Ze Tian Ji - Chapter 1123 – If You Were Chusu

Advertisement

Capítulo 1123 - Si fueras Chusu

Traducido por: Hypersheep325

Editado por: Michyrr

La luz de las estrellas era magnífica esta noche. Después de ser cortado por la intención de la espada y esparcido por el área, solo hizo que la pradera fuera más brillante. Era como que el día había llegado temprano y lo iluminaba todo.

La sangre era negra, y cuando la salpicó contra la hierba, silbó y dejó escapar un humo acre. La hierba verde rápidamente se volvió negra.

En medio de feroces aullidos y violentos vientos, un monstruoso Qi perturbó al mundo.

La suciedad se disparó en el aire como una cascada en reversa antes de ser rápidamente aplastada por esos intentos de espada impresionantes.

Después de un tiempo, todo finalmente se calló.

Chusu permaneció en su posición original, bajó la cabeza.

Había nacido bajo y con un jorobado, así que con la cabeza baja, parecía bastante manso y lamentable.

Su túnica negra se había vuelto aún más andrajosa, su superficie cubierta de sangre y polvo. Dos enormes lágrimas habían sido rasgadas a través de su frente.

Esas fueron las lágrimas que dejaron las espadas cuando atravesaron sus escamas y su piel, separando sus huesos y músculos y dejando que su sangre fluyera libremente.

Las alas grises de la carne se agitaron débilmente dos veces, rociando sangre negra, sus viejas heridas ahora completamente abiertas.

Su brazo cortado sobresalía de la hierba mientras su espada falsa ya había sido convertida en polvo por la espada Qi.

Con el lugar donde estaba parado como el centro, un círculo de veinte zhang a su alrededor estaba cubierto de sangre venenosa.

Los monstruos habían sido atrapados en este asalto, pero no muchos habían muerto. La gran mayoría de los monstruos habían sido llevados lejos por el Mono Tierra.

No había espadas en ese cielo estrellado, ya que todas las espadas ya habían regresado a su envoltura.

La funda estaba atada a un cinturón.

Chen Changsheng no dijo nada, solo lo miró.

"Todo fue falso".

Chusu levantó la cabeza y habló con su voz áspera: "La invencibilidad era falsa, el legado era falso, y desafiar los cielos y obtener el Dao también era falso. Incluso contar con los demás para sobrevivir era falso. Solo quería vivir, pero no había sentido en mi existencia, por lo que incluso la vida era falsa. Nací solo para ser una herramienta para matar gente ".

No estaba mirando al Mono terrestre cuando dijo esto, sino al sur.

La Secta de longevidad estaba al sur.

Hubo un momento de silencio, luego Chen Changsheng dijo: "También nací como una herramienta, pero creo que desde que existimos, naturalmente tiene un significado".

Desde cierta perspectiva, él y Chusu tenían antecedentes muy similares.

Chusu negó con la cabeza. "Eso es porque conociste a algunas personas que podrían darle sentido a tu existencia".

Chen Changsheng pensó en esto, y luego dijo: "Tienes razón".

Chusu dijo: "Entonces eres más afortunado que yo y más bendecido que yo".

Chen Changsheng respondió: "Sí, pero esto no puede convertirse en una razón".

?Que razón? Por supuesto, una razón para hacer el mal.

Una experiencia de vida trágica podría ser una fortuna para la mente, pero no podría ser una deuda que podría transferirse aleatoriamente a otros.

Los amargos encuentros de la infancia podían engendrar mucha simpatía, pero si uno crecía y se volvía un demonio asesino y loco, esa era todavía la responsabilidad de uno de soportar.

Chusu no había cometido actos monstruosamente malvados en los últimos años en las praderas, pero sus manos aún se habían bañado en una cantidad no pequeña de sangre.

Chusu entendió lo que quería decir y sabía que sería difícil escapar de este desastre. Él comenzó a reír suavemente.

"Si fueras yo, ?te convertirías en Chusu o Chen Changsheng?"

Estas fueron sus últimas palabras para el mundo.

Su cuerpo se derrumbó en diez partes, cayendo al suelo como una pila de bloques.

La sangre negra salpicó por todas partes, un Qi picante e insidioso se extendió por todas partes.

Xu Yourong extendió su mano, encendiendo una llama.

Esta llama estaba impregnada de un brillo dorado sagrado. Brilló en la tierra, incluso viajando bajo tierra a través de las grietas.

La sangre negra se transformó en humo al encontrarse con las llamas, crujiendo y siseando.

A medida que el picante e insidioso Qi se purificaba gradualmente, parecía que algún fantasma gemía, sus aullidos estaban llenos de odio y miedo extremos.

