Ze Tian Ji - Chapter 1107 – A Broken Tree

Advertisement

Capítulo 1107 - Un árbol roto

Traducido por: Hypersheep325

Editado por: Michyrr

Probablemente fue un poco exagerado decir que Wang Zhice solo necesitaba un dedo para aplastar a Tang Treinta y Seis como si fuera una hormiga.

Pero si usaba dos dedos, era completamente capaz de matar fácilmente a Tang Treinta y Seis.

La brecha en la fuerza entre los dos era solo así de masiva.

Tang Treinta y Seis no podía amenazar a Wang Zhice, e incluso buscar la muerte frente a Wang Zhice no era tarea fácil.

La Espada Wenshui fue atrapada en dos dedos de Wang Zhice, tan firmemente sostenida que no podía avanzar ni un centímetro más.

Para un trágico suicidio de repente convertirse en esto era inevitablemente bastante incómodo.

Tang Treinta y Seis parecía imperturbable, incluso alzando la ceja.

Al levantar la frente, estaba emitiendo un desafío.

Su significado fue claro como el cristal.

Si sinceramente quería morir, tenía muchos métodos. Cortar su garganta con una espada fue, sin duda, el método con la menor posibilidad de éxito.

Estaba esperando que Wang Zhice lo detuviera, ya que solo así podría continuar negociando condiciones.

Wang Zhice le sonrió burlonamente, "Darle esta piedra aún sería inútil".

Tang Treinta y seis vio su expresión y comprendió.

Dado su nivel actual de cultivo, incluso si obtuviera la piedra negra, no podría ingresar al Jardín de Zhou, por lo que no podría ayudar a Chen Changsheng.

Tang Treinta y seis preguntó con sincera sinceridad: "?Entonces puedo molestar a Sir para que lo ayude?"

Wang Zhice no respondió.

Tang Thirty-Six agregó: "Sé que definitivamente no le está yendo bien en este momento".

Wang Zhice miró la piedra negra mientras decía: "Correcto. Por el momento, se enfrenta a una elección extremadamente difícil".

Tang Treinta y Seis no dijo nada por unos momentos y luego comentó: "Es una buena persona".

Él dijo estas palabras con dignidad sin precedentes.

Wang Zhice estuvo de acuerdo, "Sí".

Tang Treinta y Seis lo miró a los ojos y dijo: "Una buena persona no debería tener que vivir tan arduamente".

Wang Zhice respondió: "Esto no tiene nada que ver con lo bueno o lo malo".

Tang Treinta y seis estaba algo decepcionado y extremadamente furioso.

Se burló, "Así es, no tiene nada que ver con lo bueno o lo malo, solo lo fuerte o lo débil. Al final, es solo lo que intimida a los débiles".

Wang Zhice negó con la cabeza. "Cada persona tiene que asumir la responsabilidad de sus propias elecciones".

Tang Treinta y seis se burló, "Entonces, ?por qué tiene que elegir? ?Por qué no es alguno de ustedes el que está eligiendo?"

Wang Zhice respondió: "Shang Xingzhou acordó luchar con él porque se vio obligado a tomar esa decisión".

Tang Treinta y Seis replicó: "Esa elección es demasiado complicada. Todos deberían ser un poco más simples".

Wang Zhice preguntó: "?Por ejemplo?"

Tang Treinta y Seis declaró: "Todos ustedes pueden elegir morir o elegir morir".

Wang Zhice sonrió débilmente. "?Hay otra opción?"

Tang Treinta y Seis dijo: "Puedes elegir quemar hasta la muerte, ahogarte hasta morir, ser asesinado a tiros por flechas o morir por mil cortes".

Esto no era una charla, sino un comando, o tal vez una maldición. Su tono plano estaba lleno de desprecio y odio.

Pero todo esto vino de la impotencia.

Mientras miraba el hielo en el lago y la lenteja de agua que quedó del año pasado, Tang Treinta y Seis se sintió bastante cansado.

?Él simplemente perdería así?

Él realmente se sintió reacio.

Se sentía reacio en el lugar de Chen Changsheng.

De repente gritó al cielo.

"!Eres un perro ciego!"

......

......

......

......

La confusión en Hundred Flowers Lane hizo difícil escuchar las palabras de Tang Treinta y Seis.

Pero el Jardín de las Cien Hierbas, solo separado por una pared de la Academia Ortodoxa, podía oírlos alto y claro.

Yuren pareció haberse dado cuenta, y usó sus ojos para expresar su pregunta.

"Tang Tang quiere perturbar la mente de Lord Wang".

Xu Yourong dijo: "Si existe la posibilidad más pequeña, usará las estrategias en la antigua propiedad de Wenshui para forzar a Lord Wang a un compromiso".

Se refirió aquí a esa conversación entre abuelo y nieto sobre la mesa de mahjong.

Estaba dispuesto a destruir el clan Tang, por lo que, naturalmente, no le importaban todos los seres vivos del mundo.

Era obvio que esto no era suficiente para mover a Wang Zhice, para persuadirlo.

