente concentrada en su rostro.

El experto más poderoso de la raza humana se veía ahora como el médico más ordinario pero también el más ardiente.

El Príncipe Chen Liu caminó hacia el escritorio. A la luz de la perla nocturna, podía ver claramente los nombres de los ingredientes medicinales en el papel.

Sus ojos se enfocaron levemente mientras pensaba, si estoy viendo las cosas correctamente y recordando correctamente, estos son los ingredientes que el clan Tang analizó como utilizados para refinar la Píldora Cinnabar.

?La Corte Imperial planea usar este método para debilitar el prestigio de Chen Changsheng?

Shang Xingzhou no le dio ninguna explicación. En silencio y atentamente escribió un caso médico, aparentemente sin saber que había llegado.

El Príncipe Chen Liu sabía que no se le había asignado mucho tiempo, así que no dudó ni se detuvo, diciendo de inmediato lo que quería decir.

Para él viajar varios cientos de li en una noche, desde la capital hasta Luoyang, había sido precisamente para poder decir estas palabras a Shang Xingzhou, aunque no fuera más que unas pocas frases.

"Su Majestad es el hijo de la divina Emperatriz".

El príncipe Chen Liu miró a Shang Xingzhou y agregó: "Pero soy un descendiente del emperador Taizong".

Estas palabras finalmente hicieron que Shang Xingzhou apartara los ojos del escritorio y se posara en la cara del príncipe.

Shang Xingzhou no ocultó su admiración, aunque su admiración era principalmente de la postura del Príncipe Chen Liu.

"Xu Yourong ha entrado al palacio, probablemente con la intención de aliarse con Su Majestad".

El Príncipe Chen Liu continuó, "Está claro que se está volviendo loca".

______________

1. Esta línea, tomada del poema 贫 交 行 de Du Fu, se refiere a la transitoriedad de las relaciones humanas, con personas a veces greuniéndose como nubes y otras veces tan esparcidas como la lluvia y que son traicioneras e intrigantes.


Advertisement

Share Novel Ze Tian Ji - Chapter 1060 – An Ordinary And Trifling Matter

#Read#Novela#Ze#Tian#Ji#-#Chapter#1060#–#An#Ordinary#And#Trifling#Matter