A medida que las llamas doradas se disiparon gradualmente, Chen Changsheng dijo: "Tal vez esto es una especie de liberación para él".

"Si uno está insatisfecho al borde de la muerte, ?cómo puede el alma descansar tranquilo?"

Xu Yourong levantó su mano derecha y le señaló.

Tenía una pequeña herida en el cuello y varios pequeños cristales negros en la herida.

Incluso con su nivel de cultivo y Xu Yourong a su lado, matar por completo a un monstruo como Chusu aún requería pagar un precio, asumiendo ciertos riesgos.

Una tenue luz, rebosante de aura divina, emergió de la palma de la mano de Xu Yourong y cayó sobre el cuello de Chen Changsheng.

Los cristales negros se derritieron como copos de nieve ante el sol abrasador. Al mismo tiempo, la herida se cerró rápidamente.

Xu Yourong advirtió: "Lógicamente hablando, no hay necesidad de que temas la corrosión del arte de Yellow Springs, pero es mejor que tengas cuidado".

Chen Changsheng respondió: "Gracias".

Xu Yourong dijo: "Que la Sagrada Luz esté contigo".

Chen Changsheng dijo sinceramente: "Entonces quiero que siempre estés a mi lado".

Estaba haciendo una observación romántica, a pesar de que no era tan bueno para decirlas. Hablaba demasiado en serio, por lo que se veía bastante tonto, pero esto hizo que sus acciones solo fueran más conmovedoras.

Sin embargo, Xu Yourong no tuvo reacción. Ella parecía fría e indiferente.

Chen Changsheng no entendía por qué y quería preguntar, pero fue interrumpido.

En algún momento, el Mono de la Tierra había venido antes que él. Ahora estaba arrodillado y besando el suelo a sus pies, apareciendo extremadamente respetuoso y ferviente.

Chen Changsheng de repente entendió un principio.

Aunque el Mono de la Tierra era un monstruo muy conocido por su astucia e insidiousness, era mucho más fácil decir lo que estaba pensando de lo que era decir lo que una mujer estaba pensando.

"Te detuve para que no hicieras nada en este momento, no porque no confiara en ti, y no porque tuviera objeciones sobre ti".

Chen Changsheng miró a Xu Yourong y luego continuó: "Tampoco estaba simpatizando con él. Simplemente no creía que fuera necesario".

Nunca le había gustado el plan de Hu Thirty-Two.

Chusu realmente tenía una razón para morir, pero ?tenía que morir por una traición?

Estaba hablando con el Mono Tierra, pero también le estaba explicando a Xu Yourong.

No estaba seguro de si la fría indiferencia de Xu Yourong tenía algo que ver con este asunto.

A medida que las llamas en el suelo se extinguían gradualmente, las llamas en el suelo se intensificaron. La luz ardiente estalló en las grietas, apareciendo como un rayo solidificado, imbuido de una belleza aterradora.

La mirada de Xu Yourong pasó volando entre las llamas y en la distancia. Ella preguntó: "?Estás segura de que él vendrá por aquí?"

Chen Changsheng dijo: "Antes de dejar Blue Pass en ese momento, se reunió con Chen Chou. La señal que acordaron es la misma que esta vez".

Chen Chou fue el General divino del cuartel general del Monte Song Song promovido por la ortodoxia, por lo que el significado de esa persona que se reunió con él fue muy claro.

Xu Yourong preguntó: "Esa persona tiene un temperamento tan terrible, así que ?por qué él confía tanto en ti?"

Chen Changsheng explicó: "En ese año, cuando estabas recluido, me reuní con él una vez".

Xu Yourong sabía de este asunto, pero no había esperado que tuviera una influencia tan masiva en esa persona.

El viento se movió cuando la Grulla Blanca aterrizó a su lado.

Ella montó la grúa y cerró los ojos para descansar.

Hace unos días, ella había dejado Holy Maiden Peak después de recibir algunas noticias, y esta noche, se había apresurado después de recibir el mensaje del sentido espiritual del Gran Peng de alas doradas. Ella ya estaba profundamente agotada.

Chen Changsheng había llegado aún más lejos, por lo que estaba aún más cansado, pero no podía dormir.

Contempló las montañas de piedra desoladas a lo lejos, esperando silenciosamente.

En el otro lado de esas montañas estaba el mundo de los demonios.

?Quién volvería de allí esta noche?


Advertisement

Share Novel Ze Tian Ji - Chapter 1123 – If You Were Chusu

#Read#Novela#Ze#Tian#Ji#-#Chapter#1123#–#If#You#Were#Chusu