Él no tenía ehabía sido capaz de expresar lo que realmente había querido decir, lo que realmente había querido amenazar.

El intento de Tang Treinta y seis había fallado.

Una leve preocupación se podía ver en los ojos de Xu Yourong.

Su mano izquierda agarró firmemente las cinco perlas de piedra.

Estas cinco perlas originalmente habían sido cinco de los Monolitos del Santo Celestial en el Jardín de Zhou, una porción de la gran colección de Zhou Dufu.

Hace un momento, una onda había venido de estas cinco perlas de piedra, lo que le permitió obtener una comprensión aproximada de la situación en el Jardín de Zhou.

Sabía que Chen Changsheng enfrentaba una elección.

También sabía cómo elegiría Chen Changsheng.

Ella lo sabía antes de tomar la decisión.

Para Chen Changsheng, esta elección simplemente no fue tan difícil como Wang Zhice dijo que sería.

Porque ella entendió a Chen Changsheng.

Yuren también entendió a Chen Changsheng.

Así que también sabía cómo elegiría Chen Changsheng.

Y eso significaba que Chen Changsheng había perdido.

......

......

Cada calle y residencia en la capital escuchó esa explosión masiva.

Olas furiosas de Qi explotaron sobre el lago, sacudiendo la nieve, la hierba amarillenta y el barro, crepitando contra las paredes y los árboles.

Las aguas del lago se agitaron y se sacudieron, envolviendo la nieve mientras volaban en el aire y volvían a caer.

Toda la Academia Ortodoxa estaba envuelta en un aguacero repentino.

Dos figuras aparecieron bajo la lluvia:

Chen Changsheng y Shang Xingzhou.

El cielo se iluminó por un instante, como si un rayo lo hubiera atravesado.

En ese destello de luz en la lluvia oscura, uno podía ver vagamente la mano de Shang Xingzhou caer sobre el estómago de Chen Changsheng.

Chen Changsheng voló como una piedra, chocando entre diez y espesos árboles para caer profundamente en el bosque.

Los grandes árboles se partieron, crujieron y arrojaron golpes por la tierra.

Tang Treinta y seis tomó la Espada Wenshui y se preparó para avanzar, su mano izquierda apretando un artefacto mágico en su manga.

Hubo un estallido ligero.

El dedo de Wang Zhice golpeó su frente.

Tang Treinta y Seis encontró imposible moverse.

Dos llamas doradas aparecieron de repente en el Jardín de las Cien Hierbas.

Xu Yourong desapareció de su lugar.

Sin volver la cabeza, Wang Zhice señaló con el dedo detrás de él.

Detrás de él estaba la pared de la academia.

Una abertura varios zhang de par en par apareció en la pared.

Los ladrillos y los restos de la puerta de madera yacían silenciosamente en el suelo.

Una brisa ligera permanecía allí, suave y cálida, pero incapaz de atravesarla.

Una pluma blanca descendió del vacío.

Xu Yourong apareció.

Wang Zhice de repente sintió algo y se dio la vuelta.

Sus ojos no estaban enfocados en Xu Yourong, sino detrás de ella.

El Jardín de las Cien Hierbas estaba tan sereno como lo había estado durante los últimos cientos de años.

Un bastón descansaba silenciosamente en el borde de la mesa de piedra.

......

......

El gran árbol yacía roto, copos de corteza se extendían por todas partes como pétalos.

Chen Changsheng se sentó contra el árbol roto, tosiendo.

Shang Xingzhou preguntó: "?Todavía insistes en que las elecciones tienen sentido?"

Chen Changsheng respondió: "Sí, porque la forma en que elegimos determina quiénes somos".

Shang Xingzhou se quedó sin palabras.

Chen Changsheng tenía razón.

Si hubiera sido el Xu Yourong o Tang Treinta y Seis en el Jardín de Zhou, no les hubiera dado la oportunidad de elegir.

Quería que Chen Changsheng eligiera precisamente porque quería saber cómo elegiría Chen Changsheng.

Fue precisamente por esta razón que Chen Changsheng fue Chen Changsheng.

Por lo tanto, las elecciones tenían un significado.

Pero la batalla actual ya no tenía sentido.

Chen Changsheng aún podía ponerse de pie, pero su pérdida ya estaba decidida.

Al elegir abandonar el Jardín de Zhou, había abandonado toda esperanza de ganar.

Shang Xingzhou tenía una expresión más bien de madera cuando dijo: "Sólo conceden".

El tono de Chen Changsheng fue muy natural cuando dijo "No".

Shang Xingzhou estuvo callado por un momento, y luego su derecha se apoderó de la empuñadura de una espada.

No la Espada Inoxidable, sino su propia espada.

Mientras Chen Changsheng se preparaba para levantarse, su mano derecha cayó sobre el árbol roto.

De repente, su mano golpeó algo sólido ydifícil.


Advertisement

Share Novel Ze Tian Ji - Chapter 1107 – A Broken Tree

#Read#Novela#Ze#Tian#Ji#-#Chapter#1107#–#A#Broken#Tree